Cultura
En México una máquina expendedora entrega libros en vez de dulces
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una vieja m√°quina expendedora acapara las miradas de los transe√ļntes de¬†la calle Rep√ļblica de El Salvador en Ciudad de M√©xico. Una m√°quina que, en vez de barras de chocolate y botellas de bebida, ofrece t√≠tulos cl√°sicos de la literatura universal, y a bajo costo.

Se trata del proyecto “Expendedora de Letras, Lectura sin Pretextos”, impulsado por la ONG¬†Amigos de la Letra Impresa, encargada de incentivar la lectura entre los mexicanos. “El conocimiento es el alimento del alma, as√≠ que la misi√≥n de esta¬†m√°quina es poner a disposici√≥n obras literarias,¬†de la misma forma que la ‘fast-food’ llega a tu manos“, reza la descripci√≥n de la iniciativa.

13418530_715638718577790_1011890669225980964_o

La máquina en cuestión, que por estos días se exhibe y funciona afuera de las oficinas de la organización, fue alguna vez una expendedora de comida chatarra, tal como las demás que pretenden encender en los próximos meses.

Detr√°s del vidrio, entre las opciones literarias, se ofrecen t√≠tulos de la editorial Nueva √Čpoca, sello caracterizado por sus libros a bajo costo. Entre ellos, resaltaban obras como¬†La metamorfosis de Franz Kafka, La Casa de Bernarda Alba de Federico Garc√≠a Lorca, Alicia en el pa√≠s de las maravillas de Lewis Carroll y, por su puesto, un t√≠tulo chileno de todos los tiempos, Veinte poemas de amor de Pablo Neruda.

Los precios de los libros varían entre los 15 y 40 pesos mexicanos ($525 y $1.400 pesos chilenos).

Fotos: Facebook//AmigosDeLaLetraImpresa

Hasta el momento, la iniciativa ha sido un éxito: cafés, librerías y otras organizaciones ya se han contactado con la ONG para contar con su propia expendedora cultural. Incluso editoriales ya han hecho gestiones para entrar en las vitrinas de los Amigos de la Letra Impresa.

Entre los convenios que est√° cerrando el grupo, destaca uno con la¬†Procuradur√≠a General de la Rep√ļblica, las secretar√≠as de Cultura y Desarrollo Social y la C√°mara de Diputados, entre otras instituciones, detalla la nota de Qu√© Leer¬†al respecto.

La expendedora mexicana, por su modelo anacrónico, sólo acepta monedas y tiene espacio para 160 libros de 25 autores, los cuales posarán frente al D.F mexicano por lo menos durante tres meses más. De ahí, se espera que la máquina recorra otros puntos del país.

‚ÄúEl costo de los libros facilita que las personas se interesen por alg√ļn t√≠tulo (…)¬†Son m√°quinas que sus due√Īos las han tenido arrumbadas o que cuentan con un desperfecto y esas las vamos aprovechar, pero si alg√ļn interesado cree necesario tener una m√°quina nueva, lo hacemos“, cont√≥ V√≠ctor Manuel Torres Pineda, representante legal de Amigos de la Letra Impresa, tal como consign√≥ Qu√© Leer.

 

URL CORTA: http://rbb.cl/eiwz
Tendencias Ahora