Tecnología
Google despide a ingeniero que publicó escrito sexista
Publicado por: Denisse Charpentier La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un ingeniero de Google que justificó en su blog la ausencia de diversidad en la industria tecnológica y afirmó que la escasa presencia de mujeres obedece a diferencias biológicas, fue despedido por la empresa, informaron medios de prensa estadounidenses.

Seg√ļn la agencia Bloomberg News, este ingeniero, que identifica como James Damore, habr√≠a confirmado personalmente el despido. Google dijo a la AFP que “no puede comentar casos de empleados en forma individual”.

En una comunicaci√≥n interna filtrada el domingo y calificada de “sexista” por la prensa estadounidense, el ingeniero afirm√≥ que “las opciones y las capacidades de hombres y mujeres divergen, en gran parte debido a causas biol√≥gicas, y estas diferencias pueden explicar por qu√© no hay una representaci√≥n igual de mujeres (en posiciones) de liderazgo”.

La carta de 3.000 palabras reaviv√≥ el debate en curso sobre la existencia de una “cultura sexista y de acoso” en el conglomerado tecnol√≥gico de Silicon Valley, ampliamente dominado por los hombres.

Seg√ļn el trabajador, las aptitudes naturales de los hombres les llevan a inclinarse a ser programadores en inform√°tica, mientras que las mujeres son m√°s proclives “a los sentimientos y a la est√©tica que a las ideas”, lo que las conduce a elegir carreras en los campos “social y art√≠stico”.

En un correo al personal del que la AFP obtuvo copia, el CEO de Google, Sundar Pichai, defendi√≥ el derecho de sus empleados a expresarse, aunque a√Īadi√≥ que “ciertos pasajes violentan nuestro c√≥digo de conducta y superan los l√≠mites al plantear estereotipos de g√©nero perjudiciales en nuestro lugar de trabajo”.

“Sugerir que un grupo de nuestros colegas tiene rasgos biol√≥gicos que no se adaptan a este trabajo es ofiensivo”, agreg√≥.

Danielle Brown, la nueva vicepresidenta de diversidad de Google, hab√≠a se√Īalado en un correo previo a los empleados que “no es un punto de vista que la empresa o yo misma respaldemos, promovamos o alentemos”.

Brown, que lleg√≥ a Google hace apenas un mes proveniente de Intel, dijo en el mensaje obtenido por la AFP que el debate interno en la compa√Ī√≠a promueve “los principios de igualdad en el empleo, que se pueden ver en nuestro c√≥digo de conducta, nuestras pol√≠ticas y nuestras normas antidiscriminatorias”.

La responsable destac√≥, sin embargo, que la compa√Ī√≠a siempre ha defendido “una cultura en la cual aquellos que tengan puntos de vista diferentes, incluso pol√≠ticos, se sientan seguros de poder expresarlos”.

“Suposiciones hirientes”

Ari Balogh, un ingeniero ejecutivo de Google, dijo por su lado en una nota interna obtenida por la AFP que “cuestionar nuestras creencias y compartir diferentes perspectivas es una parte importante de nuestra cultura”.

“Pero, en ese proceso, no podemos permitirnos emitir suposiciones hirientes o emitir estereotipos”, agreg√≥. “Uno de los aspectos de la nota que me preocup√≥ profundamente fue el sesgo que sugiere que la mayor√≠a de mujeres, u hombres, sienten o act√ļan de una cierta manera”.

“Eso es un estereotipo y es hiriente”.

Alrededor de 69% de los empleados de Google son hombres, seg√ļn los √ļltimos datos de la compa√Ī√≠a, una proporci√≥n que sube a 80% cuando se trata de trabajos tecnol√≥gicos.

En 2016, solo 27% de los altos ejecutivos de Facebook eran mujeres. Mientras que en Apple, cerca de 30% del total de empleados son mujeres.

La controversia sexista se ha venido intensificando en la medida en que un creciente n√ļmero de mujeres han hecho p√ļblicas sus quejas de discriminaci√≥n sexista en Silicon Valley.

El jefe y fundador de Uber Travis Kalanick se vio obligado a dimitir en junio presionado por inversores que buscaban limpiar la imagen de la compa√Ī√≠a, se√Īalada bajo su gesti√≥n de pr√°cticas dudosas, con denuncias de acoso sexual y discriminaci√≥n laboral.

Ese mismo mes, el inversor Justin Caldbeck tom√≥ una licencia indefinida de la compa√Ī√≠a Binary Capital, en Silicon Valley, en medio de se√Īalamientos de que abord√≥ sexualmente a mujeres emprendedoras que buscaban financiamiento.

Unos d√≠as despu√©s, el tambi√©n inversor del sector tecnol√≥gico Dave McClure confes√≥ haber sido “un pat√°n” por “abordar a muchas mujeres en situaciones relacionadas con el trabajo, cuando era algo claramente inapropiado”.

Estos casos se han hecho p√ļblicos tres a√Īos despu√©s de que Ellen Pao se convirtiera en un s√≠mbolo del debate sobre la cultura sexista en Silicon Valley, tras demandar por discriminaci√≥n sexual a la prominente firma inversora donde trabajaba por cargos que finalmente fueron rechazados.

URL CORTA: http://rbb.cl/hm1t
Tendencias Ahora