Nacional
Miércoles 10 octubre de 2018 | Publicado a las 05:44 · Actualizado a las 08:45
Cox y movimiento Schoenstatt protagonizan nuevo escándalo sexual en la Iglesia Católica chilena
Publicado por: Guido Focacci La información es de: Nicole Martínez , Deutsche Welle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Francisco José Cox, sacerdote contra quien pesan varias denuncias de abuso sexual en Chile y una en Alemania, es hoy el centro de atención en la crisis de la Iglesia Católica nacional.

El sacerdote fue alejado de sus funciones pastorales en 1997 y desde ahí se dedicó a otras labores de la Iglesia, hasta que el 2002 se recluyó en Alemania, bajo el alero de Schoenstatt.

Exautoridades de la Conferencia Episcopal justificaron a Radio B√≠o B√≠o su traslado en el contexto en que se dio. Aseguran no hab√≠a denuncia formal en su contra, ni can√≥nica ni judicial, y que en ese entonces “quiz√°s” fue una buena decisi√≥n sacarlo de Chile.

Varios de sus cercanos dicen que no dudan en que, si es requerido por la justicia, comparecerá. Sin embargo, sus denunciantes aseguran que sólo retornará con una orden de extradición.

Uno de sus denunciantes, Hern√°n Godoy, record√≥ que en 2002 √©l hizo las denuncias p√ļblicamente. Detall√≥ que ya envi√≥ los antecedentes de su caso al Papa y que la misma Cech en alg√ļn momento reconoci√≥, al menos, conductas impropias.

“Yo el a√Īo 2002 me atrev√≠ a denunciar. Cuento que a Cox yo lo pill√© con un muchacho en su despacho. El d√≠a 6 de noviembre la Conferencia Episcopal Chilena estaba pidiendo perd√≥n por los abusos cometidos por Cox”, relat√≥.

Consultado al respecto, el obispo de Temuco, Héctor Vargas, dijo no conocer los detalles del caso y sostuvo que ojalá la Nunciatura y Schoenstatt resuelvan el tema de la mejor manera.

“No estoy al tanto cien por ciento de esa situaci√≥n. Porque la est√° manejando la Nunciatura Apost√≥lica con el Instituto Secular de los Padres de Schoenstatt y por lo tanto yo tengo informaci√≥n para entregar en este momento. Es un tema que tienen que resolver ellos y ojal√° que lo resuelvan de la mejor forma”, se√Īal√≥.

Vía Crucis del Movimiento Schoenstatt | Hans Scott | Agencia UNO
Vía Crucis del Movimiento Schoenstatt | Hans Scott | Agencia UNO

Prensa alemana y la desclasificación de archivos

La cadena alemana Deutsche Welle inform√≥ este martes que “el presunto abuso sexual de un menor por parte de un obispo em√©rito en territorio alem√°n no tendr√° consecuencias penales en Alemania para el prelado. El fiscal responsable de Coblenza confirm√≥ este lunes que el caso habr√≠a prescrito y en el a√Īo 2004, lo sucedido no era delito, ya que la v√≠ctima ten√≠a 17 a√Īos, y entonces se consideraba delito de abuso sexual el cometido contra los menores de 16 a√Īos”.

El superior general del Instituto de Padres Schönstatt, Juan Pablo Catoggio, explicó por escrito a DW que Cox requiere asistencia permanente y muestra una incipiente demencia senil.

Sin embargo, DW record√≥ que el canal 24 Horas mostr√≥ im√°genes del exobispo la semana pasada, donde no se aprecia desorientaci√≥n o perturbaci√≥n alguna. En dichas grabaciones Cox calific√≥ de un ‚Äúenredo enorme‚ÄĚ las denuncias de abuso sexual en su contra en Chile, a√Īadiendo que estos casos ‚Äúno son problema suyo‚ÄĚ.

Impotencia por estar dando esta lucha y ver a un viejo desgraciado. ¬ŅC√≥mo no se va a acordar de todo lo que hizo?, a lo mejor con tanta v√≠ctima ya se le olvid√≥ qui√©n, pero se que se va a hacer justicia, yo quiero a Cox ac√°, que pague.
- Hern√°n Godoy

Al mismo tiempo, The Clinic public√≥ un largo texto en su sitio web bajo el t√≠tulo “Los archivos secretos de Cox‚ÄĚ. En √©l se describe en detalle c√≥mo los miembros de la jerarqu√≠a eclesi√°stica chilena se opusieron, al principio, a que se dieran a conocer las acusaciones de abuso sexual contra Cox. Seg√ļn el citado medio, diez a√Īos antes, un cura indignado habr√≠a informado a los obispos que hab√≠a presenciado un abuso sexual. Pero la √ļnica respuesta que obtuvo fue que la situaci√≥n de Cox era “conocida” en la comunidad de Sch√∂nstatt, a la que pertenec√≠a el arzobispo desde 1965.

En el texto se habla de una “orientaci√≥n sexual obsesiva” de Cox, “demasiado visible para pasar inadvertida”. Cox tambi√©n habr√≠a reunido a cl√©rigos con caracter√≠sticas similares como empleados. Adem√°s se menciona que durante los a√Īos de Cox en el Vaticano, entre 1980 y 1985, una monja lo habr√≠a sorprendido en una situaci√≥n √≠ntima con un joven, lo que podr√≠a explicar del regreso de Cox a Chile en 1985.

Esto indica que el Vaticano envió a Cox deliberadamente a Alemania para protegerlo. El arzobispo renunció a su cargo en La Serena repentinamente en 1997, luego vivió en Colombia y, básicamente, nunca regresó oficialmente a Chile.

“En 2002, la Congregaci√≥n Episcopal en Roma le pidi√≥ a nuestro instituto que lo recibiera en una de nuestras casas, raz√≥n por la cual ha estado viviendo en la casa central de los Padres de Schoenstatt durante muchos a√Īos, en Vallendar “, dijo el superior general Catoggio la semana pasada.

En 2002, Cox lleg√≥ a Schoenstatt, donde vivi√≥ en uno de los edificios del extenso campus. Dos a√Īos m√°s tarde, volvi√≥ a cometer un delito sexual. Seg√ļn expuso el fiscal de Coblenza el lunes, el obispo em√©rito “habr√≠a abusado sexualmente de un joven boliviano, quien en 2004 ten√≠a 17 a√Īos de edad‚ÄĚ. La v√≠ctima participaba en un programa de estudios de los Padres de Sch√∂nstatt en Vallendar.

Luca Serazzi (CC) Flickr
Luca Serazzi (CC) Flickr

¬ŅC√≥mo reaccionar√° el Vaticano?

La v√≠ctima, que ahora reside en Estados Unidos y cambi√≥ de nombre, inform√≥ en noviembre de 2017 al encargado de aclarar abusos de la asociaci√≥n Padres de Schoenstatt Internacional. Solo despu√©s de una investigaci√≥n eclesi√°stica en EEUU, en la que las declaraciones de la v√≠ctima fueron “consideradas cre√≠bles”, se present√≥ la denuncia a principios de agosto de 2018 ante la fiscal√≠a de Coblenza.

En el caso de Cox, muchos parecen sospechar que se trataría de un delincuente en serie. Se desconoce por qué la congregación de Schönstatt no se puso en contacto con la justicia chilena desde 2002.

Muchos ahora miran hacia Roma. El superior general destac√≥ que hab√≠a informado tanto al Vaticano, a la fiscal√≠a y a la di√≥cesis: “El asunto est√° ahora en manos de la Congregaci√≥n de la Fe en Roma”. All√≠, no hay informaci√≥n sobre tales procedimientos, pero no se puede descartar que el papa Francisco expulse a Cox de la Iglesia Cat√≥lica ante la conmoci√≥n reinante en Chile por los casos de abusos sexuales.

Tendencias Ahora