“Se acabó la impunidad medioambiental para el Chernóbil chileno”. Así calificó Greenpeace el fallo de la Corte Suprema -dado a conocer este martes- que obliga al Estado a tomar resguardos para proteger a la población en Quintero y Puchuncaví.

En concreto, el máximo tribunal del país ordenó 15 medidas inmediatas. Entre ellas, la realización de estudios para determinar exactamente los gases, elementos o compuestos producidos por las fuentes presentes en la denominada zona de sacrificio, además de la instalación de filtros o dispositivos que permitan identificar y medir las emanaciones anteriormente señaladas, de forma directa en la fuente. Todo ello, luego de las intoxicaciones masivas vividas a mediados de 2018.

¿Qué es lo que se les reprochó a las industrias? La generación de los gases y compuestos químicos que habrían provocado la emergencia en agosto del año pasado. A las autoridades, en tanto, que no adoptaron las medidas de prevención, por no ejercer sus deberes de control, de fiscalización y de represión de conductas ilícitas.

“Nos alegra que se termine con la indefensión en la que han vivido miles de chilenos por tanto tiempo”, señaló Matías Asun, director nacional de Greenpeace mediante un comunicado.

“En la práctica (el fallo) es un reconocimiento claro de que el Estado no ha cumplido su obligación de garantizar los derechos fundamentales de los habitantes de la zona”, añadió.

En uno de elementos más llamativos de su sentencia, la Corte Suprema obliga al Estado al traslado de las personas directamente afectadas por estas emergencias contaminantes en la zona. Pero no solo de los pacientes directamente afectados, sino que amplía su protección a la ciudadanía vulnerable.

“La corte es clara y enfática en señalar que cada vez que se produzca un evento crítico de contaminación, la población vulnerable será trasladada desde la zona afectada hacia lugares seguros y mientras perdure el señalado episodio”, indicó Asun.

“En la práctica se trata de evacuaciones masivas de protección que no tiene precedentes en nuestro país”, sentenció.