Este año entró en vigencia la nueva modificación a las leyes 18.045, de Mercado de Valores, y 18.046, sobre Sociedades Anónimas, para fortalecer el buen funcionamiento del mercado por medio de la ética y la competencia leal. Con la iniciativa aumentan las sanciones a las conductas abusivas –incluso con cárcel-, existe mayor protección a accionistas minoritarios e inversionistas, se esclarecen las responsabilidades de los agentes de los mercados y la Comisión para el Mercado Financiero pasa a tener un mejor rol fiscalizador.

Las y los expertos en temas financieros apoyamos las políticas que impulsan nuevas exigencias de transparencia y reforzamiento en las funciones de los profesionales afines; pues sabemos que en muchas oportunidades las penas en Chile han sido menores que en países desarrollados. Sin embargo, el mercado local no solo debe alinearse con sus pares internacionales en materia de sanciones, también es necesario que cree las condiciones para desincentivar las irregularidades, así como quienes forman en el aula fomenten el correcto comportamiento en los mercados.

Por otro lado, respecto a la reclutación de los talentos y la nueva ley, ¿basta que la modificación agrave la sanción a los imputados con la condición “maliciosamente”? Palabra que hace la diferencia, ya que si se comprueba que la información falsa no es consecuencia de un acto deliberado, habría por tanto una menor sanción. Inevitablemente a partir de esto me cuestiono ¿Cuántos profesionales del rubro están hoy dispuestos a asumir altos cargos- y no necesariamente altos-, cuyo riesgo de caer en faltas administrativas podría implicar la privación de libertad? Porque claro, en algunos casos podrían existir profesionales que iniciando su vida laboral se vieran envueltos en una situación irregular que no fue prevista ni intencional.

Luis Landa
socio principal ARTL Auditores Chile