Notas


Escándalo por acuerdo de Google con empresa de Internet que privilegiaría a sitios web sobre otros

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Una amarga sorpresa se llevaron los defensores de los derechos de los usuarios, luego que se develara un acuerdo secreto entre Google y la estadounidense Verizon, el que sienta las bases para que las empresas proveedoras de Internet hagan cobros diferenciados según el sitio web o servicio al que se desee acceder.

La noticia fue publicada este miércoles por The New York Times, señalando que tan pronto como la próxima semana, ambas firmas podrían anunciar el convenio bajo el cual, Google no se interpondría a los planes de Verizon para cobrar tarifas extra a los usuarios que quieran acceder a ciertos contenidos con mayor rapidez, o bien, a los creadores de dichos sitios.

De esta forma, Google podría obtener que sitios de su propiedad como YouTube, Gmail o Blogger tengan prioridad y funcionen con mayor rapidez que los sitios de su competencia; algo que resulta particularmente conveniente en redes móviles, donde su sistema Android intenta sacar ventaja al iPhone de Apple.

En apariencia esto suena ventajoso, sin embargo los partidarios de la neutralidad de redes -concepto que asegura que no haya preferencias ni restricciones para servicios o sitios web- acusan que esto provocará alzas en los precios y menores oportunidades, tanto para usuarios como para pequeños emprendedores.

Savetheinternet.com

Savetheinternet.com

Por ejemplo, en la actualidad una gran tienda por departamentos tiene -en teoría- las mismas posibilidades de llegar a los consumidores que una pequeña tienda de insumos eléctricos. Sin embargo, bajo el concepto de pago diferenciado, los grandes líderes del comercio pueden pagar cifras adicionales por privilegiar sus servicios, provocando que el resto de las tiendas presten un servicio más lento y, en apariencia, deficiente.

El tema también repercutirá en los usuarios, ya que al producirse cobros diferenciados, un proveedor de Internet podría decidir cobrar tarifas especiales a quienes deseen acceder a redes para descargar música o películas, así como a servicios de telefonía IP (Skype) o de intercambio de archivos, e incluso, cerrar estos servicios para los contratos más económicos.

“El objetivo de la neutralidad de redes es precisamente prevenir que las grandes compañías se dividan la Internet entre ellas”, dijo a The New York Times, Gigi B. Sohn, presidente y fundador de Public Knowledge, un grupo de defensa de los consumidores. “El destino de la Internet es un asunto demasiado importante como para dejarlo a negociaciones que involucren a dos compañías, incluso compañías tan grandes como Verizon y Google”.

El punto más criticado sin embargo es que durante años Google lideró la batalla a favor de la neutralidad de redes, orquestando un movimiento en favor de los derechos de los usuarios junto a compañías como Amazon o Skype, para acabar cambiando radicalmente su postura en favor de un trato especial por parte de Verizon.

El movimiento generó las iras de los activistas, quienes ya iniciaron una campaña masiva donde le piden a Google “No ser malvado” (en alusión a su ‘compromiso’ interno de no hacer cosas que dañen a los usuarios), rechazando el acuerdo que pretende llevar a cabo.

Por su parte, Google replicó negando que su acuerdo con Verizon pretenda pagar a la empresa por privilegiar sus servicios, reafirmando su compromiso con una “internet abierta”, recoge El Nacional de Venezuela. Verizon también rechazó el reportaje alegando que el matutino estadounidense había malinterpretado sus objetivos.

“Nuestro objetivo es una política marco en Internet que garantice la apertura y la rendición de cuentas”, señaló la empresa de Internet.

Sin embargo, The New York Times se defendió declarando que sus informaciones provienen de fuentes autorizadas respecto de las negociaciones que sostienen ambas firmas.

“Las declaraciones de Google sobre el artículo del The New York Times refutan algo que la información no decía”, aseguró la portavoz del periódico, Diane McNulty, al Wall Street Journal.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados