Región de O'Higgins
Jueves 08 agosto de 2019 | Publicado a las 19:09 · Actualizado a las 18:35
Premeditaci√≥n y ensa√Īamiento: las claves detr√°s del macabro crimen de joven scout en O‚ÄôHiggins
visitas

“Jam√°s hab√≠amos visto un homicidio con tanto ensa√Īamiento”. Con esas palabras el detective a cargo de la investigaci√≥n por la muerte de Tom√°s Acevedo describe el macabro crimen, asegurando que es de los m√°s impactantes que le toc√≥ ver en sus 23 a√Īos de carrera.

Pasada las 23:00 horas del sábado 27 de julio fue hallado en un sector eriazo en cercanías del Puente Zamorano, en San Vicente de Tagua Tagua, el cuerpo del joven scout Tomás Acevedo Olea.

Fueron voluntarios de Bomberos que se hab√≠an unido a la b√ļsqueda quienes encontraron el cad√°ver, casi 5 horas despu√©s que la madre del adolescente estampara una denuncia por presunta desgracia. Al mismo tiempo, la comunidad hab√≠a iniciado una campa√Īa en redes sociales y en terreno para dar con el paradero del joven de 17 a√Īos.

El hallazgo conmocion√≥ a la ciudad e incluso a los polic√≠as que, por instrucci√≥n del Ministerio P√ļblico, comenzaron en ese momento a investigar lo ocurrido. Las 234 heridas cortopunzantes que presentaba el cuerpo no dejan indiferente ni al m√°s avezado detective.

As√≠ lo reconoci√≥ el comisario de la Brigada de Homicidios (BH) de la Polic√≠a de Investigaciones (PDI) de Rancagua, Juan Reyes, en conversaci√≥n con BioBioChile. Pese a llevar 23 a√Īos trabajando en la instituci√≥n, asegur√≥ que este es “de los casos m√°s impactantes” que le toc√≥ ver en su carrera.

Una llamada los delató

Reyes detalló las claves que permitieron, en menos de una semana, encontrar a los principales sospechosos del macabro crimen. De acuerdo a los antecedentes que se han recopilado hasta ahora, fue una llamada telefónica recibida por Tomás mientras se dirigía hasta el lugar donde se produciría su muerte, la que delató a los responsables.

comillas
“Esa llamada inmediatamente nos hizo sospechar que (…) la hizo una persona que estaba vinculada directamente con el homicidio”
- Juan Reyes, comisario de la PDI.
Comisario Juan Reyes | PDI
Comisario Juan Reyes | PDI

Tras una reuni√≥n con su grupo de scout, el joven fue al encuentro de una menor de 15 a√Īos, de iniciales F.S.M, quien era su amiga. La menor lo hab√≠a citado en ese apartado lugar para reunirse a escondidas, presuntamente para sostener un encuentro sentimental.

Esta joven, ahora detenida, fue precisamente quien lo llamó a las 12:43 horas de ese fatídico sábado para confirmar la asistencia de Tomás a la reunión. Aquél contacto quedó guardado en el registro de la empresa telefónica, al cual tuvo acceso la PDI dos días después del homicidio.

Tom√°s camino al fatal encuentro | C√°mara de seguridad COPEC
Tom√°s camino al fatal encuentro | C√°mara de seguridad COPEC

Esta llamada result√≥, junto a algunos registros audiovisuales, siendo tremendamente relevante para el √©xito de la investigaci√≥n, pues permiti√≥ cerrar el c√≠rculo de sospechosos. Lo anterior, porque las c√°maras del departamento municipal de Aseo y Ornato ubicadas cerca del Puente Zamorano captaron el momento exacto en que la joven de 15 a√Īos se encontr√≥ con la v√≠ctima.

Encuentro fatal

Una vez juntos, ambos caminaron por un sendero ubicado a la orilla del estero Zambrano hasta un sector eriazo, all√≠ -sin que Tom√°s lo imaginara- se encontraba esper√°ndolos Ulises Labr√≠n Garrido, joven de 23 a√Īos que era el pololo de la quincea√Īera.

De acuerdo a los antecedentes que hasta ahora se manejan, habr√≠a sido cuando, sin mediar provocaci√≥n alguna, Labr√≠n Garrido comenzar√≠a la brutal agresi√≥n que se extendi√≥, seg√ļn estiman los peritos, por m√°s de 20 minutos. Las m√°s de 230 heridas cortopunzantes son la muestra clara del ensa√Īamiento y alevos√≠a con la que actu√≥ el presunto asesino.

El homicidio no fue improvisado, hubo preparaci√≥n, seg√ļn acredita la Fiscal√≠a. Esto, porque el autor material utiliz√≥ guantes quir√ļrgicos para cometer el crimen, posteriormente se cambi√≥ ropa y rob√≥ el celular de la v√≠ctima para evitar dejar evidencia.

Tras el macabro asesinato, F.S.M y Labrín Garrido salieron como si nada hubiera pasado desde el lugar. Tomados de la mano caminaron hacia la calle principal.

Implicada en el funeral

Sin mostrar el m√°s m√≠nimo signo de arrepentimiento, la joven sindicada como la autora intelectual del crimen de Tom√°s Avecedo lleg√≥ hasta su velorio. Dio el p√©same a la familia de la v√≠ctima e incluso, hizo guardia de honor junto al ata√ļd.

Luego de participar de esa ceremonia, tambi√©n se dio el tiempo para conversar con la prensa sobre las caracter√≠sticas positivas de quien defini√≥ como “su hermano scout”.

“Una persona que siempre te apoyaba, que si te pod√≠a dar un consejo siempre estaba ah√≠… un abrazo o algo as√≠. Un hermano scout… compa√Īero de ense√Īanza media y de colegio”, dijo la adolescente a TVN.

La madre del joven asesinado, Bety Olea, explicó posteriormente al matinal del canal estatal cómo fue el encuentro.

“Ella me mir√≥ a los ojos sin ning√ļn signo de arrepentimiento… cu√°l es la necesidad de matar a alguien y de la manera que lo mataron. A m√≠ no me queda otra opci√≥n que es porque mi hijo no quiso nada serio con ella. Mi hijo podr√≠a, quiz√°, estar vivo hoy d√≠a”, lament√≥ la mujer.

Madre de Tom√°s | AgenciaUNO
Madre de Tom√°s | AgenciaUNO

¬ŅConfesi√≥n o asedio policial?

Con el registro de la llamada que recibi√≥ el joven scout minutos antes de su muerte, la polic√≠a logr√≥ dar con el nombre de la propietaria del tel√©fono desde donde se realiz√≥. El n√ļmero estaba registrado a nombre de la mam√° de la menor implicada en el homicidio.

El jueves 2 de agosto, 5 d√≠as despu√©s de la muerte de Tom√°s, la imputada y su madre (due√Īa del tel√©fono) participaron de una entrevista masiva que convoc√≥ la Fiscal√≠a. All√≠, la menor reconoci√≥ ser quien utilizaba el n√ļmero que realiz√≥ la llamada clave.

Pese a encontrarse en el cuartel policial, la joven -quien estudia en el mismo colegio de la víctima y también es scout- no evidenció querer confesar su participación en lo ocurrido.

“Al ser entrevistada la imputada en este caso, llam√≥ mucho la atenci√≥n su actitud, porque ella estaba muy preocupada de qu√© informaci√≥n nosotros ten√≠amos respecto al tel√©fono”, explic√≥ el comisario Reyes.

Cuando fue consultada por el aparato, F.S.M aseguró que se le había borrado toda la información. Luego de visitar el cuartel de la PDI y presionada por el asedio policial, le confesó a algunos de sus cercanos lo que pasó.

Al día siguiente (viernes) se concretó la detención de la joven en el colegio donde estudiaba, luego que su madre alertara a la PDI de la situación. Entonces, ella declaró ante la policía y sindicó como responsable material del asesinato a su pololo, quien horas después fue detenido en Buin.

Detención en Buin de Ulises Garrido | PDI
Detención en Buin de Ulises Garrido | PDI

Ambos estuvieron en calidad de detenidos hasta este martes, d√≠a en que el Ministerio P√ļblico formaliz√≥ cargos por homicidio calificado en contra de los principales responsables de 15 y 23 a√Īos.

Seg√ļn indic√≥ la jueza de Garant√≠a, Jessica Hidalgo, a Radio B√≠o B√≠o en la zona, al adulto se le imput√≥ “una participaci√≥n directa en la comisi√≥n del il√≠cito y la menor adolescente como coautora mediata del articulo 15 n√ļmero 3 del C√≥digo Penal”.

“Se decret√≥ la medida cautelar m√°s gravosa del adulto, una prisi√≥n preventiva, y la adolescente la internaci√≥n provisoria por estimar el tribunal que la libertad de ambos constituye un peligro para la seguridad de la sociedad”, agreg√≥ Hidalgo.

El plazo investigativo se fijó en 6 meses, periodo en el que la PDI continuará buscando antecedentes que permitan, por ejemplo, corroborar si alguien más estuvo enterado de lo que pasaría antes de ocurrido el crimen.

Víctor Pérez | AgenciaUNO
Víctor Pérez | AgenciaUNO

Las motivaciones

Dos teorías han surgido respecto a las motivaciones que tuvo la pareja para planificar este asesinato. En primera instancia se trabajaba en la hipótesis de una supuesta venganza.

Esto, porque de acuerdo al relato de la menor, habría sido abusada por Tomás, razón por lo que se decidió una supuesta venganza junto a su pololo.

Ulises Labrín junto a su abogado defensor | AgenciaUNO
Ulises Labrín junto a su abogado defensor | AgenciaUNO

El abuso habría sido comunicado antes a su pareja, quien instó a la adolescente a que denunciara el ilícito a la policía. Ante la negativa, planearon el crimen. No obstante, en la audiencia de formalización la menor habría cambiado su versión, confesando que jamás existió el delito en su contra.

Este hecho puntual era, aparentemente, desconocido por el sindicado como autor material del homicidio, quien, seg√ļn testigos, al enterarse de ese nuevo antecedente comenz√≥ a descontrolarse “a tiritar, a mover mucho sus manos” dejando en evidencia que no lo esperaba.

Por su parte, la defensa de la menor aleg√≥ que su representada fue utilizada por Ulises y que ser√≠a √©l quien plane√≥ el crimen que conmocion√≥ a San Vicente de Tagua Tagua, a la regi√≥n de O’Higgins y a todo Chile.

Tendencias Ahora