Internacional
Jueves 18 junio de 2020 | Publicado a las 10:31 · Actualizado a las 12:18
China da un nuevo paso para adoptar ley de seguridad en Hong Kong acusada de menoscabar autonomía
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

Pese a la oposición del G7, China franqueó el jueves una nueva etapa hacia la adopción de un controvertido proyecto de ley de seguridad nacional en Hong Kong, cuando el principal órgano legislativo chino empezó a examinar el texto.

El territorio semiautónomo chino fue escenario en 2019 de multitudinarias manifestaciones contra la influencia del gobierno central, que dieron lugar a actos vandálicos y violentos y reforzaron el movimiento independentista en la excolonia británica

Frente a esta movilización, Pekín y el ejecutivo local hongkonés quieren hacer aprobar lo más rápido posible una ley de seguridad nacional para el enclave.

Tanto la oposición prodemocracia hongkonesa como varios países occidentales advirtieron que la iniciativa de Pekín podría cuestionar la autonomía otorgada al territorio semiautónomo. El G7 expresó también el miércoles su oposición a la ley.

Pero estas críticas no han frenado a Pekín.

El proyecto ya había obtenido en mayo un primer visto bueno en la sesión plenaria del parlamento chino, controlado por el Partido Comunista (PCC) en el poder.

Ahora el texto está siendo examinado por el comité permanente del parlamento, que está reunido hasta el sábado, anunció la agencia de prensa Xinhua.

Esta asamblea cuenta con unos 175 legisladores.

El texto, tal y como fue presentado el mes pasado, preve√≠a castigar las actividades separatistas, “terroristas”, la subversi√≥n o la “injerencia” extranjera en Hong Kong.

“Inventar acusaciones”

Xinhua no mencion√≥ sin embargo el jueves el t√©rmino de “injerencia”, y lo substituy√≥ por el de “colusi√≥n” con fuerzas extranjeras o exteriores.

“Esta ley busca m√°s reducir la oposici√≥n al silencio que proteger la seguridad nacional”,
afirm√≥ el diputado hongkon√©s prodemocracia Dennis Kwok, que se pregunta si lo podr√°n acusar de “colusi√≥n” si se re√ļne con responsables extranjeros.

“Me preocupa mucho que el alcance de este t√©rmino de ‘colusi√≥n’ no tenga l√≠mite (…), y permita inventar acusaciones”, abunda Tanya Chan, otra diputada prodemcoracia.

Pekín ha acusado en varias ocasiones a otros países, sobre todo a Estados Unidos, de apoyar a los manifestantes.

Este proyecto de ley suscita una fuerte oposición entre los gobiernos occidentales, a quienes preocupa el estatus internacional de Hong Kong, uno de los principales centros financieros del mundo.

Los ministros de Exteriores del G7 (Estados Unidos, Canadá, Francia, Japón, Reino Unido, Italia y Alemania) instaron el miércoles a China a reconsiderar su propuesta de ley.

“Instamos encarecidamente al gobierno de China a que reconsidere esta decisi√≥n”,
se√Īalaron.

“Pone en peligro el sistema que ha permitido que Hong Kong prospere y que ha sido la clave de su √©xito durante tantos a√Īos”, aseguraron.

“Tambi√©n estamos extremadamente preocupados por la posibilidad de que esta medida reduzca y amenace los derechos y libertades fundamentales de toda la poblaci√≥n”, agregaron los ministros.

La respuesta de China no se hizo esperar, rechazando “firmemente” el comunicado del G7.

Seg√ļn Pek√≠n, la ley quiere poner fin a las actividades que buscan separar Hong Kong de China, as√≠ como la violencia que amenaza la seguridad nacional.

Bajo el principio de “un pa√≠s, dos sistemas”, Hong Kong se beneficia desde su retorno a soberan√≠a china en 1997 de una amplia autonom√≠a, libertad de expresi√≥n y justicia independiente.

Tendencias Ahora