Vida Actual
Domingo 06 mayo de 2018 | Publicado a las 12:52
El incre√≠ble cambio de un joven drogadicto que fue ayudado por una ex compa√Īera de colegio
Publicado por: Scarlet Stuardo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Patrick Hinga (34) estaba totalmente sumergido en las drogas cuando Wanja Mwaura lo encontr√≥. Ambos kenianos hab√≠an sido compa√Īeros en la Escuela Secundaria Uthiru (Kenia) y, desde entonces, hab√≠an perdido el contacto hasta ese encuentro.

Lo √ļltimo que recuerda la mujer sobre su ex compa√Īero de adolescencia, es que √©ste vivi√≥ problemas con el consumo de estupefacientes desde muy temprana edad. Tras comenzar a consumir drogas a los 14 a√Īos, Patrick fue expulsado del colegio por fumar cigarrillos y marihuana, situaci√≥n que fue empeorando con el tiempo con otras sustancias.

“Ni siquiera pod√≠a hablar con √©l por mi cuenta porque se pondr√≠a agresivo. Cada vez que recib√≠a alg√ļn informe de la escuela siempre esperaba que mi esposo volviera a casa para poder preguntarle juntos”, record√≥ Nancy Wanjiru, mam√° de Patrick.

Es as√≠ como el keniano se convirti√≥ en un vagabundo conocido en Nairobi (capital de Kenia) que viv√≠a en situaci√≥n de calle, preso de su adicci√≥n que lo llevaba a realizar “locuras”. “Todo comenz√≥ con cigarrillos. Antes de que nos di√©ramos cuenta, est√°bamos fumando Bhang. Me rend√≠ a las drogas debido a la presi√≥n de los compa√Īeros”, dijo al portal keniano Daily Nation

Su madre, Nancy, intentó ayudarlo en varias oportunidades. En una de ellas, lo internó en un hospital psiquiátrico en el que se hizo conocido por escapar.

Wanja Mwaura
Wanja Mwaura

‚ÄúSe quejaba mucho y dec√≠a que todo lo que hicieron fue darle medicaci√≥n y tratarlo como un paciente mental, pero no padec√≠a de una enfermedad mental y por esto segu√≠a escapando. Pero cuando sal√≠a del hospital, deambulaba por el barrio completamente desnudo o buscaba en la basura‚ÄĚ, confes√≥ la mujer.

La situación empeoró cuando Patrick conoció una droga médica llamada Attain la que conseguía por pocos pesos y con licencias falsas. Ya fuera de control y totalmente en situación de calle, la madre se resignó y sólo se dedicó a alimentarlo.

‚ÄúSiempre √©ramos un espect√°culo. La gente llamaba a otra gente para venir, mirar y re√≠rse de nosotros cuando com√≠amos. Yo era conocida como Mama wa wazimu (la madre del loco)”, dijo al diario de Kenia DSE.

“Lo que m√°s me doli√≥ fue que mis hermanos estaban en casa con mi madre, sanos y salvos, pero yo estaba en las calles y eso fue realmente deprimente para m√≠”, admiti√≥.

Sin embargo, la vida que Patrick y su madre hab√≠an enfrentado los √ļltimos 13 a√Īos estaba a punto de cambiar. Wanja Mwaura, su ex compa√Īera, lo encontr√≥ viviendo en un rinc√≥n de la ciudad. Fue en este lugar cuando √©l le dijo que quer√≠a salir de la calle y comenzar una nueva vida.

Wanja Mwaura
Wanja Mwaura
Wanja Mwaura
Wanja Mwaura

La mujer lo anot√≥ en un centro de rehabilitaci√≥n llamado “The Retreat” y busc√≥ donaciones para pagar los gastos. Para ello, Wanja inici√≥ una campa√Īa en redes sociales, con la que reuni√≥ el dinero suficiente para ayudarlo.

Tres meses despu√©s, cuando su ex compa√Īero de aula estaba m√°s recuperado, lo ayud√≥ a crear una tienda llamada “Hinga’s Store”.

Wanja Mwaura
Wanja Mwaura

El largo camino de drogas y vagancia que vivi√≥ e hombre, fue reemplazado por una vida tranquila y desintoxicada. El hombre dijo que estaba muy agradecido con Wanja: ‚ÄúMe siento como un hombre nuevo. Rezo todos los d√≠as, pidiendo a Dios que me rescate totalmente y no volver de nuevo a la vida de drogas‚ÄĚ.

Hoy Patrick ya no luce una mirada “desorbitada” y ropa sucia, el keniano se aprecia tranquilo, limpio y mucho m√°s enfocado en su vida. “Ella me salv√≥”, dijo, mientras su madre dirige su nueva tienda hasta que lo den de alta.

Wanja Mwaura
Wanja Mwaura
Tendencias Ahora