Nacional
Miércoles 22 mayo de 2019 | Publicado a las 15:54 · Actualizado a las 18:26
Crist√≥bal Pi√Īera dijo que pag√≥ viaje: FACh aclara que no cobra vuelos solicitados por Presidencia
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Tras la pol√©mica que gener√≥ que los hijos del Presidente acompa√Īaran a su padre en una gira oficial por China y Corea del Sur, Cristobal Pi√Īera asegur√≥ que √©l coste√≥ la totalidad de su viaje.

“A China fui a acompa√Īar a mis padres, cubriendo todos mis gastos y sin costo para el Estado, y solo participe como oyente en reuniones no oficiales y sin ning√ļn inter√©s comercial. El resto es parte de la peque√Īez de la guerrilla pol√≠tica”, dijo Pi√Īera Morel tras los primeros cuestionamientos.

No obstante, a través de una solicitud vía Ley de Transparencia, la Fuerza Aérea (FACh) aclaró que él no pagó el vuelo, lo que se contrapone a lo indicado por el gerente de Innovación de Cencosud.

En concreto, la instituci√≥n respondi√≥ a un requerimiento del abogado y asesor de la senadora DC Yasna Provoste, Rodrigo Vega, a quien le se√Īalaron que la FACh tampoco “realiza cobros ni facturaciones respecto de vuelos de la naturaleza se√Īalada”.

Sumado a ello, detallaron que los vuelos de un Mandatario “son solicitados directamente por la Presidencia de la Rep√ļblica, quienes junto con se√Īalar la necesidad de que se efect√ļe un traslado para S.E. el Presidente de la Rep√ļblica, informa las fechas y el n√ļmero de integrantes de la comitiva”.

Captura | Twitter
Captura | Twitter

De esta manera, la FACh no define ni influye “quienes la componen ni el mecanismo para integrarla”, indicaron.

Pi√Īera padre, tras su regreso al pa√≠s, el martes 30 de abril, asegur√≥ ante la prensa, en La Moneda, que ‚Äúel financiamiento total del viaje corre por cuenta privada y no signific√≥ un gasto alguno para el Estado”. Sin embargo, de acuerdo al informe de la Fach, en rigor, el vuelo no era parte del costo privado.

Materia aparte de los costos del vuelo propiamente tal, son los gastos de hoteler√≠a, alimentaci√≥n, traslados, y similares; recursos que Pi√Īera Morel asegur√≥ haber costeado de su bolsillo, tal como pasa con los periodistas que acompa√Īan al Presidente, por ejemplo.

Durante la gira, tanto Sebasti√°n como Crist√≥bal Pi√Īera pudieron participar en reuniones con l√≠deres tecnol√≥gicos asi√°ticos. No obstante, en ning√ļn minuto intervinieron y solo escucharon.

Semanas más tarde, este domingo de hecho, el mismo Cristóbal se disculpó por haber formado parte de la comitiva.

‚ÄúSi bien todos los √ļltimos Presidentes de la Rep√ļblica han sido acompa√Īados por sus hijos en visitas al exterior, efectivamente el pa√≠s y la sociedad han cambiado y los est√°ndares son distintos. No supimos dimensionarlo, pido disculpas por ello‚ÄĚ, se√Īal√≥ en una carta a diario El Mercurio.

‚ÄúA partir de ese viaje han surgido tambi√©n otras cr√≠ticas. Ellas buscan dar la impresi√≥n de que yo habr√≠a intentado obtener alguna ventaja por ser hijo del Presidente. Debo decir que ello es absolutamente falso y mal intencionado, imagino que motivado por fines pol√≠ticos‚ÄĚ, espet√≥ en la misma misiva.

Desde el oficialismo blindaron al clan Pi√Īera. Una de ella fue la ministra vocera de Gobierno, Cecilia P√©rez.

‚ÄúUsted comprender√° que todas las autoridades, partiendo por el Presidente de la Rep√ļblica, somos autoridades las 24 horas del d√≠a, los siete d√≠as de la semana y tenemos familia y queremos estar con nuestras familias‚ÄĚ, se√Īal√≥ P√©rez al respecto.

Pero su inclusión en el viaje fue objeto de severas críticas desde la oposición.

El Frente Amplio, por ejemplo, acudi√≥ con tres requerimientos a la Contralor√≠a con el objetivo que se investigue una posible vulneraci√≥n al principio de probidad y la existencia de alg√ļn conflicto de inter√©s.

Hasta Sebastián Dávalos, asistente en 2006 de la Unidad Asia de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, comentó la polémica.

En concreto, el hijo de la expresidenta Michelle Bachelet lament√≥ que lo hayan criticado por una reuni√≥n entre privados (para obtener un pr√©stamo de $6.500 millones por parte de Andr√≥nico Luksic, controlador del Banco de Chile) durante el primer gobierno de Pi√Īera, lo que dio pie al bullado Caso Caval.

“En este caso la reuni√≥n se hace en un gobierno del padre y en un viaje pagado con fondos del Estado y en un avi√≥n presidencial. Todo esto pagado con los impuestos de todos los chilenos‚ÄĚ dijo D√°valos a La Tercera.

De esta manera, y debido a toda la controversia, el jefe de Estado anunci√≥ que le pidi√≥ al Ministerio de Relaciones Exteriores la elaboraci√≥n de un nuevo protocolo en la materia, que establezca “la forma en que deben integrarse las delegaciones que acompa√Īan al Presidente en sus giras internacionales”.

Tendencias Ahora