La Corte Suprema revirtió la resolución del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) que había declarado inadmisible la demanda colectiva presentada por Conadecus en contra de los productores de pollo, Ariztía, Don pollo y Agrosuper, vinculadas a un caso de colusión en 2014.

Según informa diario La Tercera, el presidente de Conadecus, Hernán Calderón, comunicó que la Suprema acogió el recurso presentado por la asociación de consumidores en contra de la resolución del TDLC.

“Se busca obtener la reparación íntegra de todos los daños provocados a los consumidores nacionales con motivo de las conductas anticompetitivas en las que dichas compañías incurrieron”, indicaba el recurso presentado por la Conadecus.

De acuerdo a la organización, los daños a los consumidores por la colusión de los pollos fue mayor a la del papel higiénico, por lo que piden una indemnización de US$799.431.494 o a la cifra que se regule.

Cabe recordar, que en 2014 la Corte Suprema condenó a Agrosuper, Agrícola Don Pollo y Ariztía por coludirse durante años respecto a la producción de carne de pollo, asignarse cuotas de mercado e inflando artificialmente los precios.