Tecnología
S√°bado 27 julio de 2019 | Publicado a las 14:35
Hacker y cracker: la importante diferencia entre estos términos que suelen ser confundidos
Por Scarlet Stuardo
La información es de Comunicado de Prensa
visitas

Hace 24 a√Īos ocurri√≥ el primer delito inform√°tico en nuestro pa√≠s, afectando a 1,2 millones de usuarios de una multitienda que vieron vulneraron sus datos. Hoy y seg√ļn datos de la Brigada del Cibercrimen de la Polic√≠a de Investigaciones (PDI), las denuncias por hackeos han crecido casi un 40% los √ļltimos cuatro a√Īos y corresponden mayormente (73%) a sabotajes inform√°ticos; es decir, a cibercriminales que controlan celulares o servidores para obtener o alterar datos.

En este contexto, Nicol√°s Silva, director de Tecnolog√≠a de Asimov Consultores ‚Äďespecialistas en desarrollo de software, visualizaci√≥n de datos e inteligencia artificial- realiza un diagn√≥stico a la ciberseguridad en Chile, en miras al 2020 y en plena tramitaci√≥n de una ley en la materia que busca reemplazar la que est√° vigente desde 1993 y, entre otros objetivos, crear la figura de ‚Äúfraude inform√°tico‚ÄĚ para tratarlo como estafa.

Así, a la hora de definir un perfil de quienes cometen cibercrimen a gran escala, el ejecutivo considera clave diferenciar lo que es un hacker de un cracker, términos que suelen desconocerse o confundirse.

Explica que dentro de la terminolog√≠a debemos diferenciar que ‚Äúun hacker es un profesional √©tico que busca vulnerabilidades en los sistemas y los reporta a los responsables de la entidad correspondiente, con el fin de que se solucionen a la brevedad. En cambio, un cracker es quien vulnera un sistema s√≥lo con el objetivo de hacer da√Īo o cometer un delito‚ÄĚ. En base a lo anterior, cuando ocurren ataques de ciberseguridad que causan da√Īos a organizaciones y personas, se trata de crackers como responsables.

A su juicio, reci√©n se est√° haciendo m√°s com√ļn el servicio de contar un hacker √©tico al interior de las organizaciones, lo que es bastante positivo al ser una decisi√≥n proactiva m√°s que reactiva. Por lo tanto, es fundamental que las entidades incorporen no s√≥lo la relevancia de invertir en tecnolog√≠a para el desarrollo y mejor resultado de sus procesos, sino tambi√©n, de c√≥mo mantenerla, cuidarla y resguardarla.

Sobre los crackers, sostiene que ‚Äúes inevitable que se sofistiquen y avancen d√≠a a d√≠a en obtener nuevas f√≥rmulas para lograr sus objetivos maliciosos; ser√≠a bien ingenuo creer que habr√° un momento donde los sistemas sean 100% seguros‚ÄĚ.

Silva cree que el factor detonante que permite que el ciberdelito sea una constante en la sociedad, no es uno, sino m√ļltiples. ‚ÄúAlgunos son simplemente travesuras o desaf√≠os de personas que ponen a prueba sus conocimientos, tratando de vulnerar un sistema, logrando demostrarse si son capaces o no de hacerlo. Tambi√©n est√° la intenci√≥n de cometer alg√ļn delito y lucrar gracias a √©ste, como es robar informaci√≥n para luego venderla o hacer uso il√≠cito de la misma‚ÄĚ.

Políticas e infraestructura

Teniendo en cuenta el nivel de infraestructura inform√°tica con la que se trabaja en el mundo privado, el director de Asimov Consultores considera que nuestro pa√≠s no est√° ni por encima ni por debajo del promedio, puesto que al igual que en el resto del mundo, ‚Äúla principal causa de vulneraci√≥n a los datos personales de los usuarios sigue estando relacionada con descuidos humanos en el uso de los sistemas, m√°s que a debilidades en la construcci√≥n de √©stos‚ÄĚ.

En el √°mbito p√ļblico y respecto a las pol√≠ticas implementadas para resolver delitos inform√°ticos, cree que la Ley de Ciberseguridad tramitada en el Congreso, ‚Äúno evitar√° que sigan ocurriendo los ciberataques pero s√≠ los puede desincentivar‚ÄĚ.

‚ÄúSi las penas son m√°s duras y, adem√°s, se categorizan de acuerdo a los distintos tipos de hackeos y su gravedad, podremos ser m√°s eficaces castigando estos ataques‚ÄĚ argumenta, ejemplificando que ‚Äúes muy distinto un ataque de denegaci√≥n de servicios (dejar fuera de disponibilidad un sitio web por algunos minutos) a un robo masivo de tarjetas de cr√©dito‚ÄĚ.

Tendencias Ahora