Vida Actual
Miércoles 28 agosto de 2019 | Publicado a las 13:04 · Actualizado a las 13:20
Expertos encuentran al "culpable" de que te hinches después de comer
visitas

Tener el abdomen hinchado despu√©s de comer, para muchos ya forma parte de su proceso digestivo. Sin embargo, esta hinchaz√≥n no es normal y funciona como una se√Īal sobre el efecto negativo de algunos alimentos en el cuerpo.

Al respecto, la secci√≥n de salud del diario El Pa√≠s consult√≥ a un experto que apunt√≥ al “culpable” de esta molesta reacci√≥n: los FODMAP.

El inmun√≥logo Eduardo Arranz, del Instituto de Biolog√≠a y Gen√©tica Molecular (IBGM), un centro mixto de la Universidad de Valladolid y el Consejo Superior de Investigaciones Cient√≠ficas (CSIC), explic√≥ que los FODMAP son “un tipo de carbohidratos de cadena corta ‚Äďoligosac√°ridos, disac√°ridos, monosac√°ridos y polioles fermentables (de ah√≠ las siglas)‚Äď” que son mal absorbidos por el intestino delgado y que terminan descomponi√©ndose en el cuerpo.

“Permanecen durante un tiempo en el intestino -primero en el delgado y si se resisten a ser digeridos, en el colon- y atraen agua, con lo que se produce un aumento de volumen. De la misma forma, revolucionan la microbiota (conjunto de microorganismos que se localizan en el cuerpo, tambi√©n llamados “flora intestinal”), formando el molesto gas.

El problema de estos carbohidratos es que están disponibles en gran parte de los alimentos. Tal como detalló la nota, está en los cereales (trigo y centeno), los edulcorantes (polioles), la leche y sus derivados (disacáridos, entre los que se encuentran la sacarosa, la maltosa y la lactosa) e incluso en las las verduras y legumbres (oligosacáridos) y las frutas y miel (monosacáridos: glucosa, galactosa y fructosa).

U.S. Department of Agriculture CC0
U.S. Department of Agriculture CC0

Si bien no se pueden eliminar estos alimentos de la alimentaci√≥n, si se ide√≥ una dieta que ayuda a mantenerlos “bajo control”, en especial a quienes sufren de colon irritable, reflujo gastroesof√°gico, sensibilidad al gluten no cel√≠aca y otros padecimientos que inflaman los intestinos.

“Contribuye a la reducci√≥n de s√≠ntomas como distensi√≥n y dolor abdominal, se hace por un tiempo limitado y luego se van incluyendo alimentos, pues en algunos casos puede generar estre√Īimiento y deficiencia en la ingesta de algunos micronutrientes”, explica la nutricionista Giselle Mu√Īoz, especialista de la Cl√≠nica Las Condes.

Esta dieta ayuda a sentir mejoras entre 4 a 6 semanas una vez comenzada, luego se incluye un plan variado. Al respecto, Arantza Ruiz de las Heras, nutricionista del complejo hospitalario de Navarra, detalló a la revista de salud y bienestar WebConsultas, cuales son los reemplazos a los alimentos y las eliminaciones que deben realizarse para lidiar con estos problemas.

Respecto a las harinas, la experta recomienda preferir harinas más finas, como las mezclas sin gluten, harina de papa, arroz, maíz, mijo o quínoa. Evitar en grandes cantidades el trigo, el centeno y las legumbres.

En tanto, en verduras y hortalizas es mejor elegir espinacas, tomate, zanahoria, pepino, pimiento y kale. Evitando el brócoli, alcachofas, coles de Bruselas, ajos y cebollas, que son las principales gatillantes de las molestias digestivas.

En relaci√≥n a las frutas, aconseja optar por el mel√≥n, la uva, la naranja, el kiwi, la pi√Īa, berries y los pl√°tanos m√°s verdes. Evitando as√≠ las manzanas, peras, mango y sand√≠a, por ejemplo.

La experta recomienda evitar los edulcorantes terminados en “ol” (como sorbitol y xilitol), que est√° mayoritariamente en dulces light (helados, chocolates, etc). Y tambi√©n aconsej√≥ elegir los l√°cteos sin lactosa.

Tendencias Ahora