Internacional
Domingo 30 diciembre de 2018 | Publicado a las 09:03
Presidente filipino dijo haber agredido sexualmente a una empleada doméstica
Por Claudia Mi√Īo
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente filipino Rodrigo Duterte contó este domingo cómo, de adolescente, le habría realizado tocamientos a una empleada del hogar, lo que provocó indignación e hizo que las organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres lo acusaran de hacer apología de las agresiones sexuales.

El pol√©mico presidente suele crear esc√°ndalo cuando habla de las mujeres. Especialmente, brome√≥ sobre una violaci√≥n y alarde√≥ p√ļblicamente de sus infidelidades.

Duterte, de 73 a√Īos, hablando de una confesi√≥n a un sacerdote en el instituto, cont√≥ c√≥mo hab√≠a entrado en la habitaci√≥n de su empleada dom√©stica cuando √©sta dorm√≠a.

“Levant√© la manta […] Intent√© tocar lo que estaba en la ropa interior”, relat√≥ en un discurso. “Estaba tocando cuando se despert√≥ y me fui”, a√Īadi√≥.

Después afirmó que había vuelto a la habitación de la mujer y que había intentado agredirla de nuevo.

El partido Gabriela, que defiende los derechos de las mujeres, pidi√≥ la dimisi√≥n del presidente, denunci√≥ sus “repulsivas” palabras y le acus√≥ de haber reconocido un intento de violaci√≥n.

“Una penetraci√≥n con el pene no es la √ļnica constitutiva de violaci√≥n. Si es con un dedo o un objeto, igualmente es una violaci√≥n”, declar√≥ Joms Salvador, secretario general de Gabriela.

Ante la lluvia de cr√≠ticas, el portavoz de Duterte afirm√≥ el domingo que el presidente hab√≠a “inventado” y “exagerado” la historia.

“Invent√≥ una an√©cdota para llamar la atenci√≥n sobre las agresiones sexuales que √©l y sus camaradas sufrieron en el instituto”, declar√≥ Salvador Panelo.

Duterte realiz√≥ estas palabras durante unas declaraciones en las que criticaba a la Iglesia Cat√≥lica por las acusaciones de agresiones sexuales sobre los ni√Īos.

El presidente, que calific√≥ a la Iglesia como “la instituci√≥n m√°s hip√≥crita” -en un pa√≠s de mayor√≠a cat√≥lica-, afirm√≥ el s√°bado que sus compa√Īeros de clase y √©l fueron v√≠ctimas de agresiones sexuales.

Duterte est√° en conflicto abierto con la jerarqu√≠a cat√≥lica de su pa√≠s, que fue muy cr√≠tica con su sangrienta campa√Īa contra el tr√°fico de droga.

Desde que Duterte lleg√≥ al poder hace dos a√Īos, la polic√≠a dijo haber matado a casi 5.000 personas durante operaciones antidroga, pero organizaciones de derechos humanos afirman que el balance es tres veces mayor.

Duterte y sus consejeros, después de sus declaraciones polémicas sobre mujeres, suelen relativizar y calificarlas de broma, o decir que fueron sacadas de contexto.

Tendencias Ahora