Vida Actual
Viernes 08 febrero de 2019 | Publicado a las 09:06
¬ŅPor qu√© las infecciones urinarias o cistitis son m√°s comunes en verano?
Por Bernardita Villa
La información es de Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Muchas mujeres tienen el mal recuerdo de alg√ļn verano en que se vieron afectadas por la cistitis, un problema que adem√°s de inc√≥modo puede llegar a ser bastante complejo.

La cistitis es una infecci√≥n que al avanzar va comprometiendo √≥rganos como las v√≠as urinarias, vejiga y ri√Īones y, si la persona no identifica sus s√≠ntomas a tiempo, podr√≠a llegar a desarrollar una cistitis aguda bacteriana.

Sobre los s√≠ntomas de esta infecci√≥n, se pueden reconocer r√°pidamente, ya que se caracterizan por generar dolor al momento de orinar (disura), aumento de la frecuencia miccional (polaquiuria), sensaci√≥n de urgencia (no poder ‚Äúaguantar‚ÄĚ) y de dificultad para vaciar la orina.

A medida que la infecci√≥n avanza, provoca molestias m√°s agudas como ‚Äúmal olor, orina m√°s oscura o tambi√©n puede aparecer sangre en la orina. Algunas pacientes pueden presentar dolor suprap√ļbico (bajo vientre) y lumbar. En ocasiones se presenta incontinencia urinaria‚ÄĚ, describe Diego Reyes, Jefe de Urolog√≠a de Cl√≠nica Bupa Santiago.

Para comprender cómo se origina una infección urinaria y prevenir su desarrollo, es importante saber que se produce por el ascenso de bacterias desde la zona perineal (anal) a la uretra, generando una infección en la vía urinaria. La causa más frecuente que propicia el desarrollo de una cistitis es la actividad sexual, ya que favorece la movilización de las bacterias.

¬ŅPor qu√© es m√°s com√ļn en verano?

En verano las consultas de mujeres con cistitis aguda aumentan, en comparaci√≥n a otras estaciones del a√Īo, seg√ļn revelan algunos estudios. Lamentablemente, la causa espec√≠fica que provoca la mayor frecuencia de casos durante los meses de vacaciones a√ļn no est√° clara, pero seg√ļn explica el especialista, las m√°s frecuentes son:

En verano hay mayor frecuencia de actividad sexual, aumentando las posibilidades de transportar las bacterias desde la zona perineal a la uretra.

A raíz de las altas temperaturas, se produce una mayor deshidratación, generando una orina más concentrada y menor frecuencia miccional.

La existencia prolongada de una mayor humedad en la zona perineal (espacio entre la vagina y el ano) también puede favorecer la movilización de gérmenes hacia la vía urinaria.

‚ÄúLa cistitis es mucho m√°s frecuente en mujeres, hasta un 50% de la poblaci√≥n femenina presentar√° un episodio de cistitis durante su vida. Este fen√≥meno se explica porque la uretra es m√°s corta en la mujer que en el hombre, y existe una mayor cercan√≠a entre el meato urinario y el perin√©‚ÄĚ, dice Reyes.

Diagnóstico y tratamiento

Ante la sospecha de tener síntomas de cistitis, se recomienda consultar a un médico, ya que solo un especialista podrá realizar un adecuado diagnóstico, el cual se hace con un examen de orina completa y urocultivo, para luego iniciar un tratamiento.

‚ÄúLas pacientes deber√≠an consultar a un m√©dico especialista en urolog√≠a cuando presentan una infecci√≥n urinaria complicada, con s√≠ntomas como fiebre o al sufrir infecciones urinarias recurrentes (m√°s de 2 por a√Īo), antecedentes de alguna patolog√≠a de v√≠a urinaria o cuando los s√≠ntomas no desaparecen, a pesar de un adecuado tratamiento‚ÄĚ, explica el ur√≥logo.

En cuanto al tratamiento que se receta a una persona con infección urinaria, en general, se aplican dosis de antibióticos orales de 5 a 7 días y analgésicos. Cabe destacar, que en muchos casos la la cistitis y sus síntomas se resuelven de manera espontánea, gracias al sistema inmune y mecanismo de defensa de nuestro organismo.

En pacientes inmunosuprimidos con bajas defensas y enfermedades crónicas, como diabetes descompensada, las infecciones urinarias pueden ser severas.

Tendencias Ahora