Notas


Francia prosigue expulsión de gitanos pese a críticas internacionales

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Francia desafió este viernes la oleada de críticas internacionales por las masivas repatriaciones de gitanos con nuevas expulsiones de miembros de esa minoría hacia sus países de origen en Europa oriental.

Un avión con unos 130 gitanos a bordo despegó el viernes del aeropuerto parisino de Roissy con destino a Timisoara, en Rumania, constató una periodista de la AFP. Llegaron al aeropuerto flanqueados por policías, con semblante serio y sin querer hacer declaraciones a la prensa.

Gitanos en Francia | Giovanni Cassanese

Gitanos en Francia | Giovanni Cassanese

En momentos en que la oposición acusa al presidente francés Nicolas Sarkozy de “racismo de Estado” y Rumania expresa preocupación, el ministro de Inmigración e Identidad Nacional, Eric Besson, había anunciado que otros 139 gitanos serían repatriados en avión, tras la expulsión de 86 personas el jueves.

Para el presidente rumano, Traian Basescu, “lo que está ocurriendo en Francia prueba la necesidad de un programa europeo de integración”, un pedido que Rumania viene formulando desde 2008. El canciller rumano teme, por su parte, “reacciones xenófobas”.

Besson aseguró que se trata de “regresos voluntarios”, ya que cada adulto que acepta volver cobra 300 euros (385 dólares) y los menores de edad, 100 euros cada uno. Un especialista consultado por la AFP afirmó que, de no aceptar irse ahora, Francia podría expulsarlos un mes después sin entregarles dinero alguno.

Si bien Rumania y Bulgaria son miembros de la Unión Europea (UE), Francia tiene la posibilidad de obligar a rumanos y búlgaros a regresar a sus países tras tres meses de estadía. Pero tienen la posibilidad de regresar. “Por supuesto que pensamos volver a Francia. Se vive mejor que en Rumania”, dijo a la AFP Ionut Balasz, de 26 años, al llegar el jueves a Bucarest.

Otros afirman que la política de “firmeza” del gobierno de Sarkozy les quita ganas de volver: “Era muy duro (vivir) en Francia, teníamos presiones permanentes (…) de la policía”, declaró a la AFP Gabriel, otro gitano repatriado junto a su mujer y sus dos hijas.

Francia expulsó a unos 10.000 cíngaros rumanos y búlgaros el año pasado, pero éstas son las primeras expulsiones desde las declaraciones de Sarkozy sobre los gitanos. El presidente francés estimó a fines de julio que los disturbios callejeros consecutivos a la muerte de un joven por disparos de un gendarme mostraban “los problemas que plantea la conducta de algunos gitanos”. Además, Sarkozy anunció prácticamente al mismo tiempo una “verdadera guerra” contra la “criminalidad”.

Poco después, tras una polémica reunión dedicada a los gitanos en la que participaron altas autoridades francesas, el gobierno afirmó que la mitad de los campamentos ilegales en Francia serían desmantelados en un plazo de tres meses.

La ONU criticó con severidad a Francia por establecer una relación entre inmigración e inseguridad, mientras que la izquierda francesa acusó al gobierno de derecha de promover un “racismo de Estado”.

Unas 400.000 personas, francesas en un 95%, forman parte de la comunidad gitana en Francia. El resto está formado por personas de origen búlgaro, rumano y de otros países balcánicos, cuyo número va en constante aumento, según el gobierno.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados