Sociedad
Jueves 07 febrero de 2019 | Publicado a las 14:25 · Actualizado a las 14:42
Británico que buscaba la eutanasia publicó emotiva carta para parlamentarios minutos antes de morir
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Este jueves fue el √ļltimo d√≠a de vida de Geoff Whaley, un brit√°nico de 80 a√Īos que luch√≥ con una enfermedad no revelada que afect√≥ sus neuronas motoras.

Por la legislaci√≥n inglesa, el anciano decidi√≥ viajar a Suiza para obtener la eutanasia y no enfrentar las √ļltimas dolorosas semanas de vida.

Minutos antes de morir, publicó una emotiva carta en la que emplazó a los parlamentarios.

“Quiero inculcarles la angustia que yo y mi familia hemos experimentado, no debido a esta terrible enfermedad, sino a la ley contra la muerte asistida en este pa√≠s”, escribi√≥.

La enfermedad lo dejó sin la posibilidad de ser autovalente, por lo que Geoff tomó la difícil decisión de morir lejos de su hogar. Su esposa lo apoyó.

El hombre, oriundo de la ciudad Buckinghamshire, y que fue diagnosticado hace dos a√Īos con este padecimiento, falleci√≥ tranquilamente en los brazos de su esposa Ann, luego de una larga lucha, seg√ļn informa el diario ingl√©s Daily Mail.

Daily Mail
Daily Mail

No obstante, antes de obtener el visto bueno en Suiza, la pareja debi√≥ enfrentar un serio prodecimiento policial. Y es que una llamada an√≥nima alert√≥ a las autoridades de que la compa√Īera de vida de Geoff lo estaba ayudando a concretar un suicidio, lo que es penado hasta con 14 a√Īos de c√°rcel si tuviera lugar en Reino Unido.

La mujer fue citada por la policía para entregar detalles, situación que, aseguró en su carta, destruyó todo lo que habían estado preparando. No se trató sólo de eso, pues además estuvieron yendo a su casa constantemente para asegurarse de que la muerte asistida no se concretara.

Por esto, el abuelo de cuatro nietos cont√≥ que sus √ļltimas horas de vida hab√≠an sido “destruidas por las visitas de los servicios sociales y la polic√≠a”. “Ninguna familia deber√≠a tener que soportar el tormento que hemos sufrido en las √ļltimas semanas”, escribi√≥.

Finalmente, logr√≥ el visto bueno para realizar el procedimiento y viaj√≥ hasta la ciudad de Zurich, Suiza, donde acudi√≥ hasta la cl√≠nica Dignitas. En ese lugar, por un costo de 10.000 libras esterlinas (mas de 8 millones de pesos), dio sus √ļltimos respiros. Con eso, afirm√≥, se quit√≥ un peso de encima.

El octagenario, que antes de morir cenó en la ciudad con toda su familia reunida, también dejó otras cartas privadas para sus cuatro nietos y sus dos hijos adoptados.

DailyMail
DailyMail
Tendencias Ahora