Nacional
La acusación detrás de uno de los institutos de inglés más reconocidos en Chile
Publicado por: Valentina Gonz√°lez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Extrabajadores de la firma que hasta hace unos a√Īos estuvo a cargo del instituto de ense√Īanza de ingl√©s, Tronwell, reclaman el pago de millonarias deudas previsionales y acusan a sus directivos de haber planeado su quiebra.

En su p√°gina oficial, Tronwell dice tener 30 a√Īos de “trayectoria y liderazgo” en el rubro, adem√°s de m√°s de 225 mil estudiantes. Pese a este buen pasar de la empresa, sus extrabajadores se encuentran en un complejo escenario.

Cristi√°n Mart√≠nez, exejecutivo de Recursos Humanos de Tronwell S.A, acus√≥ junto a un grupo de exfuncionaros que pese a que la empresa le descontaba de sus sueldos el porcentaje de pagos provisionales, estos dineros nunca llegaron a AFP ni a isapres, seg√ļn qued√≥ evidenciado en un reportaje de CHV.

Producto de estas irregularidades, en varias ocasiones se reunieron con el gerente general de ese entonces, Germ√°n Morand√©, quien -seg√ļn indic√≥- en m√°s de una oportunidad los amenaz√≥ con que si continuaban reclamando se “iba a tirar a quiebra”.

En 2014 la empresa vende los activos a una segunda empresa, quedando con ingresos mínimos y un listado de 322 trabajadores. En 2016 se declara en quiebra y desvincula a todos sus empleados, a los que quedaron debiendo 1.125 millones en finiquitos.

Al mismo tiempo en que se declaraba en quiebra, su directorio vend√≠a el uso de la marca a Tronwell SPA, la que adem√°s adquiri√≥ la cartera de clientes de la segunda compa√Ī√≠a, permitiendo que hoy pueda operar sin los compromisos financieros de la empresa original.

Los trabajadores apuntan como responsable a Pedro Fern√°ndez Villavicencio, quien junto a su socio y representante legal adem√°s el gerente general de ese entonces, habr√≠an planeado la quiebra para no pagar las deudas que manten√≠an con trabajadores y proveedores de la compa√Ī√≠a.

El medio logró contactarse con el socio fundador, Fernández Villavicencio, quien no quiso hablar argumentando que vendió su parte el 2015, por lo que no tiene responsabilidad en lo que haya pasado en adelante. Las otras dos personas que los trabajadores apuntan como responsables no figuraron como residentes en los domicilios que aparecen en sus registros legales.

URL CORTA: http://rbb.cl/gd0e
Tendencias Ahora