Notas


Bolivia admite incapacidad para frenar incendios forestales sin control

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los incendios forestales en Bolivia, causados por la quema de pastizales para la siembra, ya han afectado 1,5 millones de hectáreas en siete de los nueve departamentos del país, según autoridades que reconocieron la incapacidad del gobierno para frenar estos siniestros.

La oficina gubernamental Autoridad de Fiscalización de Bosques y Tierra (ABT) informó que se han registrado incendios en zonas de los departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca, Cochabamba, La Paz, Tarija, Beni y Pando, estos últimos en la Amazonía.

Sólo en los departamentos andinos de Oruro y Potosí no se han registrado incendios provocados por los ‘chaqueos’, una práctica campesina que consiste en quemar pastizales para preparar la tierra para la siembra y que se ha intensificado en los últimos años.

“Estamos a punto de ingresar en un desastre natural en casi todo el país, pero lo que más me asusta son los incendios de Santa Cruz, del norte amazónico y de La Paz”, en zonas fronterizas con Perú y Brasil, dijo el responsable de la Dirección de Gestión Forestal del Viceministerio de Medio Ambiente, Beimar Becerra.

La preocupación gubernamental se centra en que Bolivia no tiene la capacidad humana ni técnica para combatir incendios de gran magnitud.

“¿Que no estamos equipados para combatir incendios? Sí, no lo estamos. En tantos años de vida del pueblo boliviano, no hay ningún equipamiento para combatir incendios”, reconoció el jueves el presidente Evo Morales.

Becerra dijo que Bolivia espera que el gobierno brasileño facilite hidroaviones para ser utilizados desde lagunas y ríos navegables en la Amazonia.

La preocupación gubernamental aumenta tras el último balance realizado por el director de la ABT, Cliver Rocha, quien dijo que los incendios -según datos satelitales- han afectado 1,5 millones de héctareas en todo el país, un 50% más que la cifra reportada hace unos días.

“Estos 25.500 focos de calor se han registrado en 1,5 millones de hectáreas”, dijo Rocha en conferencia de prensa.

El funcionario dijo temer que “podemos superar (a fin de año) la cifra histórica de desastres de 2004, cuando se tenían aproximadamente 50.000 focos de calor en unas seis millones de hectáreas”.

La quema de pastizales parte de una práctica que se basa en concepciones equivocadas, comentó a la AFP Edwin Alvarado, coordinador de la ONG Liga de Defensa del Medio Ambiente (Lidema), quien dijo además que hay una tendencia a que el problema crezca cada año.

Hay una creencia de que la quema de maleza “genera ceniza que ayuda a aligerar la estructura de los suelos (y mejorar su calidad), pero sin embargo la ceniza, que también aporta potasio, por el contrario elimina las formas microbiológicoas que permiten la regeneración natural de los suelos. Entonces es contraproducente”, explicó Alvarado.

El especialista mencionó además que por efecto de la labor del hombre se aumenta la frontera agrícola, que deja como saldo el desmonte de tierras (unas 400.000 hectáreas por año) y la desaparición de bosques que conservan la humedad del suelo.

El especialista estimó que otro factor de riesgo de incendios es que muchos dueños de grandes parcelas “le prenden fuego a sus tierras para demostrar que hay actividad económica allá”, a fin de evitar una eventual expropiación.

Esto se realiza debido a la política implementada por el presidente Evo Morales, quien advirtió que expropiaría tierras improductivas para distribuirlas a favor de indígenas y campesinos sin tierra.

Según el ministerio de Medio Ambiente, al final de la temporada de chaqueos (noviembre) se registraron 29.743 focos de calor en 2005; 21.827 (2006); 24.451 (2007); 23.794 (2008) y 24.212 (2009).

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados