Internacional
Jueves 26 marzo de 2020 | Publicado a las 11:48 · Actualizado a las 11:55
Bolsonaro incluye la religión como servicio esencial que no puede suspenderse por el coronavirus
visitas

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, incluy√≥ las actividades religiosas en la lista de servicios esenciales que no se pueden interrumpir durante el combate a la pandemia del coronavirus, seg√ļn un decreto publicado este jueves.

De acuerdo al diario Folha de Sao Paulo, el gobernante incluy√≥ las actividades religiosos y los juegos de loter√≠a como servicios esenciales, por lo que pueden seguir funcionando a√ļn bajo cuarentena.

“Mucha gente para dar satisfacci√≥n a su electorado toma medidas absurdas. Al cerrar las compras, hay personas que quieren cerrar la iglesia, [que] es el √ļltimo refugio de la gente”, declar√≥ Bolsonaro hace una semana.

En vista de la escalada de casos confirmados del nuevo coronavirus en Brasil y la recomendación de los profesionales de la salud de que la reducción del contacto social es una medida efectiva para reducir la contaminación, los gobernadores y alcaldes han adoptado medidas para restringir la circulación de personas.

Bolsonaro se ha mostrado p√ļblicamente en contra de tomar medidas m√°s severas para combatir la pandemia del coronavirus, debido a que considera que afectar√≠a de forma muy grave a la econom√≠a y acusa de “histeria” por parte de los medios de comunicaci√≥n.

El mandatario, un excapit√°n del Ej√©rcito, de 65 a√Īos, lleg√≥ a afirmar que gracias a su “pasado de atleta”, si contrajera el Covid-19 “no ser√≠a nada preocupante, porque sentir√≠a cuando mucho una gripecita o un peque√Īo resfriado”.

Adem√°s, ha se√Īalado que medidas m√°s estrictas podr√≠an derivar en hechos delictivos, como saqueos, robos o casos de violencia.

“¬ŅQu√© debemos hacer? Poner a la gente de nuevo a trabajar”, pues “si tuvi√©ramos problemas como los que puede haber en Brasil, con saqueos de supermercados, el virus seguir√≠a entre nosotros. Vamos a tener el caos y el virus”, declar√≥ a la salida de su residencia oficial en Brasilia.

“¬ŅSi Brasil puede salir de la normalidad democr√°tica que ustedes defienden tanto? Nadie sabe lo que puede suceder en Brasil”, pero si hay una amenaza, “no ser√° por parte m√≠a, qu√©dense tranquilos”, agreg√≥, acusando a los gobernadores de estar cometiendo “un crimen”.

Bolsonaro apuntaba en particular contra los gobernadores de R√≠o, Wilson Witzel, y de Sao Paulo, Joao Doria, que ordenaron el cierre de escuelas y de todos los comercios y servicios considerados “no esenciales”.

Witzel y Doria fueron electos en 2018, en la onda victoriosa de la derecha dura que llevó al poder a Bolsonaro, y ambos son ahora considerados como probables rivales del mandatario en las elecciones de 2022.

Tendencias Ahora