Internacional
Jueves 12 marzo de 2020 | Publicado a las 09:38
Francia se niega a postergar elecciones municipales por coronavirus: implementar√° medidas especiales
Por Christian Leal
La información es de Agence France-Presse
visitas

El coronavirus marcar√° las elecciones municipales en Francia este domingo, las primeras que se celebran en una Europa sacudida por esta crisis sanitaria y para las cuales las autoridades ordenaron medidas extraordinarias para evitar nuevos contagios.

El gobierno franc√©s, que se neg√≥ a posponer los comicios a dos vueltas del 15 y 22 de marzo pese a la expansi√≥n del virus, emiti√≥ a inicios de semana una serie de medidas de protecci√≥n in√©ditas, bajo el lema “votar no es peligroso”.

El objetivo: garantizar la celebración de las elecciones, sin aumentar el riesgo de propagación en este país, que es actualmente el segundo foco europeo del COVID-19, después de Italia, con más de 2.200 casos y 48 muertos.

Cada centro electoral deber√° colocar marcas en el suelo para asegurarse de que “en cada etapa de la votaci√≥n” los electores mantengan al menos un metro de distancia entre ellos, con el fin de evitar una “promiscuidad prolongada”.

En cuanto a la higiene, se pedirá a los electores lavarse las manos antes y después de colocar su voto en las urnas y se desinfectarán las cabinas de votación continuamente durante el día.

Sin embargo, “no se puede negar el derecho a votar a alguien que se niega a lavarse las manos, ya que podr√≠a socavar la legitimidad del voto”, advirti√≥ el ministerio del Interior.

Asimismo, las autoridades recomendaron a los ciudadanos llevar su propio bolígrafo para votar y se instará a la gente a entrar y salir rápidamente para evitar las filas fuera de los colegios electorales.

¬ŅRiesgo de abstenci√≥n?

Pese a las precauciones, la epidemia podría tener un impacto sobre la participación en los comicios, durante los cuales muchos electores, reacios a ir a las urnas en tiempo normal, podrían tener un argumento más para quedarse en sus casas.

Seg√ļn una encuesta, un 28% de los votantes podr√≠a abstenerse de ir votar por temor a contagiarse del coronavirus. Un porcentaje que representa un poco m√°s de 11 millones de votantes, sobre 44 millones de inscritos.

Hay tambi√©n dudas sobre si habr√° suficientes voluntarios para contar los votos, sobre todo en las regiones m√°s afectadas por el coronavirus. “La gente no quiere necesariamente tener que tocar cientos de boletas en este momento”, resume Christine, una voluntaria asidua.

El coronavirus sacudi√≥ tambi√©n la recta final de la campa√Īa electoral con decenas de m√≠tines cancelados en todo el pa√≠s para “limitar el riesgo de propagaci√≥n” y tras la prohibici√≥n de las reuniones p√ļblicas de m√°s de 1.000 personas.

En un contexto de tensi√≥n tras un invierno de huelgas y manifestaciones, y la crisis de los “chalecos amarillos”, estas elecciones municipales ser√°n vistas como una prueba de fuego para el presidente Emmanuel Macron.

Anticipando una previsible debacle, el jefe de Estado ha intentado minimizar esta lectura en clave nacional y ha hecho hincapié en el carácter local de estos comicios.

“No creo que la gente vote por este o aquel candidato porque apoyen o no al presidente”, dijo ante la prensa en enero.

Implantaci√≥n del ‘macronismo’

Sin embargo, para Martial Foucault, director del centro de investigaci√≥n Cevipof de la Universidad de Sciences Po, “esta elecci√≥n ser√° un precioso indicador de la implantaci√≥n del ‘macronismo’ a nivel local”.

Pero los pronósticos para su partido no son buenos.

Nada ilustra mejor la dif√≠cil situaci√≥n que la de Par√≠s: en la carrera por la alcald√≠a de la Ciudad Luz, la hasta hace poco ministra de Salud, Agn√®s Buzyn, tuvo que sustituir a √ļltima hora al candidato de Macron, Benjamin Griveaux, tras la difusi√≥n de un video de car√°cter sexual.

Pero Buzyn está rezagada en tercer lugar en los sondeos, con 19% de las intenciones de voto, por detrás de la actual alcaldesa de París, la socialista Anne Hidalgo, y la ex ministra de Justicia de Nicolas Sarkozy, la conservadora Rachida Dati, empatadas a la cabeza.

Además, el jefe de Estado no pudo impedir que el galardonado matemático Cédric Villani presentara una lista disidente. Y aunque los sondeos le dan apenas 7% de los votos, su candidatura cristaliza la división en las filas macronistas y le resta votos a la candidata oficial.

El partido presidencial se fij√≥ como objetivo obtener 10.000 consejeros municipales, entre 500.000 esca√Īos. “No es una apuesta muy audaz”, estima Foucault, pero para el l√≠der de LREM, Stanislas Gu√©rini, ser√≠a un “paso de gigante” para un partido creado hace apenas cuatro a√Īos.

Tendencias Ahora