Tecnología
Miércoles 06 noviembre de 2019 | Publicado a las 16:35
Fósiles ofrecen pistas sobre cómo los ancestros del hombre comenzaron a caminar
Por Camilo Suazo
La información es de Agence France-Presse
visitas

El descubrimiento de f√≥siles de un mono desconocido, fechado de hace m√°s de 11 millones de a√Īos, permite comprender mejor c√≥mo nuestros ancestros empezaron a caminar, seg√ļn un estudio publicado el mi√©rcoles en la revista Nature.

Si bien existe un consenso sobre el hecho de que nuestros ancestros se pusieron de pie hace entre siete y cinco millones de a√Īos, el c√≥mo sigue siendo objeto de debate en el seno de la comunidad cient√≠fica.

Algunos consideran que el cambio tuvo lugar cuando todavía vivían en los árboles, enderezándose sobre las dos piernas, mientras que otros defienden que primero empezaron a desplazarse por el suelo a cuatro patas.

El descubrimiento en Baviera (Alemania), de f√≥siles de un nuevo mono, fechado de hace 11,62 millones de a√Īos, cuyos huesos de los miembros inferiores y posteriores est√°n bien conservados, inclinan la balanza en favor de la primera teor√≠a.

“Los f√≥siles comprenden los restos de al menos cuatro individuos, con un esqueleto parcial suficientemente completo para describir, en detalle, la morfolog√≠a de los miembros y de la columna vertebral y las proporciones del cuerpo”, explican en el estudio Madelaine B√īhme, de la Universidad de T√ľbingen, y sus colegas.

Llamado “Danuvius guggenmosi”, el primate tiene unos brazos hechos para saltar entre las ramas y unos miembros posteriores morfol√≥gicamente adaptados para caminar.

Este mono ten√≠a adem√°s un dedo del pie grande, que le permit√≠a caminar sobre la planta de los pies, seg√ļn el estudio. Una caracter√≠stica que sugiere que el primate “podr√≠a haber caminado con los pies planos sobre las ramas”, explica en un comentario publicado junto al estudio Tracy Kivell, de la Universidad brit√°nica de Kent.

“Los miembros de esta especie se desplazaban de una manera hasta ahora desconocida”, seg√ļn Kivell, que ve en ello “un buen modelo de posible locomoci√≥n para los √ļltimos ancestros comunes” a los grandes monos y al hombre.

Tendencias Ahora