Internacional
Miércoles 29 enero de 2020 | Publicado a las 09:07 · Actualizado a las 11:09
China habría presionado a la OMS para no decretar alerta por coronavirus para no afectar su imagen
Por Yessenia M√°rquez
La información es de Radio France Internationale
visitas

China y sus aliados habrían presionado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que no activara una alerta de salud internacional ante la epidemia del nuevo coronavirus.

Esta informac√≠√≥n fue se√Īalada por el diario Le Monde e indicaron que las razones tienen que ver menos con la ciencia que con la reputaci√≥n de China, asegura el diario.

La OMS hab√≠a estimado que era “demasiado pronto” para decretar que el virus que apareci√≥ en China y que ha empezado a expandirse por el mundo constitu√≠a una “urgencia de salud p√ļblica de alcance internacional‚ÄĚ.

“No se equivoquen, es una urgencia en China. Pero a√ļn no es una urgencia sanitaria mundial. Podr√≠a convertirse en ello” declar√≥ en la oportunidad el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Tras la cautela del director de la OMS se escond√≠a un acalorado debate que parti√≥ en dos campos a los expertos de la organizaci√≥n. ‚ÄúEl comit√© de emergencia est√° dividido sobre la cuesti√≥n‚ÄĚ de emitir una alerta mundial, admiti√≥ el director.

Las razones de esta divisi√≥n tienen menos que ver con la ciencia que con la pol√≠tica, afirma este mi√©rcoles el diario franc√©s Le Monde. ‚ÄúLas consideraciones pol√≠ticas parecen haber prevalecido sobre los argumentos cient√≠ficos, y China se opone m√°s que firmemente a tal declaraci√≥n‚ÄĚ, escribe el vespertino.

‚ÄúSeg√ļn informaciones que Le Monde pudo reunir de varias fuentes de diferentes nacionalidades, la decisi√≥n de la OMS fue el resultado de la oposici√≥n categ√≥rica de China y sus aliados que presionaron a los miembros del comit√© y a la direcci√≥n de la organizaci√≥n‚ÄĚ, agrega.

Un experto familiarizado con el expediente explic√≥ que para China se trata de un problema de imagen: ‚ÄúNo es que las autoridades chinas est√©n minimizando la gravedad de la epidemia, las dr√°sticas medidas adoptadas tras las declaraciones del presidente Xi Jinping as√≠ lo demuestran, y afirman casi como un desaf√≠o que ning√ļn otro pa√≠s est√° preparado para llegar tan lejos. Pero han reorientado su diplomacia siguiendo un nuevo credo: China ya no es un pa√≠s del tercer mundo‚ÄĚ.

‚ÄúSe trata de demostrar que el pa√≠s tiene la capacidad de gestionar la crisis sanitaria por s√≠ mismo, y √©sta es una de las grandes diferencias con lo que ocurri√≥ con el SRAS. Ahora, fueron los chinos quienes aislaron el virus, secuenciaron su genoma y lo compartieron, y lo publicaron en revistas internacionales‚ÄĚ, a√Īade.

Mientras tanto, Pek√≠n prometi√≥ el mi√©rcoles transparencia al recibir en Pek√≠n al director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. “La epidemia es un demonio y no podemos dejar escondido ese demonio“, subray√≥, en alusi√≥n al hecho de que el gobierno comunista fue acusado de ocultar el anterior coronavirus.

Paralelamente, la OMS anunci√≥ el env√≠o “cuanto antes” a China de expertos internacionales para proporcionar una “respuesta global”.

Tendencias Ahora