Nacional
Refugiada de guerra acusa indolencia de la policía tras sufrir millonarios robos en Concepción
Publicado por: Maximiliano Ortiz La información es de: Pedro Cid
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una mujer Chilena- Siria que es refugiada de guerra denunci√≥ indolencia por parte de la polic√≠a en la investigaci√≥n llevada a cabo tras sufrir -en los √ļltimos meses- dos robos millonarios de especies.

Se trata de Maritza Ch√°vez Yah√°, qui√©n parti√≥ a Siria cuando ten√≠a 15 a√Īos, residiendo 15 a√Īos en la capital Damasco. En el transcurso de ese tiempo se cas√≥ y tuvo dos hijas, aunque debi√≥ escapar debido al cruento conflicto que a√ļn no termina.

Tal motivo la hizo llegar hace cuatro a√Īos a Chile, instal√°ndose el a√Īo pasado en Concepci√≥n con un local ubicado en Barros Arana con Angol, donde cumple su rol de cosmet√≥loga postoperatoria.

No obstante, su estad√≠a en la ciudad no ha sido f√°cil debido a que ha sido protagonista de m√ļltiples robos, como el que sufri√≥ en abril cuando desconocidos sustrajeron 22 millones de pesos en equipos, lo que denunci√≥ a la Polic√≠a de Investigaciones (PDI) aunque sin resultados.

A lo anterior se suma un segundo robo, esta vez en diciembre, cuando nuevamente sufrió la sustracción de implementos -esta vez por 30 millones de pesosРdelito que investigó Carabineros, sin éxito tampoco.

Debido a esto, se cambió de oficina en el centro y hace pocos días reconoció en el paseo peatonal a personas que ella cree -muy convencida- que corresponden a dos de los sujetos.

Lo anterior debido a que durante el segundo ilícito había instalado cámaras de seguiridad que captaron a los maleantes. Esperanzada contactó a Carabineros, pero la respuesta la decepcionó.

Teme ser víctima nuevamente de un robo lo que sencillamente no resistiría, aseguró, ya que para retomar su actividad debió endeudarse en un banco y así comprar nuevo equipamiento.

La mujer adem√°s denunci√≥ que, a pesar que las instituciones realizaron su trabajo, el proceso se diluy√≥ debido a los innumerables tr√°mites. “Me dieron un n√ļmero e iba y ven√≠a, el mismo proceso, el mismo protocolo y burocracia”, se√Īal√≥.

La refugiada llegó a Chile -y a Concepción en particular- escapando de una guerra, esperando encontrar una luz de esperanza que a causa de estos hechos poco a poco se apaga.

Tendencias Ahora