La Contraloría General de la República ordenó al Ministerio de Obras Públicas (MOP), iniciar un sumario interno en la Dirección de Vialidad para determinar el estado en el que se encuentran 6.772 puentes en el país que presentan algún tipo de falla.

Luego de una investigación realizada a los periodos de enero de 2018 a junio de 2019, la Contraloría detectó situaciones anómalas en más de 6.000 puentes que están bajo la Dirección de Vialidad.

Entre las fallas detectadas, destaca que Vialidad no tenía datos de 6.772 puentes en el país, como el año de construcción, la capacidad de resistencia que tienen o material de la construcción, consigna diario El Mercurio.

La investigación sostiene que la Dirección de Vialidad “no cuenta con un sistema de gestión de conservación de puentes, o con un plan o instrumento similar, aprobado por la autoridad”.

Pese a que adquirió metodologías por casi 1.000 millones de pesos, que ayudarían a tener un sistema de registro de los puentes a cargos de Vialidad.

A través de esta metodología, la Dirección de Vialidad definió 1.034 puentes para esa consultoría, que posteriormente alertó que 14 viaductos requerían algún tipo de reparación en el corto plazo, pero hasta octubre de 2019, 8 de ellos seguían sin ser sometidos a trabajos.

Otro tema que llamó la atención en las indagaciones está que el jefe de Departamento de Proyectos y Estructuras de la DV-MOP, reconoció que no tenía registros sistematizados de los puentes pero “arguyó llevar un registro en un cuaderno personal”.