Nacional
Miércoles 10 abril de 2019 | Publicado a las 17:50 · Actualizado a las 18:18
Funcionario de Defensor√≠a Penal P√ļblica habr√≠a inventado ataque contra fiscal y familia Luchsinger
Por Nicole Briones
Con informaci√≥n de Danilo Orme√Īo.
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Fiscal√≠a de La Araucan√≠a inici√≥ una investigaci√≥n contra un funcionario de la Defensor√≠a Penal P√ļblica que habr√≠a inventado un presunto ataque contra un fiscal y la familia Luchsinger Mackay.

El funcionario p√ļblico se habr√≠a hecho pasar por un comunero mapuche perteneciente una comunidad cercana a Vilc√ļn, y habr√≠a realizado llamadas a la Central de Comunicaciones de Carabineros para advertir un presunto atentado.

Seg√ļn se indic√≥, el profesional habr√≠a confesado que realiz√≥ los hechos por “motivos familiares”.

La vocera de la Fiscalía Regional de La Araucanía, Nelly Marabolí, detalló los hechos e indicó que se abrió una investigación en su contra por el delito de obstrucción a la investigación y denuncia calumniosa.

El supuesto ataque

El primer llamado se recibi√≥ el 16 de marzo de este a√Īo. En el momento, el hombre se hizo pasar por un comunero -para lo cual incluso habl√≥ en mapudungun– e indic√≥ que ten√≠a mucho miedo porque quer√≠an involucrar a unos de sus hijos en un atentado contra la familia Luchsinger y un fiscal en Temuco.

Adem√°s entreg√≥ las caracter√≠sticas de la camioneta con la que se realizar√≠a el ataque y se√Īal√≥ que estar√≠a involucrado un hombre llamado “Gerardo”, su pareja Adela y “una ni√Īa colorina”.

En el llamado indic√≥ que el presunto ataque estar√≠a siendo planificando al interior de un domicilio del sector “Los Galindo”, y asegur√≥ que iban a cometer el delito durante ese mismo d√≠a.

Posteriormente, el 31 de marzo se recibió un segundo llamado, informando acerca de la misma situación.

En ese momento, la Fiscalía y las policías comenzaron las diligencias para dar con el paradero de los presuntos implicados en el ataque.

Incluso, se ordenó la protección de la familia Luchsinger y algunos fiscales.

Las primeras diligencias dieron con antecedentes que resultaban bastante veros√≠miles. Por ejemplo, el llamado se realiz√≥ camino a Vilc√ļn, las personas aludidas s√≠ exist√≠an y la camioneta estaba inscrita a nombre de “Gerardo”.

Adem√°s, los chips estaban a nombre de una persona que fue llevada a juicio acusada por un delito en el contexto de violencia rural, tras lo cual fue absuelta.

Sin embargo, en medio de las diligencias se detectaron algunas inconsistencias en la supuesta denuncia.

Primero, se realizaron interceptaciones telef√≥nicas donde no se pudo acreditar la participaci√≥n de las personas en algunos de los hechos. Luego se estableci√≥ que estos chips fueron comprados e insertados en un tel√©fono de un funcionario p√ļblico.

En base a estos antecedentes, la Fiscalía citó al presunto responsable, quien voluntariamente confesó el hecho.

El hombre habría argumentado que realizó todo por motivos de índole familiar, ya que estaría relacionado con una de las personas que involucró en el presunto atentado.

La investigación

La vocera de la Fiscalía de La Araucanía indicó que una vez que el hombre confesó los hechos, se pidió el cese de las medidas de protección a los fiscales y la familia Luchsinger. De forma paralela se abrió una indagatoria por el delito de obstrucción a la investigación y por denuncia calumniosa.

La vocera calificó la situación como grave, ya que implicó una gran preocupación al interior de la Fiscalía y las policías.

Tambi√©n se√Īal√≥ que esta situaci√≥n signific√≥ una victimizaci√≥n de los integrantes de la familia Luchsinger, ya que ellos pensaron que pod√≠an resultar afectados por un nuevo atentado.

Por otro lado, el funcionario desempe√Īa labores en la Defensor√≠a, instituci√≥n que represent√≥ a unos de los presuntos involucrados en el delito que se estaba planificando.

De momento, se espera que el hombre sea llevado a tribunales para formalizar la investigación en su contra.

De comprobarse estos delitos, el profesional arriesga una pena de presidio menor en su grado m√≠nimo y multa, adem√°s de presidio menor en su grado medio, es decir, de 541 d√≠as a 3 a√Īos de c√°rcel, m√°s multa.

La Defensoría

Al respecto, la Defensor√≠a Penal P√ļblica indic√≥ que conociendo los hechos se instruy√≥ un sumario para determinar las circunstancias y responsabilidades administrativas del funcionario.

Esta medida investigar√° las faltas al Estatuto Administrativo, para aplicar las sanciones que correspondan en caso de que el funcionario aludido hubiera infringido esta norma.

Paralelamente tambi√©n se revisar√°n, en este caso, eventuales infracciones al C√≥digo de √Čtica de la instituci√≥n.

Tendencias Ahora