Internacional
Martes 09 junio de 2020 | Publicado a las 15:58
Denuncian decenas de "entierros exprés" por la noche en Nicaragua en plena pandemia
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

Apenas cae la noche, los carros f√ļnebres hacen fila frente a un cementerio de la capital de Nicaragua en plena pandemia de coronavirus que, seg√ļn organismos independientes, ha dejado muchas m√°s v√≠ctimas de las que reconoce el gobierno de Daniel Ortega.

Despu√©s de una larga espera, uno de los veh√≠culos ingresa al camposanto Jardines del Recuerdo donde, bajo una fuerte lluvia, viento y truenos, los trabajadores de la funeraria se desinfectan y luego entregan un ata√ļd sellado a cuatro sepultureros.

Tres de ellos bajan el cuerpo a una fosa, a la tenue luz de un foco, mientras otro les aplica desinfectante para evitar el virus.

A una distancia prudencial, tres familiares resguardados bajo un paraguas despiden tristes y resignados a su pariente, uno de los tantos nicarag√ľenses muertos en los √ļltimos meses durante la pandemia.

Poco despu√©s ingresan otros ata√ļdes, uno de ellos escoltado por veh√≠culos y patrullas de polic√≠a.

Agence France-Presse
Agence France-Presse

Son los llamados “entierros expr√©s”, que se realizan para personas que mueren con s√≠ntomas asociados a la covid-19, aunque en el hospital atribuyan su fallecimiento a “neumon√≠as at√≠picas” u otras enfermedades, para minimizar la gravedad de la pandemia en Nicaragua, seg√ļn denuncias m√©dicas.

En las √ļltimas semanas, se han realizado decenas de esos entierros aprovechando la discreci√≥n de la noche.

Cifras del Ministerio de Salud indican que Nicaragua ha registrado 1.464 contagios del nuevo coronavirus y 55 fallecidos, mientras el independiente Observatorio Ciudadano contabiliza m√°s de 5.000 contagios y de 1.000 muertos desde marzo.

Más de 30 sociedades médicas y organismos de derechos humanos y civiles han acusado al gobierno de Daniel Ortega de ocultar la verdadera dimensión de la pandemia y de negarse a decretar una cuarentena y a practicar test masivos, exponiendo a la población a contagios.

“La falta de transparencia del r√©gimen” que encabeza Ortega con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, “refleja una voluntad de esconder la realidad de las personas que han fallecido a causa del virus”, denunci√≥ el pasado jueves la Federaci√≥n Internacional por los Derechos Humanos (FIDH), con sede en Par√≠s.

El analista pol√≠tico y exdiputado opositor Eliseo N√ļ√Īez dijo a AFP que “Ortega tiene una obsesi√≥n por mostrarse infalible, a tal grado que quiere ocultar la pandemia”.

Tendencias Ahora