Nacional
Corte confirma absolución de ejecutivo por quiebra de cadena de cementerios
Publicado por: Leonardo Rubilar
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó la absolución de un ejecutivo, acusado de quiebra fraudulenta de la cadena de cementerios parque Isacruz, ocurrida en marzo de 1996.

En fallo unánime, la Novena Sala del tribunal de alzada, ratificó la sentencia entregada por la magistrada Viviana Toro, del Trigésimo Cuarto Juzgado del Crimen de Santiago, que absolvió a Manuel Sánchez Carril de infracción a la ley 18.175.

“De la prueba aportada se tiene por establecido adem√°s que la compra de terrenos, en las operaciones que se cuestionan, lo fueron con destinos agr√≠colas o de reserva urbana y que para su posterior venta era necesario realizar una serie de tr√°mites y obras a fin de servir para el objeto del proyecto -cementerios-, es decir, en forma previa a la etapa de comercializaci√≥n imprescindible resultaba obtener permisos y autorizaciones, realizar obras civiles, construcciones, paisaj√≠sticas y arquitect√≥nicas, todo lo cual trajo aparejado al emprendimiento comercial gastos de inversi√≥n de gran envergadura”, sostiene el fallo.

En ese sentido, el texto agrega que “en la valoraci√≥n de los terreros aptos para cementerios, no se observa un actuar il√≠cito por cuanto corresponden al resultado de operaciones de mercado conforme a proyecciones contables; tasaci√≥n que siempre estuvo a cargo de la empresa Price Waterhouse sobre la base de criterios definidos por √©sta y propios de su giro”.

“El mayor valor de los predios -conforme se explica en el fundamento Octavo del fallo de primer grado- no tuvo por finalidad alterar deliberadamente la situaci√≥n patrimonial de la fallida en perjuicio de sus acreedores y, por otro lado, si conforme al m√©rito de los informes de peritos, que la sentenciadora analizada y razonadamente prefiere para su an√°lisis, se tiene por acreditado en autos que los ajustes patrimoniales del a√Īo 1995, carecen de procedencia en ciertos casos y en otros resultaron excesivos y perjudiciales para el grupo Isacruz en su conjunto, ha de concluirse que no se ha probado en la especie la existencia de una conducta dolosa destinada a provocar la insolvencia de la fallida y tampoco se ha logrado adquirir convicci√≥n acerca de operaciones concretas que puedan calificarse de dolosas y destinadas fraudulentamente a aumentar el pasivo y disminuir el activo de las sociedades fallidas en la √©poca investigada”, sentenci√≥.

URL CORTA: http://rbb.cl/f5yc
Tendencias Ahora