Una paralización indefinida de las fiscalizaciones iniciaron funcionarios de la seremi de Salud de Los Ríos, incluso dejando de inspeccionar el cumplimiento de cuarentenas.

En ese sentido, acusan que en el organismo de salud se utilizan criterios políticos sobre los técnicos, cuando se detectan cafés o restaurantes que superan el aforo máximo de un 25%.

En específico, son 26 los funcionarios de la Seremi de Salud de Los Ríos los que este lunes decidieron paralizar sus fiscalizaciones en recintos comerciales, deportivos, cafés o restaurantes, pero también lo que respecta al cumplimiento de cuarentenas.

Así lo confirmaron desde la Federación de Funcionarios de la Subsecretaría de Salud Pública (Fenfusap) de los Ríos, y la Asociación de Funcionarios de la Seremi de Salud.

Esto se detona tras un hecho ocurrido el viernes pasado, cuando se fiscalizó un café céntrico en Valdivia que superaba el aforo máximo de público en esta zona, levantándose un acta de prohibición de funcionamiento, pero sin que se acatara la medida.

Según indican, esto último se debió a una llamada que realizó la dueña del local al intendente de Los Ríos, César Asenjo, quien se habría sentido respaldada por las autoridades en la zona para seguir atendiendo.

Así lo expuso el Presidente de la Fenfusap en Los Ríos, Ricardo Rivera, responsabilizando al jefe de Gabinete de la Seremi de Salud de relegar la labor fiscalizadora, por lo que piden su renuncia, la cual fue solicitada a la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, según el dirigente.

Por su parte, la seremi de Salud de Los Ríos, Regina Barra, confirmó el inicio de un sumario al café fiscalizado por no acatar la medida de prohibición de funcionamiento, sin referirse a cómo enfrentarán la movilización de los 26 fiscalizadores de la entidad.

Sobre el sumario ya señalado, Rivera indicó que aquello sólo se inició por la presión que ellos ejercieron, afirmando que de lo contrario no habría ocurrido, reiterando que la movilización se mantendrá hasta que se cumpla lo que piden.