Internacional
Lunes 29 abril de 2019 | Publicado a las 15:59
Abusos en los maristas: exprofesor es condenado a 22 a√Īos de c√°rcel en Espa√Īa
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La justicia espa√Īola conden√≥ este lunes a 21 a√Īos y nueve meses de c√°rcel a un exprofesor de la congregaci√≥n cat√≥lica Hermanos Maristas en Barcelona (noreste) por abusar sexualmente de cuatro alumnos menores de edad, inform√≥ el tribunal.

“La Audiencia Nacional de Barcelona condena a 21 a√Īos y 9 meses a un hombre acusado de 4 delitos de abusos sexuales, dos de ellos de forma continuada”, se√Īal√≥ el tribunal en un comunicado.

Se trata de la primera sentencia por el esc√°ndalo que estall√≥ en 2016 en las escuelas Maristas de Barcelona con m√°s de 40 denuncias contra doce profesores, que sirvi√≥ para romper el silencio imperante hasta entonces en Espa√Īa sobre los abusos a menores en la Iglesia.

Su principal protagonista fue Joaquín Benítez, el exprofesor de educación física condenado que había recibido 17 denuncias de alumnos, la mayoría de ellas por hechos prescritos.

Los magistrados lo acusan de haberse aprovechado “de su ascendencia y jerarqu√≠a como profesor de educaci√≥n f√≠sica y de la confianza que los alumnos ten√≠an por ello depositada en √©l”.

El tribunal da por bueno el abanico de abusos descrito por las víctimas en el juicio, celebrado en Barcelona a finales de marzo: tocamientos, masturbaciones, felaciones o incluso forzar que lo penetraran.

Ben√≠tez hab√≠a justificado su comportamiento por los abusos que hab√≠a sufrido √©l mismo en un internado cat√≥lico. “Instintivamente lo ve√≠a como un comportamiento pr√°cticamente normalizado”, dijo.

Sus v√≠ctimas eran alumnos de alrededor de 14 a√Īos a quienes recib√≠a en un cuarto habilitado como despacho donde dispon√≠a de una camilla para supuestamente hacer masajes.

Sentencia esperada

Los magistrados imponen tambi√©n una indemnizaci√≥n de 120.000 euros que, en caso de insolvencia del condenado, deber√°n asumir la compa√Ī√≠a aseguradora de la escuela y la fundaci√≥n Maristas.

La congregación solo acudió al juicio como responsable civil subsidiario aunque las víctimas y el mismo condenado la acusaron de haber silenciado estos casos.

El tribunal estim√≥ “muy limitada” la credibilidad del acusado y descart√≥ tener “la certeza” de que hab√≠a sido “protegido” por la instituci√≥n.

“Esta era una sentencia esperada y necesaria”, reaccion√≥ la fundaci√≥n Maristas en un comunicado, reiterando su perd√≥n por los casos aunque exculp√°ndose de haberlos encubierto.

Desde el estallido de este caso se ha producido un creciente goteo de denuncias por abusos sexuales en la Iglesia espa√Īola, tanto en congregaciones religiosas como en parroquias.

En Espa√Īa, la Iglesia pidi√≥ perd√≥n y prometi√≥ modificar sus protocolos de actuaci√≥n ante estos casos pero muy pocas denuncias terminaron ante la justicia por haber prescrito.

Tendencias Ahora