Internacional
Jueves 21 marzo de 2019 | Publicado a las 19:40
Revelan que 737 MAX siniestrados carecían de funciones de seguridad que Boeing ofrecía como "extras"
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Aunque la investigaci√≥n a√ļn est√° en curso, siguen sum√°ndose los antecedentes en contra de la compa√Ī√≠a Boeing como -al menos- parcialmente responsable en los fatales accidentes que involucraron a dos naves 737 MAX, de su fabricaci√≥n.

Primero fue la revelaci√≥n de que la firma estadounidense tuvo planes de emitir una advertencia por posibles fallos en sus instrumentos tras la ca√≠da del vuelo de Lion Air en Indonesia el 29 de octubre pasado, que mat√≥ a 189 personas. Luego, que la Administraci√≥n Federal de Aviaci√≥n (FAA) de EEUU permiti√≥ a la empresa realizar ella misma las pruebas de seguridad del nuevo modelo lanzado en 2017, proceso que, seg√ļn The Seattle Times, arroj√≥ serias deficiencias.

Ahora, un reporte del New York Times detalla que tanto el vuelo de Lion Air como el de Ethiopian Airlines, que cayó este 10 de marzo en Etiopía matando a 157 personas, carecían de dos instrumentos de seguridad considerados críticos por los expertos, debido a que Boeing los vendía como opcionales a un costo mayor.

Se trata de instrumentos que permiten monitorear en detalle el ángulo de ataque de la nave, es decir, la inclinación de la nariz. Si este ángulo supera un límite durante el ascenso, el avión corre riesgo de perder sustentación y caer en picada (stall).

Uno es precisamente un indicador de ángulo de ataque, el cual entrega lecturas de los dos sensores incorporados en la aeronave. El otro es una alerta de conflicto (disagree light), que se activa cuando la información entregada por ambos sensores es diferente. Ninguno de ellos estaba presente en los 737 MAX siniestrados, que se desplomaron a pocos minutos del despegue.

“Ambos (instrumentos) son cr√≠ticos y a las aerol√≠neas les cuesta pr√°cticamente nada instalarlos. Boeing cobra un extra por ellos porque no son obligatorios, pero resultan vitales para la seguridad”, indic√≥ al peri√≥dico el analista de la consultora de aviaci√≥n Leeham, Bjorn Fehrm.

El problema es que Boeing puede obtener hasta un 5% de ganancias m√°s por aeroplano con la venta de funcionalidades extra. Y mientras muchas de ellas son est√©ticas u orientadas a la comodidad, otras son funcionalidades de seguridad. El asunto se vuelve a√ļn m√°s complejo considerando la tendencia de las aerol√≠neas low-cost, muchas de las cuales intentan reducir al m√°ximo sus gastos, explica el New York Times.

Seg√ļn fuentes internas de la empresa, Boeing actualizar√° sus aeronaves para que incluyan por defecto la alerta de conflicto en todos los nuevos 737 MAX. Sin embargo, el indicador de √°ngulo de ataque continuar√° siendo ofrecido como un opcional.

Esto es sólo un ejemplo de otras características que se consideran extras, como un sistema extinguidor de fuego adicional en la sección de equipaje. Eventos anteriores han demostrado que, durante un incendio, las llamas pueden extenderse demasiado rápido como para que un sólo sistema de extinción de cuenta de ellas. En Japón este sistema de respaldo es obligatorio, pero en EEUU no.

“Hay muchas cosas que no deber√≠an ser opcionales, pero muchas aerol√≠neas buscan obtener sus aviones al menor precio posible. Adem√°s, esto le da la posibilidad a Boeing de decir ‘Hey, nosotros lo ofrecimos"”, sentencia el abogado especialista en aviaci√≥n y antiguo piloto de pruebas, Mark H. Goodrich.

Aunque no hay certeza de los costos, se calcula que una aerol√≠nea puede gastar entre 800 mil y 2 millones de d√≥lares en “extras”.

Tendencias Ahora