Opinión
Viernes 21 septiembre de 2018 | Publicado a las 17:12 · Actualizado a las 19:12
"S√ļper Mario" responde al CDE: "Ellos creen que uno anda detr√°s de la plata, pero no perrito"
Publicado por: Matías Vega
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los 33 mineros que quedaron atrapados en 2010 respondieron a los argumentos esgrimidos por el Consejo de Defensa del Estado (CDE) al apelar a la resolución de la Justicia chilena de ordenar al Estado a pagar una millonaria indemnización total de casi $2.500 millones a los afectados.

En específico, el CDE defendió que los afectados ya reciben una pensión cercana a los $400 mil: monto superior a lo que gana el 50% de los trabajadores en el país.

Pero no s√≥lo eso. “Los 33” han recibido numerosos aportes de privados, varios beneficios, viajes internacionales e incluso han podido asistir a reuniones y actividades exclusivas; todo a partir del conocido accidente.

“S√ļper” Mario Sep√ļlveda fue uno de los mineros que sali√≥ al paso de las declaraciones del CDE, asegurando en conversaci√≥n con Radio B√≠o B√≠o que “seg√ļn ellos somos millonarios”, y defendiendo que lo que buscan es “justicia, porque la plata es algo que va y viene y mientras uno tiene vida y salud debe trabajar por ella”.

“Ellos creen que uno anda detr√°s de la plata, pero no perrito, yo me levanto a las 6:00 y me acuesto a las 2:00 trabajando”, sostuvo.

“Se√Īores, yo se lo digo de una vez por todas, ni con todo lo que nos paguen se nos va a pagar el da√Īo que se nos hizo”, sostuvo, y clarific√≥ que “no estamos demandando al estado sino a una entidad del estado, que es el Sernageomin, que no hizo las fiscalizaciones necesarias”.

“Hoy d√≠a, a ocho a√Īos, hay un alto porcentaje de nosotros que todav√≠a estamos en tratamiento, que todav√≠a estamos tomando medicamentos, y va a ser por toda la vida”.

A nivel personal, explic√≥ que “si fuera yo solo no tendr√≠a problema, pero yo acarre√© conmigo a mi familia. Mi hijo, mi esposa y mi hija duermen dopados, y eso lo provoc√≥ el accidente”.

Asimismo, asegura que su situaci√≥n laboral tambi√©n se complic√≥, y que con otros de los afectados “tenemos que seguir trabajando en lo que sea porque a muchos de nosotros las grandes empresas no nos reciben, especialmente a m√≠ porque soy conflictivo o sindicalista”.

Se mostr√≥ agradecido, sin embargo, con los esfuerzos del gobierno de ese entonces: “Me va a faltar vida para agradecer lo que se hizo a toda la gente que trabaj√≥ en el rescate, incluyendo al presidente Sebasti√°n Pi√Īera que apost√≥ a sacarnos. Pero ¬Ņd√≥nde queda la justicia? hasta el d√≠a de hoy sigue habiendo accidentes, ¬Ņy qui√©n paga eso?”.

Sin embargo, pese a todo, si se resolviera que el CDE no debe pagarles, “con la mano en el coraz√≥n le prometo que me lo tomar√≠a muy bien. Que no me paguen ning√ļn pesito, pero gasten esa platita en mejorarle le pensi√≥n a los profesores, o en algo que sea justo para todos”.

Tendencias Ahora