Nacional
Matar√°n cerca de 100 mil castores en extremo sur chileno-argentino
Publicado por: Omar Sanhueza La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un grupo de 10 personas entrenadas para permanecer en bosques con climas extremos comenzar√° a exterminar una plaga de 100.000 castores en Tierra del Fuego, en el sur de Chile y Argentina, seg√ļn informaron las autoridades.

Ambos pa√≠ses firmaron convenios de cooperaci√≥n para enfrentar lo que se denomina “una especie da√Īina y perjudicial” en el llamado “fin del mundo”, donde los dos pa√≠ses sudamericanos tambi√©n comparten frontera.

Los roedores “cortan un √°rbol peque√Īo en horas y un √°rbol grande en d√≠as. Hablamos de √°rboles de 100 o 150 a√Īos de vida. La lenga (especie del bosque andino patag√≥nico de esa regi√≥n) no rebrota. Voltean √°rboles de ribera, provocan el desborde de los arroyos, inundan todo”, dijo a la prensa Erio Curto, director de √Āreas Protegidas de la provincia fueguina.

La campa√Īa ser√° de largo aliento y puede durar entre 10 y 15 a√Īos, seg√ļn expertos ambientales del gobierno provincial. Se cuenta con el respaldo de Naciones Unidas y organizaciones ambientalistas.

La especie fue introducida en la zona en 1946, con medio centenar de ejemplares traídos desde Canadá, con el propósito de fomentar una industria peletera. Pero acá, los castores no se encontraron ni con osos ni con lobos, los depredadores que tenían allá, y empezaron a multiplicarse y a expandirse.

La provincia calcula que los castores destrozaron una superficie equivalente a casi dos veces el tama√Īo de la ciudad de Buenos Aires.

“Lo que antes era un bosque de ribera, ahora es un pastizal con √°rboles cortados, muertos de pie y ahogados”, dijo el bi√≥logo Andr√©s Schiavini, miembro del Centro Austral de Investigaciones Cient√≠ficas.

Un conocido naturalista, Claudio Bertonatti, declar√≥: “Cuando lo vi (el paisaje) me record√≥ a Polonia en la Segunda Guerra Mundial, donde todos los grandes bosques hab√≠an sido bombardeados, incendiados y muertos en pie. ¬ŅQu√© pas√≥ ac√°, no? Lo que hab√≠a pasado era el castor”. Lo dijo en el documental “Castores: la invasi√≥n del fin del mundo”, de Pablo Chehebar y Nicol√°s Iacouzzi.

“Los da√Īos no son s√≥lo ambientales. El castor genera tambi√©n problemas de salud, econ√≥micos y culturales”, afirm√≥ Diego Moreno, secretario de Pol√≠tica Ambiental, Cambio Clim√°tico y Desarrollo Sustentable.

El grupo de exterminadores est√° preparado para soportar durante varios d√≠as temperaturas bajo cero. Tender√°n trampas en las que caer√°n los roedores, que recibir√°n un golpe en la cabeza, en una muerte r√°pida, seg√ļn las autoridades.

En una primera etapa de la campa√Īa, se prev√© matar entre 5.000 y 10.000 castores.

Tendencias Ahora