Región Metropolitana
Jueves 22 agosto de 2019 | Publicado a las 16:26
"Todavía temo por mi vida": repartidor de sushi agredido por su exjefe asegura seguir con miedo
visitas

Con una fractura en el tabique nasal y diversos hematomas quedó Manuel Sánchez, un repartidor de sushi que fue golpeado brutalmente por Rodrigo González, su exjefe que lo acusó de haber participado en un robo en el local.

La situación se registró al interior de una tienda de sushi de Cerro Navia, en la que trabajaba hace cinco meses junto a su pareja María Alejandra Bobes, ambos de nacionalidad venezolana. La golpiza ocurrió el 24 de mayo, un día después de que el lugar sufrió un robo de comida, celulares, computadores y material de la empresa.

En conversación con Bienvenidos, Sánchez explicó que fueron citados a una reunión luego que quedara al descubierto el robo, el cual fue cometido por un mismo trabajador del local.

En dicha instancia, seg√ļn el relato de S√°nchez, el jefe comenz√≥ a “mencionarnos m√°s a nosotros. Empieza a decir que a las otras dos personas que ayudaron en la colaboraci√≥n, quienes son la cabeza maestra de lo que pas√≥, ya est√°n siendo investigados por la PDI y Carabineros”.

De esta manera, a√Īadi√≥ que “despu√©s de eso √©l llega y dice ‘fueron ustedes dos, ya la persona que rob√≥ declar√≥ en contra de ustedes’. Sumado a esto, su exjefe les asegur√≥ que “est√°n siendo investigados para ser luego buscados en sus casas, donde quieran que est√©n los van a buscar porque la PDI est√° detr√°s de ustedes”.

“Yo me quedo como en shock porque para m√≠ es algo duro, me ha costado entrar al pa√≠s y mantenerme”, record√≥ tras esta acusaci√≥n. Tras esto, a√Īadi√≥ que “yo me volteo y √©l se abalanza sobre m√≠ (…) y me da un golpe”.

Por este primer golpe se le rompieron sus lentes. “Me sigue golpeando, qued√≥ mareado en el piso. No entend√≠a, para m√≠ fue un golpe sorpresivo”, a√Īadi√≥.

Adem√°s, confes√≥ que “todav√≠a temo por mi vida porque fui amenazado de muerte con mi se√Īora”. Tras la agresi√≥n, intent√≥ llamar a la Carabineros, instancia en la que fue nuevamente golpeado con pu√Īos y pies.

De acuerdo a su relato, minutos despu√©s, una trabajadora los ayud√≥ a salir y les pidi√≥ que “v√°yanse porque si se quedan aqu√≠, los van a matar”. Una vez fuera del local, la pareja fue a denunciar la situaci√≥n a Carabineros para posteriormente detener tres personas: los dos jefe y un cocinero que tambi√©n fue acusado de agredirlo.

Amenazas

Mientras S√°nchez era golpeado, Mar√≠a Alejandra Bobes tambi√©n se encontraba en el lugar junto a la due√Īa del local, Paula Ibaceta. En ese momento, relat√≥ que “me estaba obligando a hablar, mientras ten√≠an a Manuel en el piso. Me dice ‘habla porque si no lo vamos a seguir golpeando’. Me amenazaba”, relat√≥.

“En el momento en que Manuel se levanta y dice que llamaremos a Carabineros, Rodrigo se mete a la cocina donde estoy yo, primero como que me alza la mano (…) y ah√≠ empieza ella con la amenaza diciendo que para ella solo existe una justicia que es la de ella, que puede mandar a matones a hacernos cualquier cosa”, relat√≥.

Tras esto, reconoci√≥ que “hemos tenido mucho miedo de llegar a la casa, en especial los primeros d√≠as porque sufrimos las amenazas directamente”, a√Īadiendo que debieron dejar su departamento por 15 d√≠as.

Las víctimas interpusieron una demanda en contra sus exjefes por tutela laboral por vulneración de garantías fundamentales y también una querella por lesiones menos graves. Además, los acusados fueron formalizados y quedaron con la medida cautelar de prohibición de acercarse a ellos.

Este artículo describe un proceso judicial en curso
Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra.
(Artículo 04 del Código Procesal Penal)
Tendencias Ahora