Nacional
Lunes 20 mayo de 2019 | Publicado a las 05:26
A los 96 a√Īos falleci√≥ Carlos Altamirano, figura clave del PS durante la Unidad Popular
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

A los 96 a√Īos falleci√≥ el secretario general del Partido Socialista durante el gobierno de la Unidad Popular y emblema de la izquierda durante el siglo pasado, Carlos Altamirano. √ćntimo amigo de el expresidente Salvador Allende, Altamirano fue clave en el proceso de reconstrucci√≥n del socialismo post dictadura.

Este domingo, cerca de las 16:00 horas, falleci√≥ a los 96 a√Īos el hist√≥rico dirigente del Partido Socialista, Carlos Altamirano Orrego, que a lo largo de su vida fue diputado por Valdivia en 1960 y senador por Santiago en 1965. Pero su rol m√°s trascendente en la historia de nuestro pa√≠s fue como secretario general del Partido Socialista entre 1971 y 1979.

Altamirano fue un activo promotor de la Unidad Popular que encabezó Salvador Allende, transformándose en el precursor del ala más radical del PS de aquella época.

Nacido el 18 de diciembre de 1922, creci√≥ en Santiago rodeado por su familia que pertenec√≠a a la √©lite chilena. Su madre era Sara Orrego Puelma y su padre Carlos Altamirano Rodr√≠guez, quien se dedic√≥ a administrar los latifundios de su padre; y de hecho, el abuelo materno de Altamirano, Juan Antonio Orrego, fue por 15 a√Īos presidente del directorio del Banco de Chile.

La influencia de su familia, la cual era lectora y muy apegada a la cultura seg√ļn √©l mismo reconoci√≥, influy√≥ fuertemente en su car√°cter, a pesar de que finalmente terminar√≠a forjando una personalidad totalmente distante a lo que era el ADN familiar.

Las raíces políticas de sus parientes también jugarían un rol importante en la identidad de Carlos Altamirano. A pesar de que todos estaban relacionados con la derecha chilena, él tomó los libros y comenzó su propio proceso hacia la izquierda.

Para esto fue clave su etapa escolar en el colegio Padres Alemanes, en donde tendría sus primeros acercamientos con la política. Allí, en las salas de clases, conoció a Clodomiro Almeyda, también histórico dirigente socialista.

Carlos Altamirano | Hans Scott | Agencia Uno
Carlos Altamirano | Hans Scott | Agencia Uno

En 1942 entr√≥, junto Almeyda, a estudiar Derecho en la Universidad de Chile. Ambos ven√≠an con un background muy fuerte del marxismo, pero en la Casa de Bello se meter√≠a de lleno al √°mbito pol√≠tico. Importante destacar que fue en esa √©poca que conoci√≥ a Andr√©s Aylwin, hermano del expresidente, y tambi√©n al exministro de Hacienda de Ib√°√Īez del Campo, Felipe Herrera.

Fue al terminar la carrera en que su consolidación de sus pensamientos políticos ya estaba hecha, por ende, al poco andar y tras varias conversaciones con Salvador Allende, terminó por consolidar una amistad que duraría hasta la muerte del Presidente durante el Golpe de Estado de 1973.

De hecho, durante la Unidad Popular, Altamirano, ya convertido en secretario general del PS, tom√≥ total distancia de las corrientes social dem√≥cratas de la izquierda chilena. Es as√≠ que su posici√≥n durante los meses previos al Golpe fueron m√°s duras que las de su compa√Īero Allende, con discursos catalogados por Estados Unidos y los detractores al proceso del la UP como ‚Äúsubersivos‚ÄĚ.

Ejemplo de esto es el discurso que dio 48 horas antes del 11 de septiembre en el Estado Chile, hoy Estado Víctor Jara.

‚ÄúSomos la vanguardia del proletariado, estamos preparados para resistir cualquier Golpe, Chile se va a convertir en un nuevo y heroico Vietnam‚ÄĚ, dijo Carlos Altamirano Orrego, siendo ovacionado, seg√ļn describe la historia.

Discurso que elevó todavía más la tensión en el país, pues esas palabras fueron decisivas para los militares y para lo que ocurrió horas después, afirmaciones que se cayeron una vez que Estados Unidos desclasificó informes en que se demostraba que la decisión del Golpe de Estado había sido tomada mucho antes.

Durante una entrevista concedida hace algunos a√Īos a la Biblioteca del Congreso Nacional, el exdiputado y exsenador, Carlos Altamirano, admiti√≥ que √©l no cre√≠a en el m√©todo que su amigo Salvador Allende propon√≠a para que la izquierda llegara al poder, seg√ļn el mismo explic√≥.

“Yo personalmente nunca cre√≠ en el planteamiento de Salvador (Allende), lo discutimos muchas veces, yo cre√≠a ut√≥pico de que el mundo propietario, el mundo due√Īo de los bancos, de la tierra, due√Īos de las riquezas, se dejaran expropiar tranquilamente, de que necesariamente ellos recurrir√≠an a la violencia”, se√Īal√≥.

Asimismo, el exsecretario general del PS siempre postuló que Allende era un demócrata, alguien que iba a respetar la Constitución a toda costa.

“Ese esp√≠ritu exageradamente democr√°tico signific√≥ que no hubo defensa en La Moneda y es lo que ha hecho a su vez c√©lebre el gobierno de la Unidad Popular a nivel mundial, pero tambi√©n es lo que lo llev√≥ a cavar su tumba”, detall√≥.

Dentro de los ‚Äúaportes objetivos‚ÄĚ que destac√≥ Altamirano del gobierno de la Unidad Popular est√° la nacionalizaci√≥n del cobre y que Codelco pasara a ser controlado por el Estado.

Tambi√©n, resalt√≥ como aporte la profundizaci√≥n de la reforma agraria, medida que signific√≥, seg√ļn Altamirano, la destrucci√≥n de los latifundistas y que se profundiz√≥ desde 1970 puesto que durante el gobierno de Frei Montalva, se√Īal√≥ Altamirano, en el debate legislativo intervino la oligarqu√≠a.

Dentro de los llamados aportes ‚Äúsubjetivos‚ÄĚ, el exdiputado enfatiz√≥ que la ciudadan√≠a se sent√≠a parte del Gobierno.

“Igualmente yo creo que son grandes aportes, ya m√°s de tipo subjetivo, el que el pueblo se sinti√≥ part√≠cipe real del gobierno de Chile, por eso uno de los gritos que exist√≠an en ese entonces era ‘este gobierno ser√° un gobierno de mierda, pero es nuestro gobierno"”, rememor√≥ Altamirano.

Patricio Aylwin y Carlos Altamirano (sentado) | Marcelo Segura | Agencia UNO
Patricio Aylwin y Carlos Altamirano (sentado) | Marcelo Segura | Agencia UNO

Tras el Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, pas√≥ a la clandestinidad y reci√©n tres meses despu√©s pudo irse del pa√≠s en el maletero de un autom√≥vil ayudado por el r√©gimen de la RDA. Sali√≥ rumbo a Argentina y luego, v√≠a Buenos Aires lleg√≥ a la Rep√ļblica Democr√°tica Alemana.

Durante el exilio vivió en Alemania y en Francia, y se convirtió en pieza fundamental para la renovación socialista y para la creación de sus actuales corrientes internas. También, fue partícipe de la articulación de la Concertación, coalición que finalmente derrotaría a la dictadura de Augusto Pinochet.

Fue a su regreso que pudo subsanar las diferencias profundas que tuvo durante la Unidad Popular con Patricio Aylwin, reconocidos como enemigos acérrimos. Sin embargo, durante el velorio del exPresidente participó de la guardia de honor dando por superado esa difícil relación.

La hija del exmandatario, Mariana Aylwin, se√Īal√≥ a Radio B√≠o B√≠o que efectivamente tras haber sido cercanos en la Universidad, la pol√≠tica los distanci√≥.

“El tema pol√≠tico los separ√≥, sobre todo despu√©s de la radicalizaci√≥n del Partido Socialista, a partir del a√Īo 68, y especialmente en el gobierno de la Unidad Popular”, destac√≥.

Alejamiento que tambi√©n se dio por la personalidad que ten√≠a el exsecretario general del PS, la cual era muy determinada en sus ideas. El exministro de Relaciones Exteriores de Salvador Allende, Jorge Arrate, quien fue muy cercano a Altamirano a pesar de tener cerca de 20 a√Īos de diferencia, retrata a al fallecido dirigente socialista como un personaje ‚Äúpol√©mico‚ÄĚ.

“Yo lo definir√≠a como un pol√≠tico pol√©mico, como deben ser todos los pol√≠ticos que aspiran a cambiar la sociedad. El gran m√©rito √©tico de Carlos Altamirano, es que nunca renunci√≥ y nunca trans√≥ la perspectiva de que es posible vivir de una manera distinta a la que vivimos actualmente”, sostuvo.

Carlos Altamirano Orrego se retiró de la política activa a su arribo a Chile 1993. Desde entonces solo se dedicó a la reflexión política.

Tendencias Ahora