23 enero, 2021 | Publicado a las 13:07
23 enero, 2021 | Publicado a las 13:07
Crioterapia: el tratamiento que usa Rafael Araneda que no está aprobado por la FDA
Crioterapia: el tratamiento que usa Rafael Araneda que no está aprobado por la FDA
Por Solange Garrido Visitas:
Rafael Araneda en tratamiento de crioterapia
Publicado por Solange Garrido
Visitas:

Desde hace un tiempo, un tratamiento que utiliza el frío extremo ha ganado muchos adeptos, entre ellos celebridades como Madona -para recuperarse tras sus conciertos- o el actor Daniel Craig, para mantener su estado físico en filmaciones.

Pero no son los únicos, pues también se usa en el ámbito deportivo, donde lo han probado Usain Bolt y la nadadora nacional Bárbara Hernández.

Hablamos de la crioterapia, la que según explicó a Página 7 el académico de la Escuela de Kinesiología de la UDLA, Ignacio Astudillo, es una exposición a aire seco muy frío producido por nitrógeno líquido por debajo de los -100°C, por muy bajo tiempo.

“El frío extremo genera que el metabolismo se vea afectado, o por lo menos eso se teoriza, que aumente la irrigación de los vasos capilares y con todo esto muchos efectos supuestos”, comenta el especialista, que no apoya este tratamiento por falta de evidencia científica sobre sus beneficios.

“Se han hecho algunos estudios interesantes, donde se ha demostrado de forma experimental la disminución de los marcadores de la inflamación. Producto de que los resultados no han sido del todo convincentes, no tiene la aprobación de la Administración de Medicamentos y Alimentos, FDA (por sus siglas en inglés), como una terapia médica”, explica a CHV Noticias Nicolás Bunster, cardiólogo de Clínica UAndes.

Por su parte, Beatriz Arteaga, directora de la Escuela de Técnico de Enfermería de Nivel Superior de la misma casa de estudios, indica a nuestro medio que “la aplicación de hielo es una técnica terapéutica que está comprobado que produce vasoconstricción periférica, disminuye la inflamación de las lesiones musculoesqueléticas y produce un efecto analgésico potente, es decir, disminuye el dolor”.

No obstante, señala que “la utilización de hielo en toda la superficie corporal -como en el caso de la crioterapia- es más reciente” en nuestro país.

“Estas cabinas o criosaunas -describe la literatura, provocan una vasoconstricción periférica generalizada por estos minutos (unos 3 aproximadamente), lo que estimula a que la circulación se localice rápidamente en los órganos vitales y aumente la presión sanguínea o arterial”, detalla.

La profesional de UDLA agrega que “esto también podría ayudar en la disminución del dolor en aquellas lesiones musculoesqueléticas, de tejidos blandos; mejora también la turgencia y la consistencia de los tejidos de la piel, ayudaría a la eliminación de toxinas y a disminuir espasmos musculares o daños traumáticos, que puedan producirse en lesiones”.

Cuidados

Arteaga recalca que “es muy importante considerar que existen riesgos asociados, por lo que la recomendación es que antes de acudir a esta terapia siempre tiene que haber una evaluación medica que corrobore que no habría contraindicación”.

“Está contraindicada en todas aquellas personas que tienen problemas cardiovasculares y metabólicos, en mujeres embarazadas tampoco se puede utilizar, pacientes oncológicos o en personas con tratamientos de cáncer, en enfermedades reumáticas, síndrome de Raynaud, entre otros, por lo tanto es importante que las personas consulten antes”, cerró.

A su vez, Ignacio Astudillo señala que “tiene que ser supervisado”, añadiendo que en los centros de criosaunas te entregan guantes y sandalias porque las partes terminales del cuerpo, pies y manos, pueden sufrir quemaduras por el frío extremo”.

Experiencia de Rafael Araneda y Bárbara Hernández

En conversación con CHV Noticias, la campeona mundial de nado en aguas gélidas, destacó que la crioterapia “nos ayuda mucho en los procesos antiinflamatorios, incluso en Europa es usado como un poderoso método antidepresivo y a mí personalmente en mi deporte me ayuda muchísimo en la recuperación muscular”.

En tanto, el exanimador del Festival de Viña del Mar declaró hace un tiempo a LUN que conoció la crioterapia en 2015 y la usa “para el dolor muscular y las articulaciones (…). Esto te recupera muy bien del dolor y de la sensación de estar machucado”.

Cabe destacar que la temperatura en el criosauna oscila entre los -110ºC a -196ºC, generando que la temperatura de la piel descienda hasta los -5ºC, aunque esto no altera la temperatura central del cuerpo.

Y Rafa Aranneda la sigue usando, según lo evidenció en su perfil de Instagram hace unos días.

Cabe destacar que también hay personas que la usan con fines estéticos, ya que durante la sesión -que dura 180 segundos- se queman cerca de 500 calorías.

Tendencias Ahora