Opinión
Lunes 10 diciembre de 2018 | Publicado a las 18:10
La ca√≠da de Ch.ACO y el da√Īo a la internacionalizaci√≥n del arte chileno
Por Tu Voz
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Las redes ardieron la ma√Īana del jueves 6 de diciembre. Es decir, las redes de quienes se ocupan de un cierto tipo de arte contempor√°neo. No s√© si se habr√°n dado cuenta, pero hay varios tipos de arte contempor√°neo.

En Artischock, una revista de periodismo generalista de arte, que en a√Īos anteriores oper√≥ como plataforma de relaciones p√ļblicas de la feria Ch.ACO, este a√Īo se ‚Äúsac√≥ los zapatos‚ÄĚ publicando una columna en contra de la misma feria, armada a partir de an√©cdotas bastante lamentables relativas a la √ļltima versi√≥n.

Dos d√≠as m√°s tarde, una larga columna de El Mostrador, con informaci√≥n refrita y amplificando algunas de las informaciones ya adelantadas por el otro medio, volvi√≥ a la carga y sell√≥ ‚Äďal parecer- el destino de la feria.

Mientras el galerismo vendiera algo, soportaban la ca√≠da, bajo la excusa de que era nuestra √ļnica feria…
- Justo Pastor Mellado

¬ŅQu√© ocurri√≥ que hizo que la revista cambiara de postura? Todo lo que se se√Īala en estas columnas ya se lo hab√≠an advertido al equipo de gesti√≥n; pero mientras el galerismo vendiera algo, soportaban la ca√≠da, bajo la excusa de que era nuestra √ļnica feria y que hab√≠a que apoyarla.

Loable prop√≥sito que no encontr√≥ la complicidad adecuada, porque el equipo se aisl√≥ de los sectores que les indicaban unas exigencias que no entend√≠an por qu√© deb√≠an cumplir. Desde hace a√Īos el galerismo extranjero manifestaba sus cr√≠ticas ante un trato que no satisfac√≠a las promesas. Pero segu√≠an viniendo a perder dinero, bajo la creencia voraz de que algo se pod√≠a salvar.

La columna es importante porque resume un malestar colectivo que ya hab√≠a hecho su camino…
- Justo Pastor Mellado

Pero como siempre ocurre, el c√ļmulo de infracciones lleg√≥ a un punto en que a la revista no le qued√≥ m√°s que ‚Äúsubirse al carro‚ÄĚ y pas√≥ a sistematizarlas, exponi√©ndolas como un inventario que recog√≠a lo que ya todo el mundo dec√≠a. La columna es importante porque resume un malestar colectivo que ya hab√≠a hecho su camino. Esto quiere decir que el comportamiento de las gestoras de Ch.ACO sobrepas√≥ todo lo aceptable.

En términos estrictos, la columna de Artischock no es una columna de crítica, sino una miscelánea montada a partir de una construcción de insatisfacción, experimentada por un sector de usuarios que no está acostumbrado al maltrato. Las gestoras habrían incumplido un protocolo implícito que debía reunir condiciones mínimas para que una producción de esta naturaleza funcionara.

Las menciones que se hacen a la ausencia de wifi, a la interminación de stands, a la delgadez de la tabiquería, a la lejanía, a la cantidad de polvo, al carácter de ruina del entorno, al chiste de plan piloto, etc., configuran una lista de situaciones que hablan de una gran incompetencia a nivel de la gestión material.

La columna omite situaciones, que si bien denuncian la existencia de severos conflictos de inter√©s que ponen en duda la probidad √©tica de su conducci√≥n, no ahonda en las abiertas sospechas de nepotismo y abuso de confianza…
- Justo Pastor Mellado

Sin embargo, la columna omite situaciones, que si bien denuncian la existencia de severos conflictos de inter√©s que ponen en duda la probidad √©tica de su conducci√≥n, no ahonda en las abiertas sospechas de nepotismo y abuso de confianza que rodean la producci√≥n de esta √ļltima versi√≥n, pero que viene a profundizar la crisis de desarrollo que ya se ven√≠a advirtiendo en versiones anteriores.

La columna de Artischock recoge lo que todo ese mundo del arte comentaba en voz alta desde el primer d√≠a de la feria, por lo que no dice nada nuevo ni tampoco expone alg√ļn tipo de riesgo narrativo. Lo que hace es no abordar la principal incompetencia de esta feria, que es de car√°cter conceptual y pol√≠tico.

Los efectos pol√≠ticos son graves. Para llegar a este grado de descomposici√≥n, el equipo de gesti√≥n tuvo que disponer de la tolerancia de muchas personas y organizaciones que esperaban que la existencia de esta feria contribuyera a la internacionalizaci√≥n del arte chileno. Desde hace a√Īos ya se lo ven√≠an advirtiendo, pero nadie les exigi√≥ que cambiaran el rumbo, tanto en el trato como en sus proyecciones.

El hundimiento de la feria causa un gran da√Īo a la estrategia de internacionalizaci√≥n del arte chileno
- Justo Pastor Mellado

En esa medida, el hundimiento de la feria causa un gran da√Īo a la estrategia de internacionalizaci√≥n del arte chileno, en cuanto a la incapacidad que demostramos los chilenos para ejecutar pactos de reciprocidad. No se puede tener pol√≠tica exterior sin exhibir de vuelta una capacidad de reciprocidad. La feria no le hizo ning√ļn favor a la escena.

Pero a√ļn, hoy d√≠a, el galerismo chileno tiene que explicar donde quiera que vaya, qu√© fue lo que pas√≥. Es decir, de manera impl√≠cita, estar√° dando la cara por un naufragio del que tambi√©n ha sido c√≥mplice, porque no fue capaz de detener este fracaso.

No hay que rasgar vestiduras de manera tan elocuente. Esto no depende solo de las ma√Īas y del abuso de confianza en el que han incurrido las gestoras de Ch.ACO. Esto es un fracaso de car√°cter estrat√©gico, que afecta el ‚Äúmodelo de negocios‚ÄĚ del arte chileno. Este ha sido el mayor desprestigio.

Lo que hay que hacer es consolidar el galerismo local y dejar de jugar con ‚Äúla alternativa‚ÄĚ.
- Justo Pastor Mellado

¬ŅC√≥mo es posible que una escena de arte local como √©sta no sea capaz de mantener un mercado consecuente? Es que el error consiste en pensar que la solidez del mercado est√° determinada por una feria.

Una feria es, m√°s bien, un s√≠ntoma. El trabajo real, el trabajo pesado lo hacen, siempre lo han hecho, dos o tres galeristas. Lo que hay que hacer es consolidar el galerismo local y dejar de jugar con ‚Äúla alternativa‚ÄĚ.

Las galerías no son centros culturales sustitutos ni tampoco aparatos editoriales de compensación. Si tan solo el galerismo hiciera su trabajo, nos protegeríamos contra el abuso de confianza de agentes que sorprende que hayan llegado a ocupar el lugar que ostentaban. Eso habla de la fragilidad de nuestro espacio.

Cualquiera llega, grita, inventa, especula, ficciona un negocio, ilusiona, enga√Īa, y luego cae arrastando consigo a todos quienes fueron enga√Īados, ilusionados, abusados, y que no perdonan el haber sido puestos en dicha condici√≥n. Por eso la reacci√≥n ha sido muy violenta y la ca√≠da, muy feroz.

Justo Pastor Mellado
Crítico de Arte y Curador independiente.
Director Centro de Estudios de Arte (CEdA)
Premio Regional de Ciencias Sociales “Enrique Molina”. Concepci√≥n, 2009

Tendencias Ahora