Vida Actual
Martes 22 octubre de 2019 | Publicado a las 14:03
¬ŅQu√© es el gas lacrim√≥geno, cu√°les son sus peligros y c√≥mo atender a una persona afectada?
Por Bernardita Villa
La información es de Alberto González
visitas

A nivel mundial, el gas lacrimógeno es uno de los elementos disuasivos más utilizado para controlar protestas, por sus compuestos que incapacitan temporalmente a los manifestantes causando irritación ocular y del sistema respiratorio.

Si bien existen m√°s tipos, hay tres que son los m√°s conocidos: cloroacetofenona (CN), la dibenzoxazepina (CR) y clorobenzilideno malononitrilo (CS). Este √ļltimo, es el que actualmente utiliza Carabineros de Chile.

Se trata de un compuesto desarrollado en 1928 por Ben Corson y Roger Stoughton en la Middlebury College, que fue bautizado con las iniciales de sus apellidos (CS). Su creación buscaba reemplazar al peligroso CN, utilizado durante la Primera Guerra Mundial.

Entre sus principales s√≠ntomas se cuentan irritaci√≥n de los ojos, espasmos en los p√°rpados (blefaroespasmo), lagrimeo, irritaci√≥n de las v√≠as respiratorias y de la piel -especialmente en √°reas h√ļmedas-, salivaci√≥n, secreci√≥n nasal (rinorrea), estornudos y tos.

Pero también podría generar dolor y opresión torácica, además de náuseas y vómitos, aumento temporal de la presión sanguínea y frecuencia cardíaca. Asimismo, pacientes con asma podrían presentar una crisis, mientras que los bronquíticos crónicos pueden sufrir bronquitis aguda y bronconeumonia.

El compuesto puede ser utilizado como gas o como soluci√≥n, con aerosol l√≠quido. Para esto √ļltimo, se usan solventes como cloruro de metileno, acetona y la metilisobutilcetona, y para los propulsores utilizan butano, di√≥xido de carbono y el nitr√≥geno.

Los síntomas aparecen rápidamente 20 o 30 segundos después de la exposición, y tienden a desaparecer hasta media hora después, dependiendo del tiempo en que la persona logre respirar aire limpio.

Por lo general, una granada lacrimógena genera una nube tóxica de entre 6 a 9 metros de diámetro, cuya concentración se reduce rápidamente en la medida que se dispersa. Por lo mismo, si se detona en un espacio cerrado o en racimos, lógicamente los niveles de exposición, no de concentración, serán mucho más altos al no existir ventilación, acentuando los síntomas adversos.

Archivo | Agencia UNO
Archivo | Agencia UNO

De acuerdo al Journal of the American Medical Association, una detonaci√≥n puede llegar a tener una concentraci√≥n de entre 2 mil a 5 mil miligramos por metro c√ļbico, lejos a√ļn de los niveles letales de exposici√≥n, que est√°n por sobre los 25 mil seg√ļn antecedentes publicados en revistas cient√≠ficas aportados a BioBioChile por el doctor Andrei Tchernitchin, docente de la Universidad de Chile y presidente del Departamento de Medio Ambiente del Colegio M√©dico.

Se considera que una dosis letal provocar√≠a un da√Īo pulmonar que derive en asfixia y una falla circulatoria o que origine una bronconeumonia secundaria.

El polvo derivado de la utilización de la sustancia, por su parte, se puede asentar en el piso y permanecer activo por 5 días.

Adem√°s, cuando se calienta, el CS produce cloruro de hidr√≥geno, √≥xido de nitr√≥geno y cianuro. Sin embargo, a concentraciones de hostigamiento, su producci√≥n ser√≠a excesivamente peque√Īa y sin ninguna importancia cl√≠nica.

Actualmente no hay evidencia científica que demuestre si el CS es cancerígeno, pese a los estudios en ratas realizados por el Programa Nacional de Toxicología de Estados Unidos, de acuerdo a lo publicado por el Departamento de Salud del Reino Unido.

Asimismo, la evidencia descarta letalidad en embriones, mutagenicidad, es decir, alternaciones gen√©ticas, ni teratogenicidad -malformaciones cong√©nitas-, seg√ļn determin√≥ el Comit√© de Himsworth, grupo de expertos m√©dicos que realiz√≥ un estudio al respecto entre 1969 y 1971, para validar el uso de lacrim√≥genas. Lo anterior, pese a los reparos de la Sociedad Brit√°nica para la Responsabilidad Social en la Ciencia.

ARCHIVO | Hans Scott | Agencia UNO
ARCHIVO | Hans Scott | Agencia UNO

En esa misma línea, el Comité del Departamento de Salud del Reino Unido ha expresado su inquietud respecto a la exposición al aerosol CS en los grupos susceptibles.

Estos √ļltimos ser√≠an las personas con asma bronquial o alguna enfermedad obstructiva cr√≥nica de las v√≠as a√©reas, y quienes sufren de hipertensi√≥n u otra enfermedad cardiovascular.

¬ŅC√≥mo atender a una persona afectada por gases lacrim√≥genos?

Seg√ļn la gu√≠a elaborada por la Organizaci√≥n Mundial de Salud, Respuesta de la salud p√ļblica a las armas biol√≥gicas y qu√≠micas, lo primero es retirar al paciente de la fuente de exposici√≥n, y que respire aire fresco.

Luego, si los s√≠ntomas se mantienen, se recomienda la irrigaci√≥n de las √°reas afectadas con agua tibia, por lo menos durante 15 minutos. Cualquier part√≠cula depositada en los ojos despu√©s de la evaporaci√≥n del solvente debe lavarse con cantidades abundantes de agua tibia durante 15 minutos o m√°s, se√Īala el documento.

No obstante, advierte que en algunos casos el contacto breve con agua hidroliza el CS y puede agravar los s√≠ntomas de quemadura. ‚ÄúSe puede usar agua y jab√≥n para lavar la piel, pero debe ser seguida de irrigaci√≥n con agua tibia durante 15 minutos‚ÄĚ, agrega.

‚ÄúLas soluciones salinas o d√©biles de √°cido b√≥rico pueden aliviar los s√≠ntomas oculares y las lociones calmantes como la calamina se pueden usar sobre la piel lesionada. Los ap√≥sitos h√ļmedos que permiten que haya evaporaci√≥n, pueden calmar la piel. Los ap√≥sitos se deben cambiar cada 2 a 3 horas. Cualquier infecci√≥n de la piel se debe tratar con antibi√≥ticos‚ÄĚ, indica la OMS.

¬ŅQui√©n autoriza las lacrim√≥genas?

En nuestro país, el uso de las lacrimógenas está regulada por la Ley de Control de Armas, donde se prohíbe su uso y comercialización a particulares, quienes sólo pueden adquirir elementos elaborados sobre la base de productos naturales como extracto de ají y pimienta.

La prohibici√≥n no corre para las Fuerzas Armadas y Carabineros. Mientras que la Polic√≠a de Investigaciones, Gendarmer√≠a y la Direcci√≥n General de Aeron√°utica Civil, estar√°n exceptuadas seg√ļn la cantidad que autorice el ministro de Defensa, a proposici√≥n del director de la respectiva instituci√≥n, de acuerdo a la legislaci√≥n.

Asimismo, el texto legal indica que ‚Äúestas armas y elementos podr√°n ser utilizados en la forma que se√Īale el respectivo Reglamento Org√°nico y de Funcionamiento Institucional‚ÄĚ.

En otras palabras, no especifica la forma en la que podr√≠an ser utilizados, de ah√≠ entonces que sea com√ļn su uso durante los periodos de instrucci√≥n en las distintas escuelas matrices, seg√ļn consta en videos publicados en redes sociales.

El protocolo para gasear a manifestantes

En el caso de la polic√≠a uniformada, existe un documento titulado ‚ÄúProtocolos para el mantenimiento del orden p√ļblico‚ÄĚ de diciembre de 2012, en donde est√° especificado el ‚Äúempleo de disuasivos qu√≠micos‚ÄĚ.

De acuerdo a dicho protoloco, los vehículos lanza gases pueden entrar en operación sólo en caso que los vehículos lanza aguas no logren por completo el objetivo de dispersar una manifestación.

No obstante, lo primero que debe determinar su autorizaci√≥n, es que deben existir alteraciones al orden p√ļblico. En ese sentido, quien es responsable de su utilizaci√≥n y el motivo -como la protecci√≥n del personal que est√° siendo agredido y sobrepasado violentamente o con el fin de evitar un mal mayor- es el jefe de servicio.

Este √ļltimo, adem√°s, debe observar el espacio f√≠sico donde se va a hacer uso del gas, si es un espacio abierto o cerrado, y la direcci√≥n del viento, por ejemplo.

Luego, se sugiere hacer advertencias a través de altavoces antes de usar los disuasivos químicos, teniendo especial cuidado con el uso de los líquidos CS.

‚ÄúEl uso de agua con l√≠quido C.S., s√≥lo se utilizar√° con manifestantes que desobedezcan en forma violenta o agresiva las contenciones, despejes o detenciones, o se est√©n cometiendo graves alteraciones al orden p√ļblico, con el fin de evitar el contacto f√≠sico y enfrentamientos directos o acciones de violencia‚ÄĚ, indica el documento.

Asimismo, el protocolo establece que ‚Äúen el sector central de las ciudades estar√° restringido el uso de dispositivos lacrim√≥genos de mano y cartuchos lacrim√≥genos‚ÄĚ, los que s√≥lo se utilizar√°n frente a ‚Äúnecesidades imperiosas y luego de haber utilizado los dem√°s medios dispersores‚ÄĚ.

En ese sentido, se explicita que los gases se deben usar gradualmente dependiendo de la actitud de los manifestantes. Adem√°s, se pide tener especial cuidado del entorno, sobre todo en el caso de existir centros de salud y establecimientos educacionales.

En este punto, entrar√≠a en juego la Ley de Bases Generales del Medio Ambiente, en donde estipula que ‚Äúdeber√°n someterse al sistema de evaluaci√≥n de impacto ambiental (‚Ķ) la aplicaci√≥n masiva de productos qu√≠micos en √°reas urbanas o zonas rurales pr√≥ximas a centros poblados o a cursos o masas de agua que puedan ser afectadas‚ÄĚ.

Tendencias Ahora