Notas
Fidel Castro retorna al Parlamento dejando a su hermano Ra√ļl a cargo de la pol√≠tica interna de Cuba
Publicado por: Alberto Gonzalez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El retorno del l√≠der cubano Fidel Castro al Parlamento tras 4 a√Īos de enfermedad reafirm√≥ su nuevo rol centrado en la agenda internacional, dejando la pol√≠tica dom√©stica a su hermano Ra√ļl, impulsor de un lento proceso de cambios en la isla.

En una sesi√≥n cargada de simbolismo, el ex presidente, quien cumplir√° 84 a√Īos el viernes, alert√≥ a los diputados el s√°bado del peligro de una guerra nuclear si Estados Unidos e Israel atacan a Ir√°n, sin mencionar una palabra sobre pol√≠tica interna.

Castro, quien el 31 de julio de 2006 dejó el poder a su hermano por una grave crisis de salud, explicó en la reunión, transmitida en vivo, su interés de hacer conciencia, persuadir al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y seguir escribiendo sus memorias, cuyo primer volumen presentó hace una semana.

“Para mi lo m√°s importante era esta reuni√≥n de la Asamblea. Es la cumbre del esfuerzo que he venido haciendo (…), como cosa importante, excepto algunas que surjan, como tareas, el lanzamiento del libro y por ahora no tengo nada m√°s que hacer. Me sobra tiempo”, coment√≥.

Aunque conserva su esca√Īo y el poderoso cargo de primer secretario del Partido Comunista, Castro tuvo en el √ļltimo mes una decena de encuentros con intelectuales, pol√≠ticos, j√≥venes y cient√≠ficos, exclusivamente para hablar de Ir√°n, sin opinar de la situaci√≥n del pa√≠s, lo que llama la atenci√≥n a los cubanos.

Su vuelta a la actividad p√ļblica comenz√≥ el 7 de julio en momentos en que se anunci√≥ la liberaci√≥n de 52 presos pol√≠ticos, lo que fue interpetrado por algunos analistas como un aval a la decisi√≥n de Ra√ļl, y por otros como una reafirmaci√≥n de protagonismo frente a su hermano.

El m√°ximo l√≠der de la revoluci√≥n tampoco asisti√≥ a la sesi√≥n del Parlamento del domingo pasado, centrada en la crisis econ√≥mica del pa√≠s, y en la cual Ra√ļl anunci√≥ medidas para paliarla, como una apertura a los peque√Īos negocios privados.

En ese discurso, Ra√ļl descart√≥ una “lucha de tendencias” en la decisi√≥n de cambios en la isla: “Aunque les duela a los enemigos, nuestra unidad es hoy m√°s s√≥lida que nunca”.

Cuando asumi√≥ formalmente la presidencia en febrero de 2008 al renunciar Fidel, Ra√ļl dijo que le consultar√≠a las decisiones importantes, y emprendi√≥ una serie de cambios, aunque m√°s lentos y t√≠midos que los esperados por la poblaci√≥n.

Diputados que asistieron a la sesi√≥n del s√°bado negaron una divisi√≥n entre los hermanos o que Fidel influya en la lentitud de los cambios o busque opacar a Ra√ļl.

“El nunca ha salido (de la vida pol√≠tica cubana). Fidel siempre ha estado latente (…) siempre ha sido un respaldo y grande para todos, para el propio Raul Castro”, afirm√≥ el diputado Omar Gonz√°lez, presidente del Instituto de Cine.

Durante su convalencia, Castro ha escrito m√°s de 280 art√≠culos de prensa sobre los problemas del medio ambiente, la crisis econ√≥mica internacional, el peligro de extinci√≥n de la especie y principalmente la pol√≠tica “agresiva del imperio”.

En una entrevista concedida este domingo a Venezolana de Televisión y Telesur, que será transmitida el lunes, analiza el conflicto político entre Venezuela y Colombia, así como el tema de Irán.

“Ahora est√° s√≥lo para lo internacional. Me hubiera gustado que hablara algo m√°s para los cubanos, pero su labor es importante y est√° claro que Ra√ļl est√° en lo de ac√°, viendo como arreglar la situaci√≥n”, dijo Luisa Hern√°ndez, maestra retirada de 65 a√Īos.

Una serie de se√Īales refuerzan la l√≠nea. Fidel visti√≥ de uniforme verde olivo pero sin insignias de Comandante en Jefe -emblema de poder y liderazgo-, mientras Ra√ļl Castro, de guayabera blanca, escuch√≥ en total silencio durante la hora y media que en que su herman√≥ habl√≥ de la inminencia del “holocausto” nuclear.

Segundos antes de que Fidel entrara caminando a paso lento al plenario, su silla, que permaneci√≥ vac√≠a estos cuatro a√Īos, fue colocada pero en un puesto diferente al que siempre ocup√≥. Esta vez no al lado de Ra√ļl sino del jefe del Parlamento, como invitado especial.

URL CORTA: http://rbb.cl/6dri
Tendencias Ahora