Internacional
Miércoles 06 marzo de 2019 | Publicado a las 12:24 · Actualizado a las 12:35
Elecciones generales en Espa√Īa: la fragmentaci√≥n pol√≠tica deja sin protagonismo al bipartidismo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Es una elecci√≥n que ya se prev√© hist√≥rica. La Espa√Īa que se muestra al mundo de cara al pr√≥ximo 28 de abril, debe elegir a miembros del Congreso de los Diputados y del Senado, las dos c√°maras de las Cortes Generales, organismo que representa al pueblo espa√Īol.

Históricas, se dice, porque en la contienda se presentan dos corrientes fragmentadas pero necesarias entre sí. Se trata de los bloques conformados por la izquierda, encabezada por Pedro Sánchez,(PSOE) apoyado por Pablo Iglesias (Podemos).

Haciendo el contra peso, entran en juego en la ultra derecha Pablo Casado (Partido Popular) y Albert Rivera de centro derecha (Ciudadanos). Este √ļltimo suma fuerzas con Vox, un partido pol√≠tico creado en 2014 y que aspira a conseguir representaci√≥n parlamentaria en un momento clave para el bloque.

Desde que el actual l√≠der espa√Īol Pedro S√°nchez anunci√≥ el adelanto de elecciones, los bloques mencionados han suscitado una vor√°gine de divisi√≥n en todo el espectro pol√≠tico, en un pa√≠s donde la moci√≥n de censura contra el ex presidente Mariano Rajoy, debilit√≥ a la derecha.

Varios factores entraron en juego para el adi√≥s obligado de Rajoy, promovido por S√°nchez en junio de 2018: las elecciones en Catalu√Īa, (en busca de su independencia) y los esc√°ndalos de corrupci√≥n sacudiendo al PP, luego que la audiencia espa√Īola determinara que este partido se benefici√≥ de sobornos por el caso G√ľrtel.

BENJAMIN CREMEL / Agencia France-Presse
BENJAMIN CREMEL / Agencia France-Presse

Sin embargo, el escenario ha cambiado sobre todo para el PP que pretende recobrar el tiempo perdido y ante todo, la credibilidad. Enfrascados en una contienda de las m√°s aguerridas, la derecha e izquierda espa√Īola se juegan entonces m√°s que los 350 esca√Īos para el congreso y 208 para el senado.

“El bloque de Col√≥n”

La oportunidad que persiguen la derecha e izquierda espa√Īola, est√° en el aire, es decir, desde la precampa√Īa electoral.

El periódico El País ha dejado al descubierto en sus reportes, los artificios que cada uno de los bloques pretenden aplicar para dejar atrás los fantasmas en la cabeza de los electores.

Por ejemplo la derecha, cuestionada por el efecto Rajoy, tiene en su línea de ataque el Juicio del Procés que tiene que ver con el procesamiento a los líderes que impulsaron la causa independentista catalana. Su discurso, entre otros, es abanderarse en contra de esa posibilidad de independizarse. Ahí es donde la ultra derecha volvería recargada al redil (si resulta su ultranacionalismo).

La izquierda, entre tanto, tiene en la mente el recordatorio de los esc√°ndalos de corrupci√≥n que generaron la ca√≠da de Mariano Rajoy. La idea de aliarse en bloques no resulta descabellada, dado que hoy m√°s que nunca, “la uni√≥n hace la fuerza” en la Espa√Īa fragmentada ideol√≥gicamente.

Pedro S√°nchez ha insistido en los que considera riesgos latentes camino a las urnas.”La derecha defiende una Espa√Īa en la que solo caben ellos, nosotros un pa√≠s constitucional en el que caben todos‚ÄĚ. De hecho la califica como “La Derecha de Col√≥n”.

Es parte de un discurso que trata de resolver las cr√≠ticas de los medios de comunicaci√≥n de su pa√≠s, que califican su mandato de “ef√≠mero”, pero a√ļn as√≠ considera que debe seguir liderando para dejar atr√°s las desigualdades.

En la izquierdista Podemos, apoyando a Sánchez, no hay un optimismo ciego a la causa del PSOE. Una de sus caras más visibles, Irene Montero, lamenta que quedara sin efecto la alianza que sacó a Rajoy del poder.

De todas formas, los resultados que puedan venir a partir del 28 de abril, mostrarán una correlación de fuerzas, interesante al mundo.

JAVIER SORIANO / Agencia France-Presse
JAVIER SORIANO / Agencia France-Presse

La causa feminista en agenda

El 8 de marzo, cuando el feminismo conmemora su movimiento cada vez extrapolado a la pol√≠tica y otras causas ciudadanas, los partidos pol√≠ticos en Espa√Īa, saben que hay un caudal de mujeres que no pueden menospreciar, como el mismo machismo que oblig√≥ a componer una estrategia contra el patriarcado.

Las encuestas lo dicen claramente. Las mujeres, hoy por hoy, suponen el 60% de los votantes indecisos, reporta El País. Son nada más y nada menos que 4 millones de votos flotantes que hay que convencer.

El viernes, las espa√Īolas se suman a una huelga general feminista con alcances internacionales y el ultra derechista PP, ha dado un giro importante en un tema vital para el feminismo: la brecha salarial.

Hace un a√Īo, el Partido Popular no ve√≠a prioritario legislar sobre la brecha salarial, puesto que como es ilegal, se volv√≠a innecesario.

En plena campa√Īa, propone impulsar un pacto de Estado al respecto. Ciudadanos, su centro derecha como soporte, ha presentado un “manifiesto feminista”. Su principal caracter√≠stica es regular la prostituci√≥n y los vientres de alquiler.

Se trata de un cambio significativo, viniendo de una ideología que ha mantenido a través de la historia una idea consagrada del rol de la mujer y el hombre en la sociedad.

El elemento ir√≥nico es que, el PP cuenta con el 57% de votantes femeninas dispuestas a marcar su bandera. El PSOE con un 55%, seg√ļn la encuesta CIS, pese a que S√°nchez apoya la causa femenina de la igualdad.

CIS | El País
CIS | El País

Un interesante escenario se viene el 28 de abril en Espa√Īa, el cual podr√≠a revelar un mapa pol√≠tico complejo desde el congreso y el senado. Las decisiones depender√≠an de la negociaci√≥n ampliada, dejando al bipartidismo en segundo plano, si es que se materializa el apoyo de la centro izquierda y derecha a sus respectivas causas.

Tendencias Ahora