Internacional
Temer no quiso vivir en palacio presidencial de Brasil: "Sent√≠ una cosa extra√Īa ah√≠"
Publicado por: Carina Almarza La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La salida del presidente Michel Temer del palacio presidencial de Alvorada sorprendi√≥ la semana pasada en Brasil, una decisi√≥n que, seg√ļn dijo el mandatario en una entrevista publicada este s√°bado, incluso tendr√≠a relaci√≥n con “fantasmas”.

Temer, su mujer Marcela y su hijo de 7 a√Īos, Michelzinho, vivieron en el palacio menos de dos semanas, despu√©s de haber esperado meses por una serie de adaptaciones que se estima que costaron unos 20.000 reales (6.400 d√≥lares).

El pol√≠tico conservador, de 76 a√Īos, que asumi√≥ la presidencia en agosto tras el impeachment de la mandataria de izquierda Dilma Rousseff, decidi√≥ regresar con su familia a la residencia de la vicepresidencia, el cercano palacio de Jabur√ļ, donde resid√≠a desde 2011.

Despu√©s de especulaciones en la prensa sobre el repentino cambio de residencia, el presidente despej√≥ los interrogantes en una entrevista publicada este s√°bado por la revista Veja en la que dijo que, aunque Alvorada es “muy amplia y bonita”, Jabur√ļ es m√°s acogedor y su familia est√° m√°s acostumbrada a √©l.

Pero había otras razones.

“Sent√≠ una cosa extra√Īa ah√≠. No consegu√≠a dormir, desde la primera noche. La energ√≠a no era buena. Marcela sinti√≥ lo mismo. Solo a Michelzinho, que se la pasaba corriendo de un lado al otro, le gust√≥”, confes√≥ el mandatario, que esta semana provoc√≥ pol√©mica por unas declaraciones sobre el papel de las mujeres en la econom√≠a.

Hogar de Rousseff desde 2011 y de su mentor, el l√≠der izquierdista Luiz Inacio Lula da Silva, desde 2003, el majestuoso palacio dise√Īado por Oscar Niemeyer incluso dio otras sensaciones al presidente.

“Llegamos a pensar: ‘¬ŅSer√° que aqu√≠ hay fantasmas?’“, dijo entre risas Temer, casado en terceras nupcias con Marcela, 43 a√Īos menor que √©l.

El columnista Jorge Bastos Moreno asegura este s√°bado en el diario O Globo que Marcela Temer lleg√≥ a contratar a un cura “conocido por espantar los malos esp√≠ritus con sus oraciones” para que protegiera con agua bendita la casa, pero que ni as√≠ qued√≥ tranquilo el matrimonio presidencial.

Antes de Temer, sólo los presidentes João Figueiredo (1979-1985) y Fernando Collor (1990-1992) no vivieron en Alvorada. Figueiredo escogió la residencia alternativa de la presidencia, Granja do Torto, y Collor una residencia privada.

URL CORTA: http://rbb.cl/g6y6
Tendencias Ahora