Internacional
Lunes 02 diciembre de 2019 | Publicado a las 10:37
Rusia y China refuerzan su relación con inauguración de "histórico" gasoducto que une a ambos países
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

El presidente ruso y su hom√≥logo chino inauguraron este lunes un gasoducto “hist√≥rico” que unir√° por primera vez a los dos pa√≠ses, el primero de tres proyectos rusos para asentar su dominio en el mercado mundial del gas.

“¬°El grifo est√° abierto! (…) el gas entra” en China, dijo el presidente de Gazprom, Alexei Miller, cuando el gas de los yacimientos de Siberia oriental cruz√≥ la frontera gracias al gasoducto Power of Siberia (Fuerza de Siberia).

La infraestructura tiene de momento más de 2.000 kilómetros de conductos. Cuando esté finalizada, la red tendrá un total de más de 3.000 kilómetros.

Las obras movilizaron a unas 10.000 personas durante m√°s de cinco a√Īos, trabajando en regiones donde las temperatura puede caer hasta los -50 ¬įC.

En una videoconferencia conjunta con el presidente chino Xi Jinping, el ruso Vladimir Putin se felicit√≥ de un “evento realmente hist√≥rico, no solo para el mercado mundial de la energ√≠a, pero sobre todo para usted y para m√≠, para Rusia y China” y que seg√ļn √©l “llevar√° la cooperaci√≥n estrat√©gica ruso-china a un nuevo nivel”.

“El desarrollo de las relaciones sino-rusas es y ser√° una prioridad de la pol√≠tica extranjera de cada uno de nuestros pa√≠ses”, declar√≥ por su parte el presidente Xi Jinping, muy cercano a su “amigo” Putin tras d√©cadas de desconfianza entres los dos pa√≠ses.

En televisión se vieron a empleados de Gazprom, con uniformes blancos y azules, y de PetroChinay, con uniformes rojos.

El proyecto, que servirá para alimentar las enormes necesidades energéticas de China, concretiza la voluntad rusa de acercarse a Asia frente a un Occidente considerado hostil.

Por parte china, el gasoducto debería llevar gas a Shanghái en 2022 y 2023.

AFP
AFP

“Renacimiento” del gas ruso

El coste del Power of Siberia fue estimado por Gazprom en 55.000 millones de d√≥lares y en 2022-2023 tendr√° una capacidad de 38.000 millones de metros c√ļbicos anuales, equivalente al 9,5% del gas consumido China.

Seg√ļn los analistas de S&P Platts, Rusia est√° viviendo un “renacimiento” de su sector del gas, “comercialmente astuto y m√°s estrat√©gico que nunca”.

El nuevo gasoducto se acompa√Īa de un enorme contrato de aprovisionamiento de gas a China, estimado en m√°s de 400.000 millones de d√≥lares en los pr√≥ximos 30 a√Īos,
firmado entre Gazprom y el gigante chino CNPC en mayo de 2014 tras diez a√Īos de negociaciones.

El a√Īo 2014 fue tambi√©n el de la anexi√≥n rusa de la pen√≠nsula ucraniana de Crimea, que provoc√≥ una ola de sanciones econ√≥micas occidentales y el deterioro de sus relaciones con Europa, el principal consumidor de gas ruso en el mundo.

Rusia mira ahora hacia el este y el nuevo gasoducto “es uno de los proyectos energ√©ticos m√°s esperados de Asia”, seg√ļn los analistas de S&P Global Platts.

Hasta ahora la facturaci√≥n de Gazprom proced√≠a esencialmente de Europa y Turqu√≠a, clientes tradicionales de la compa√Ī√≠a, heredera del ministerio sovi√©tico del gas.

A pesar de ello Gazprom sigue reforzando su mercado tradicional hacia occidente y tiene otros dos proyectos de gasoducto en marcha.

El primero es el proyecto germano-ruso Nord Stream 2, que pasa bajo el mar B√°ltico pero no Ucrania. Este pa√≠s, adversario de los rusos y aliado de occidente, fue en los √ļltimos a√Īos un problema para la estabilidad de las entregas de gas a la UE.

El Nord Stream 2 divide a los estados europeos, y algunos denuncian una dependencia demasiado importante de Mosc√ļ.

Alemania logr√≥ finalmente imponer su proyecto a pesar de las presiones de Donald Trump. La puesta en servicio permitir√° doblar las entregas de gas ruso hacia Europa del Norte hasta 110.000 millones de metros c√ļbicos anuales.

Más al sur, a partir de enero, otro gasoducto evitará pasar por Ucrania. Se trata del proyecto ruso-turco TurkStream, que simboliza la buena sintonía entre ambos países pero también las tensiones entre Ankara y sus aliados en la OTAN, tanto estadounidenses como europeos.

Tendencias Ahora