Internacional
Viernes 24 agosto de 2018 | Publicado a las 20:22 · Actualizado a las 21:45
Ecuador suspende exigencia de pasaporte a venezolanos y abre "corredor humanitario"
Publicado por: Matías Vega La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Ecuador abri√≥ un “corredor humanitario” para acelerar el traslado de venezolanos que se dirigen a Per√ļ, horas antes de que se endurezcan las normas de tr√°nsito fronterizo en ese pa√≠s desbordado por una ola masiva de migrantes.

Al mismo tiempo, la justicia ecuatoriana acept√≥ un pedido de medidas cautelares de la Defensor√≠a del Pueblo y la Defensor√≠a P√ļblica, con lo que qued√≥ temporalmente sin efecto la exigencia de pasaporte, seg√ļn un fallo divulgado en Quito.

Van “35 (buses) en este momento por el corredor humanitario y vamos a seguir hasta que se pueda”, declar√≥ a la prensa el ministro del Interior ecuatoriano, Mauro Toscanini, desde la amaz√≥nica ciudad de Macas (sureste), sobre esta “crisis total” en Am√©rica Latina.

El gobierno de Len√≠n Moreno impuso el pasaporte la semana pasada y Per√ļ replic√≥ la medida que entrar√° en vigencia desde primeras horas de este s√°bado.

Ecuador, donde las autoridades estiman que viven unos 200.000 venezolanos, se ha convertido en un pa√≠s de paso para los migrantes que huyen de la crisis rumbo a Per√ļ, Chile o Argentina, en traves√≠as de miles de kil√≥metros que muchos cubren a pie por largos tramos.

En las √ļltimas semanas han ingresado unos 2.500 venezolanos cada d√≠a, seg√ļn cifras oficiales, pero la cantidad se dispar√≥ en la v√≠spera de que Per√ļ les exija el pasaporte.

“Al tiempo tope”

En un Centro Binacional de Atenci√≥n Fronteriza (CEBAF) en Tumbes, situado en medio de campos de banano en el l√≠mite entre Ecuador y Per√ļ, una avalancha de venezolanos lleg√≥ en las horas previas a que comience a regir la obligaci√≥n de presentar pasaporte para entrar a territorio peruano. La gran mayor√≠a son j√≥venes, algunos con sus hijos.

“Justamente me vine al tiempo tope, como quien dice, en la raya llegu√© justamente para poder entrar”, dijo aliviada a la Agence France-Presse Angel√≠ Vergara, secretaria de 22 a√Īos.

“Tengo dos a√Īos esperando el pasaporte y no me lo han entregado”, relat√≥.

Muchos llevaban casi 20 d√≠as caminando, viajando en precarios buses rurales o pidiendo la “cola” (como llaman los venezolanos a ‘hacer dedo’).

“Vine para ac√° ‘mochilando’ por Colombia y Ecuador como todos los venezolanos”, cont√≥ Edgar Torres, profesor de educaci√≥n f√≠sica de 22 a√Īos de Caracas. Al igual que casi todos sus compa√Īeros de traves√≠a, no ten√≠a pasaporte ni un centavo en el bolsillo.

En el CEBAF esper√≥ 12 horas en una fila bajo el calor tropical para obtener su tarjeta de ingreso a Per√ļ. Comi√≥ su primer plato caliente en 10 d√≠as cuando voluntarias de una iglesia de la ciudad llegaron en camioneta a repartir sopa de arroz y papas.

El centro binacional construido en la d√©cada de 1990 para dejar atr√°s los conflictos lim√≠trofes entre Ecuador y Per√ļ, fue dise√Īado para atender a unos 200 viajeros al d√≠a, pero con el √©xodo de venezolanos esa cifra se multiplic√≥ por 10, o m√°s.

“Van a volver”

De los 2,3 millones de venezolanos que viven en el extranjero, más de 1,6 millones han huido desde 2015, cuando el país petrolero se sumió en una grave crisis económica y política, con una aguda escasez de alimentos, medicinas y todo tipo de productos básicos.

El 90% de ellos se han refugiado en pa√≠ses de Am√©rica Latina, seg√ļn cifras de la oficina de la ONU para los refugiados (ACNUR) y la Organizaci√≥n para las Migraciones (OIM).

El ministro de Comunicaci√≥n de Venezuela, Jorge Rodr√≠guez, asegur√≥ que los millones de venezolanos que han salido del pa√≠s por la severa crisis “van a volver”, debido a las reformas econ√≥micas del gobierno.

Rodr√≠guez estim√≥ que “en relativo corto tiempo se van a notar las consecuencias” de las reformas impulsadas por el presidente Nicol√°s Maduro, que arrancaron el lunes con el lanzamiento de nuevos billetes que eliminan cinco ceros a la moneda.

Los billetes del viejo cono monetario fueron devorados por una hiperinflaci√≥n que podr√≠a superar 1.000.000% este a√Īo, seg√ļn el FMI.

Maduro, además, subió el salario mínimo en más de 3.400% y prepara un plan de aumento de los precios de la gasolina, la más barata del mundo.

“Es una crisis total”, opin√≥ Carlos Malamud, analista para Am√©rica Latina del Real Instituto Elcano.

“Las sociedades latinoamericanas no est√°n preparadas para esta llegada masiva. Tradicionalmente hab√≠a fen√≥menos de migraciones internas importantes, como de bolivianos en Brasil o en Argentina, peruanos en Chile, colombianos en Venezuela en otra √©poca, pero esto supera las expectativas”, a√Īadi√≥.

“Que nos reciban”

Las largas caminatas, cargando mochilas o arrastrando maletas y bultos con ropa y alimentos, lesionaron o inflamaron los pies o tobillos de muchos migrantes, como los de Yoil√°n Landaeta Rodr√≠guez, de 31 a√Īos.

“Necesitamos realmente la ayuda del pa√≠s de Per√ļ y esperemos que nos reciban con la mano abierta”, dijo este microempresario del estado de Portuguesa.

Pero llegar a la frontera peruana no implica el fin de la odisea, pues seguir a Tumbes, 25 kil√≥metros al sur, cuesta 10 d√≥lares en taxi, √ļnico medio autorizado. Es un servicio creado para turistas, no para refugiados.

De Tumbes hacia Lima, trayecto de 1.200 km que demora 20 horas en autob√ļs, cuesta 35 d√≥lares.

Tendencias Ahora