Nacional
Martes 19 febrero de 2019 | Publicado a las 18:51 · Actualizado a las 16:27
"La tortura existió en Chile desde que tengo uso de razón, era necesario": la polémica cita de Rivas
visitas

Adriana Rivas es por hoy, el nexo m√°s cercano a una pronta y posible justicia en Chile, por la tortura y asesinatos cometidos en tiempos de dictadura.

La ex secretaria del Ministerio de Defensa en la era Pinochet, fue arrestada recientemente en Australia. A partir de esto, las reacciones han venido en cadena. No es para menos, ya que está vinculada a la tortura y asesinato de 7 personas cuando era ex miembro de la DINA, bajo órdenes de Manuel Contreras.

¬ŅC√≥mo llega una mujer joven, en la d√©cada del 70, a trabajar para un mecanismo tan sombr√≠o en la historia de Chile? Ella misma se lo cont√≥ en una entrevista a la cadena australiana SBS en 2013.

El video con duración de casi una hora, tiene una edición de aproximadamente 8 minutos, en la que se condensa lo más importante dicho por la mujer que tocó las mieles del poder a través de los militares.

Rivas, coment√≥ en el espacio que hoy cobra vigencia, dada su detenci√≥n, que fue escogida entre varias aspirantes a secretarias ejecutivas biling√ľes. Miembros de Defensa llegaron hasta su centro de estudios para buscar secretarias. Entre las ‚Äúelegidas‚ÄĚ estaba ella. ‚ÄúMe llamaron especialmente para trabajar con Alejandro Burgos‚ÄĚ. Se trata del agente de la DINA que ingres√≥ a sus filas en 1973 y se convirti√≥ en hombre de confianza de Manuel Contreras, director de este organismo represor.

Se describió como una joven de clase media, con un padre que era comerciante pero no tenía los recursos para hacerla conocer el nuevo mundo que estaba por descubrir. Su madre, ama de casa y sus otros 5 hermanos, estudiantes. Ese día, cambiaría el curso de su vida, y de hecho, lo sigue haciendo hasta ahora.

SBS / BBC
SBS / BBC

“Mis mejores a√Īos de juventud son los que viv√≠ en la DINA”

Viajes, lujos, cenas y otros menesteres del jet set político le dieron un nuevo mundo a la joven secretaria que hoy enfrenta un panorama muy distinto.

‚ÄúCuando llegu√© a la DINA fue otro mundo para mi, (ten√≠a) ropa Nos vest√≠an de pies a cabeza, cuatro veces al a√Īo en las mejores casas del pa√≠s. Una cabra como yo, de clase media con educaci√≥n media: ¬Ņt√ļ crees que ten√≠a la oportunidad de cenar en embajadas en Chile, andar en limusina, viajar gratis sin pagar ni uno, en los mejores hoteles?”

El estar cerca de presidentes, monarcas y otros accesos lejanos al resto de mortales la fueron encari√Īando, seg√ļn lo denota en la entrevista.

Su rol fue importante, seg√ļn ella. ‚ÄúCon Burgos trabaja bien, me pasaban los microfilm que encontraba de los allanamientos, que eran unas cositas chiquititas; ten√≠a yo una lupa y las ten√≠a que traducir‚ÄĚ.

Durante el di√°logo que se torna m√°s honesto con el paso de los minutos, Rivas dijo desconocer si hab√≠an documentos de la CIA, los que llegaban a la parte internacional de la DINA. ‚ÄúYo nunca trabaj√© con ese grupo‚ÄĚ, asegur√≥.

Pero, durante la entrevista, le insisten en esos documentos desde la agencia de investigación estadounidense. Su otrora jefe, también acusado de tortura y asesinato, Manuel Contreras, sale a mención en la charla.

¬Ņ‚ÄĚManuel Contreras, ten√≠a relaci√≥n con la CIA‚ÄĚ? Le insisten a la ex secretaria. ‚ÄúNo, √©l era una persona muy reservada‚ÄĚ, dice con asombro. Luego viene la etapa en la que habla de su lealtad al militar que consider√≥ su amigo porque la ayud√≥ en cosas dif√≠ciles.

‚ÄúExcelente persona, excelente jefe y nadie puede decir lo contrario porque √©l ayud√≥ a todo mundo que pudo‚ÄĚ. Contreras firm√≥ un cheque para su familia que no ten√≠a fecha de devoluci√≥n de ‚Äúlo prestado‚ÄĚ. El t√©rmino lealtad, entonces, se afirm√≥ a√ļn m√°s en ambos personajes.

SBS
SBS

“La tortura existi√≥ desde que tengo uso de raz√≥n en Chile”

A Rivas, le preguntaron si le parec√≠an injustas las condenas en torno a las torturas desde la DINA. Su respuesta no sorprend√≠a a propios, pero si a extra√Īos, a d√©cadas de un episodio que los chilenos a√ļn tienen en la memoria.

‚ÄúClaro que es injusta. Me parece que todas las condenas que han hecho son injustas. Si la balanza hubiese sido apareada como correspond√≠a para los dos lados iguales, yo no dir√≠a que fue injusta, pero fue injusta‚ÄĚ.

Pese a ser prófuga de la justicia, Rivas, vio el momento para analizar al estilo de cualquier politólogo lo ocurrido en tiempos de dictadura. El MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria) tenía tanta responsabilidad como la DINA, a su criterio.

‚ÄúPorque toda la gente que particip√≥, los del MIR, los que mataron, porque tambi√©n ellos mataron mucha gente, antes y despu√©s. Bueno, la tortura existi√≥ desde que yo tengo uso de raz√≥n en Chile. Siempre existi√≥. Todo mundo sab√≠a que ten√≠an que hacer eso y quebrar a la gente de alguna manera‚ÄĚ.

Rivas, pierde por un momento la noción de su realidad judicial y habla de los procedimientos oscuros, utilizados en tiempos de la dictadura, esos que lo tenían en el ojo de la tormenta, alimentada por los pedidos de justicia en la era post pinochetista.

‚ÄúPorque los comunistas son cerraos, tienen una formalidad militar mucho mejor que la de los militares. Pa‚Äô que estamos con cosas. Era necesario, lo unico que usaron los nazi, me entend√≠‚Ķ una parte necesaria. ¬ŅY t√ļ crees que en Estados Unidos no hacen lo mismo? Todo mundo lo hace‚ÄĚ.

La mujer que ahora guarda prisi√≥n en Sidney, normaliza en esa entrevista la tortura, reconociendo adem√°s que, seg√ļn ella, no hab√≠a otro camino.

SBS
SBS

“Si es la √ļnica manera de quebrar a la gente porque psicol√≥gicamente no hay un m√©todo, no esta la inyeccion que te ponen en las pel√≠culas para que tu digai la verdad, no existe. Nadie te va a decir ‚Äėyo mat√© a fulano y sutano‚Äô‚ÄĚ.

Lo que viene después de esa especie de confesión, es la forma en la que salió de Chile, cuando fue apresada en 2006, en medio de una visita que hizo a su familia. Llegaba procedente de Australia. Rivas ya había huído a ese país a finales de los 70.

En 2007, un a√Īo despu√©s de ser apresada en el aeropuerto de Santiago, obtuvo libertad condicional, misma que aprovech√≥ para escapar de nuevo a territorio australiano, v√≠a Mendoza y Buenos Aires.

La situaci√≥n hoy es muy distinta, aunque tras su arresto, la justicia de Australia tiene la palabra a la hora de decidir si la tambi√©n conocida como ‚ÄúLa Chany‚ÄĚ, ser√° devuelta a Chile, donde los tribunales le esperan por los delitos que se le imputan.

BBC
BBC
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos
Tendencias Ahora