Nacional
Así vivían las decenas de haitianos ilegales descubiertos en Longaví
Publicado por: Omar Sanhueza La información es de: Diario El Centro
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un grupo de 35 sujetos, de nacionalidad haitiana, entre los que se encuentra una mujer mayor de edad, fueron descubiertos viviendo en precarias condiciones al interior de un predio agr√≠cola de la localidad de ‚ÄúLos Cristales‚ÄĚ, al interior de la comuna de Longav√≠.

Lee también: Descubren a decenas de haitianos trabajando en precarias condiciones en Longaví

El comisario Cristi√°n Sandoval, jefe de la unidad especializada de la PDI, se√Īal√≥ que tras tomar declaraciones, revisar la documentaci√≥n y analizar todos los aspectos migratorios se pudo establecer, inicialmente, la condici√≥n irregular de trabajo de los extranjeros, dado que no cuentan con visa o permiso de trabajo para recibir una remuneraci√≥n en el pa√≠s, independiente de otras aristas que podr√≠an surgir de posteriores diligencias.

‚ÄúEstamos ante una falta administrativa. Estas personas llegaron desde Santiago a Linares y posteriormente a la comuna de Longav√≠ por informaci√≥n proporcionada por “boca a boca”. Un sujeto los contact√≥, existi√≥ la intenci√≥n de realizar un contrato laboral pero este no fue formalizado en las instancias correspondientes. Esta persona tambi√©n fue denunciada a las instancias de rigor‚ÄĚ, coment√≥.

Los haitianos estaban cumpliendo labores de temporada desde el pasado 26 de octubre y hab√≠an recibido un pago por parte de sus empleadores. Su labor estaba ligada a la recolecci√≥n de frutas, en este caso manzanas y peras. Seg√ļn la ley vigente, cada uno de los inmigrantes deber√° firmar semanalmente en la PDI a la espera de regularizaci√≥n en el Gobierno Provincial su estad√≠a en el pa√≠s y el tema para poder trabajar.

Malas condiciones

Una vez dado a conocer la situación, la seremi del Trabajo, Elia Piedras, se constituyó en el predio para conocer la situación contractual de los 35 haitianos y las condiciones en que estaban desarrollando su labor de temporeros.

En el lugar se pudo establecer que estaban viviendo en condiciones paup√©rrimas. Las camas, por ejemplo, est√°n construidas con palos de segunda y una delgada espuma. La √ļnica mujer del grupo se encargaba de la alimentaci√≥n. Asientos de autom√≥viles, duchas al aire libre y distribuidos en ocho piezas armadas con paneles de masisa formaban parte de las condiciones en que habitaban en este lugar de la zona oriente de Longav√≠.

La seremi del Trabajo no detect√≥ ning√ļn contrato por lo que la empresa deber√° responder ante la instancia de rigor.

‚ÄúAc√° no hay ning√ļn elemento de seguridad e higiene que garantice la presencia de trabajadores‚ÄĚ, coment√≥. Tampoco, a√Īadi√≥, hay contrato de trabajo a la vista.

Dado lo anterior el lugar se clausuró y la empresa estaría buscando un lugar más cómodo, a la espera que también regularicen su situación legal, para que sigan desarrollando actividades de temporada.

Rodrigo Flores, representante de la empresa ‚ÄúEntun‚ÄĚ que contact√≥ a los haitianos para que prestaran labores en el predio ‚ÄúCu√Īado Agr√≠cola‚ÄĚ expres√≥ que ‚Äúestas instalaciones se levantaron en el momento. No se pens√≥ ni invent√≥, sino que sali√≥ ante la necesidad que hab√≠a. Ellos llevan trabajando un par de semanas en este lugar‚ÄĚ, a√Īadi√≥.

Tendencias Ahora