Este martes al mediodía, Concepción fue escenario de una multitudinaria marcha pacífica en el centro de la ciudad, convocada por los funcionarios de la Salud y estudiantes de carreras afines. A ella sin embargo se unió la ciudadanía en general, en el marco de las protestas populares que tienen lugar en Chile desde este sábado.

Contrario a las imágenes que han circulado de violencia y saqueos, la masiva manifestación se centró en expresiones artísticas, cánticos y sobre todo baile, gracias al llamado a reunirse para realizar una improvisada “fiesta electrónica” en plena Plaza Independencia, al ritmo de la música.

Carabineros irrumpió en el jolgorio con su carro lanzaaguas para dispersar a los manifestantes, pero los presentes lejos de alejarse, aprovecharon de “refrescarse” y la fiesta siguió.

Un paréntesis entre las jornadas de violencia.

Los participantes celebraron la intervención policial, al igual que muchos usuarios en Twitter.