Nacional
Jueves 07 junio de 2018 | Publicado a las 14:51
Siguen discrepancias entre laicos de Osorno a una semana de la llegada de enviados papales
Publicado por: Nicole Briones La información es de: Dennys Salazar
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Las discrepancias dentro de la di√≥cesis se mantienen m√°s fuertes que nunca entre los laicos de Osorno, a una semana de la llegada de los enviados especiales del Vaticano: el arzobispo de Malta Charles Scicluna y el sacerdote espa√Īol Jordi Bertomeu.

Mario Vargas, vocero del movimiento laico que exige la salida del obispo Juan Barros, expuso que el sacerdote Peter Kliegel le solicitó a la agrupación su presencia en una mesa de diálogo, para generar un esfuerzo de paz antes de la llegada de los enviados papales.

Si bien reconoce que Kliegel tiene las mejores intenciones para unir a una di√≥cesis dividida, a√ļn no est√°n dispuestos a dialogar si no se han eliminado las asperezas que han surgido por la permanencia de Barros durante los √ļltimos tres a√Īos.

Vargas apunt√≥ a que existen integrantes de la di√≥cesis de Osorno que quieren mostrar una buena imagen de la Iglesia Cat√≥lica local, a√ļn cuando √©ste no es el panorama que vive la instituci√≥n eclesi√°stica.

En tanto, José Manuel Rosas, representante de los fieles cristianos de Osorno, manifestó que se desarrolló una comisión convocada por la santa sede, en la que el movimiento de laicos estuvo invitada, sin embargo, se ausentó.

Asimismo, afirmó que ellos como fieles participarán en las instancias que sólo convoque el Vaticano, no así de las reuniones que pretenda citar la diócesis local.

Radio Bío Bío se comunicó con el sacerdote Walter González para tener una respuesta en torno a esta situación, sin embargo, no hubo respuesta de posibles reuniones internas que se realizarían, previa a la visita de los enviados del Vaticano.

Para el próximo jueves 14 de junio se espera la presencia de Scicluna y Bertomeu en Osorno, con el fin de solventar los problemas que mantiene la Iglesia y por el controversial caso del obispo Juan Barros, quien es sindicado como el posible encubridor de Fernando Karadima.

Tendencias Ahora