Sociedad
S√°bado 07 julio de 2018 | Publicado a las 11:52
Británico relata duro testimonio de tortura que vivió para "revertir" su homosexualidad
Publicado por: Scarlet Stuardo La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Peter Price ten√≠a 18 a√Īos cuando sufri√≥ una terapia de conversi√≥n, que deb√≠a revertir su homosexualidad. Despu√©s de tres d√≠as de un duro tratamiento, no cambi√≥ su orientaci√≥n sexual, aunque sus secuelas perduran.

Este presentador de radio, de 72 a√Īos, residente en Liverpool (Inglaterra), le indigna que la legislaci√≥n brit√°nica no proh√≠ba esta pr√°ctica, a pesar de que esta misma semana el gobierno de Theresa May anunci√≥ un plan de 4,5 millones de euros (5,29 millones de d√≥lares) para “mejorar la vida de las personas LGBT” (lesbianas, gays, bi y transexuales).

Despu√©s de muchos a√Īos de haber rehuido esta experiencia traum√°tica, Price da su testimonio, con la esperanza de que ning√ļn otro homosexual sufra esta “tortura”.

En 1964, Peter Price acept√≥ ir al Diva Hospital, una cl√≠nica psiqui√°trica situada en Chester, al lado de Liverpool. Quer√≠a calmar los temores de su madre: “Estaba desesperada cuando le anunci√© que era homosexual”.

La homosexualidad era considerada un delito en la década de los sesenta en el Reino Unido.

“Fuimos a ver a un m√©dico, que nos dijo que hab√≠a un remedio”, recuerda Price. Este consist√≠a en seguir un tratamiento durante cinco d√≠as, “una terapia por aversi√≥n”, que somete al paciente a una estimulaci√≥n sexual asociada a una experiencia desagradable.

Encerrado en una habitaci√≥n sin ventanas, tuvo que seguir el mismo ritual, una hora tras otra. En un radio cassette escuchaba el relato de actos sexuales, miraba fotograf√≠as de hombres en ba√Īador y luego le hac√≠an inyecciones que le provocaban diarreas y v√≥mitos.

“Estaba estirado encima de mis excrementos, era horrible”, lamenta. “La idea era provocar un sentimiento de repugnancia cuando uno piensa en otro hombre”.

Despu√©s de seguir la terapia durante tres d√≠as sin interrupci√≥n, Price quer√≠a abandonar el hospital. “Me estaba volviendo loco, ya no me interesaba el tratamiento, lo √ļnico que quer√≠a era salir de all√≠”.

Pese a la insistencia del psiquiatra de supervisar las operaciones, consigui√≥ escapar antes de llegar a la √ļltima fase de la terapia: los electrochoques. Deb√≠an darle una descarga el√©ctrica cada vez que se excitara sexualmente.

“Despu√©s de esto, decidir cambiar de vida y asumir quien era”, confiesa.

Nunca consigui√≥ explicarle esta mala experiencia a su madre. Tuvo que esperar hasta el medi√°tico caso de un grupo de soldados expulsados del ej√©rcito brit√°nico por su homosexualidad, a los que readmitieron tras una sentencia en 1999 del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), que situ√≥ las terapias de conversi√≥n en el debate p√ļblico en Reino Unido.

Cincuenta a√Īos de retraso

“Este caso tuvo un impacto en mi estado de √°nimo que no consigo explicar”, reconoce el presentador de radio.

“Mi vida fue satisfactoria, mi carrera profesional exitosa, pero tambi√©n hubo periodos terribles de depresi√≥n, pensamientos muy oscuros a causa de esto”, cont√≥ respecto a la terapia de conversi√≥n.

El nuevo plan del gobierno brit√°nico pretende poner punto y final a las terapias de conversi√≥n, calificadas de “pr√°ctica abyecta” por la primera ministra Theresa May.

“Llevan cincuenta a√Īos de retraso”, afirma indignado Price. “Sal√≠ adelante, porque soy una persona fuerte. ¬ŅPero cu√°ntos habr√°n sufrido en silencio? ¬ŅCu√°ntos no lo habr√°n superado?”, se pregunt√≥.

Seg√ļn un estudio realizado en 2017 por la Oficina gubernamental de igualdades, con el testimonio de 108.000 personas homosexuales, bi o transexuales, al 7% de los integrantes de la comunidad brit√°nica LGBT les propusieron una terapia de conversi√≥n, y el 2% la padecieron.

En el 51% de los casos, grupos religiosos llevan a cabo estas terapias, mientras que profesionales sanitarios las efect√ļan entre el 19% y el 16% de los casos.

Barco que dar√° vuelta al mundo: R4W abandona Chile para dirigirse a la Polinesia Francesa

El barco que dará la vuelta al mundo sólo con energías renovables

¬ŅC√≥mo funciona las energ√≠as limpias de la embarcaci√≥n Race For Water?

M√ĀS NOTICIAS
Tendencias Ahora