Economía
Miércoles 13 marzo de 2019 | Publicado a las 12:25
Fabricaci√≥n de calzado nacional se redujo un 86% en 28 a√Īos: importaci√≥n se apoder√≥ del mercado
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La industria del calzado nacional vivi√≥ una dram√°tica disminuci√≥n en las √ļltimas d√©cadas: pas√≥ de fabricar 35,7 millones de pares a s√≥lo 5 millones desde 1991, seg√ļn datos de la C√°mara de Industriales de Cuero, Calzado y Afines (Fedeccal).

Los recientes cierres de las fábricas de Albano (2018), Gacel (2011) y Guante (2019) no pasaron inadvertidos. El mercado digital y las importaciones dejaron atrás un rubro que parecía ser sólido y un oficio que hoy se siente en las cifras de desempleo.

Guante fue la √ļltima que baj√≥ la cortina en Chile despu√©s de 90 a√Īos, pues continuar√° en el extranjero. Ello le cost√≥ el empleo a 283 trabajadores, tras una “situaci√≥n insostenible”, seg√ļn la empresa.

No fueron los √ļnicos que optaron por esta opci√≥n, que finalmente desemboca en pa√≠ses con mano de obra m√°s barata, lo que reduce los costos de producci√≥n.

Para la Cámara Nacional de Comercio, el Tratado de Libre Comercio con China abrió las puertas a precios de calzado significativamente bajos, informó el Diario Financiero.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Producción y Comercio (CPC), Andrés Swett, responsabilizó a la legislación de las reformas, la burocracia y al avance del mercado digital en el gradual apagón que afecta a la industria local.

Si bien la producción nacional de calzados bajó de 35 a 5 millones de pares desde 1991, en el mismo período las importaciones pasaron de 2,2 a 114 millones de pares en la actualidad.

Con ello, el n√ļmero de trabajadores del rubro se redujo a menos de la mitad, al igual que las empresas, seg√ļn Fedeccal.

Dise√Īo a baja escala

No obstante, los cierres de las grandes fábricas no significa que el oficio de zapatería vaya a quedar en el olvido. Actualmente existen nuevas marcas que han surgido a menor escala y pretenden posicionar el calzado chileno.

Dise√Īo y nuevas plataformas de venta, adaptadas al mercado digital. As√≠ surgen marcas como Bestias, donde su socio fundador, Felipe Velasco, reiter√≥ que el TLC con el mercado asi√°tico trajo complicaciones para la industria local.

‚ÄúEstas empresas no han sabido competir“, asegur√≥ al DF, agregando que el dise√Īo y la calidad es fundamental.

Bestias existe desde 2011, tiene 4 tiendas y produce unos 2 mil pares de zapatos mensuales en su f√°brica ubicada en Santiago.

Otra f√°brica nacional que a√ļn sobrevive a mediana escala es Romano, nacida en 2000, la cual -a diferencia de Bestias- es m√°s popular y est√° presente en el retail. Junto con ello, su due√Īo relat√≥ que ha sabido adaptarse a la econom√≠a digital, de donde sale el 50% de sus ventas.

Crearon un sitio Web en 2010 y desde entonces han crecido un 20% anual. Se quedaron con 12 tiendas en vez de 35, con lo que ha logrado ahorrar en arriendo, dijo Carlos Riutort a LUN.

Romano tiene una producción de 9 mil pares mensuales.

Velasco subray√≥ que se debe “proteger a la industria nacional. Chile es el √ļnico que no lo hace, a diferencia de otros donde se reducen impuestos al producto nacional“, lo cual se condice con los dichos de Sweet respecto de los desaf√≠os que tiene la reforma tributaria.

Tendencias Ahora