Vida Actual
Lunes 12 agosto de 2019 | Publicado a las 08:35
Migra√Īa: el problema de salud subdiagnosticado y mal tratado que afecta a muchos chilenos
Por Denisse Charpentier
La información es de Comunicado de Prensa
visitas

De acuerdo con la √ļltima Encuesta Nacional de Salud (2016-2017), un 8.5% de las personas contestaron que alguna vez fueron diagnosticadas con migra√Īas o dolores de cabeza frecuentes. De hecho, en Chile, los trastornos relacionados con los dolores de cabeza son el tercer problema de salud que m√°s afecta la vida laboral, familiar y social de los chilenos, seg√ļn el estudio Global Burden of Disease.

Como explica el Dr. Cristi√°n Sedano, Neur√≥logo del Centro de Cefalea de la Red Salud Arauco y participante del primer Consenso Nacional de Migra√Īa realizado en Chile recientemente, ‚Äúla migra√Īa es una enfermedad de tipo neuroqu√≠mico, electrofisiol√≥gico, no estructural, que se caracteriza por ser hereditaria, en general, y dura toda la vida, por lo que no es cualquier dolor de cabeza.‚ÄĚ.

Sedano hace hincapi√© en que, al ser la migra√Īa una patolog√≠a y no un s√≠ntoma, debe ser diagnosticada y tratada por neur√≥logos especialistas en migra√Īa. ‚Äú√Čsta es una de las diez patolog√≠as m√°s invalidantes del ser humano, pero es subdiagnosticada, subtratada y mal manejada‚ÄĚ, afirma.

Un cerebro hipersensible a los cambios

Salir de vacaciones es toda una prueba para quienes padecen migra√Īa, pues hablamos de un cerebro hipersensible, que reacciona m√°s frente a cualquier est√≠mulo de tipo olfativo, lum√≠nico, sabores, el estr√©s y las fluctuaciones hormonales, entre otros.

Esta disfunci√≥n activa los centros del dolor, especialmente cuando se producen cambios en la rutina. As√≠, tanto salir como volver de vacaciones puede generar un alto nivel de estr√©s, el cual tambi√©n es un gatillante de las crisis por migra√Īa. El Dr. Sedano da recomendaciones para que el regreso a la rutina sea m√°s llevadero:

Mantener la rutina del sue√Īo: dormirse y levantarse a la misma hora, as√≠ como dormir la misma cantidad de horas que acostumbra tomar.

Realizar ejercicio periódicamente y mantener los hábitos de alimentación.

Manejar el estrés mental, con actividades que brinden bienestar, como terapias de relajación, mindfulness, reflexoterapia, entre otras.

– Las personas que ya han sido diagnosticadas con migra√Īa deben acudir a control peri√≥dico con su m√©dico tratante.

– Asimismo, deben mantener los tratamientos que les hayan sido indicados. Esto es de vital importancia, ya que estudios han demostrado que 93.3% de las personas, al a√Īo de haber comenzado su tratamiento, no sigue las indicaciones y no utiliza sus medicamentos como corresponde, de acuerdo con el Dr. Sedano.

Puede ser √ļtil llevar un calendario de cefalea donde el paciente pueda registrar la cantidad de crisis por migra√Īa y qu√© gatill√≥ esos episodios para poder evitarlos: puede ser alg√ļn alimento, un est√≠mulo visual, un ruido, un olor, cambios clim√°ticos, el estr√©s, entre otros. Cada persona es diferente y debe armar su propio perfil en torno a la enfermedad.

¬ŅCu√°ntos d√≠as por mes sufre de migra√Īa?

Existen distintos tipos de migra√Īa que se definen seg√ļn la cantidad de eventos o crisis migra√Īosas que presenta la persona a lo largo de un mes. La migra√Īa epis√≥dica se define como menos de 15 d√≠as de dolor de cabeza por mes, mientras que la cr√≥nica, seg√ļn la International Headache Society, consiste en ‚Äúquince o m√°s d√≠as de dolor de cabeza por mes durante un per√≠odo de tres meses, de los cuales m√°s de ocho tienen caracter√≠sticas de migra√Īa‚ÄĚ.

El especialista del Centro de Cefalea de la Red Salud Arauco se√Īala que la migra√Īa como tal es una enfermedad de tipo cr√≥nica, cuyo tratamiento se ajusta de acuerdo con el perfil de cada paciente seg√ļn su edad, el peso, si evidencia otras patolog√≠as, si tolera o no los medicamentos, o si es al√©rgico.

‚ÄúNo es tan simple como decir ‚Äėme voy a tomar esta pastilla‚Äô. Regularmente, a la persona se le realizan diversos test para evaluar c√≥mo la migra√Īa afecta su calidad de vida y, en algunos casos, cuando hay signos de alarma (una cefalea de inicio sobre los 50 a√Īos, una cefalea asociada a fiebre, entre otros), se solicitan im√°genes generales, esc√°ner o una resonancia o un electroencefalograma‚ÄĚ.

Un tratamiento adecuado a cada perfil de paciente

El objetivo del tratamiento m√©dico consiste en disminuir la cantidad e intensidad de las crisis por migra√Īa y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Hay tratamientos llamados agudos, m√°s espec√≠ficos para las crisis, que son solamente para disminuir el dolor cuando se presenta. ‚ÄúSe ocupan analg√©sicos, antiinflamatorios y triptanes‚ÄĚ, dice el Dr. Sedano.

Tambi√©n existen tratamientos preventivos o profil√°cticos, ‚Äúque se toman todos los d√≠as, en un horario determinado y con dosis determinadas, para prevenir que vengan los dolores y para disminuir la intensidad y frecuencia. Esto se da para bajar de categor√≠a al paciente: pasarlo de migra√Īa cr√≥nica a migra√Īa epis√≥dica‚ÄĚ.

En ese sentido, el Dr. Sedano afirma que el tratamiento preventivo se indica cuando la persona presenta quince o m√°s crisis al mes por un periodo de tres meses, es decir, migra√Īa cr√≥nica, o cuando tiene cuatro o m√°s crisis invalidantes al mes, o si el paciente lo solicita al tener dos crisis invalidantes por mes. ‚ÄúEn este caso se indican antidepresivos, antiepil√©pticos, anti-hipertensivos, estabilizadores del √°nimo, vitaminas e, incluso, anticuerpos monoclonales‚ÄĚ, agrega.

Adem√°s del tratamiento farmacol√≥gico se√Īalado, el Dr. Sedano indica que ‚Äútambi√©n existen terapias o tratamientos complementarios, como la terapia kin√©sica, nutricional, odontol√≥gica y psicol√≥gica debido a que hay mucha co-morbilidad en la migra√Īa como son los trastornos depresivos, ansiosos, de personalidad, el hipotiroidismo y la diabetes, entre otros‚ÄĚ.

Lo importante es, en todo caso, evitar la automedicaci√≥n, debido a que todos los medicamentos tienen un riesgo. ‚ÄúDeber√≠a haber un control m√©dico para que el especialista sea el responsable del √©xito o no del tratamiento. El m√©dico debe informar de los efectos adversos y los pacientes, por su parte, tambi√©n deben preguntar ya que est√°n en su deber y derecho‚ÄĚ, puntualiza el Dr. Sedano.

Tendencias Ahora